Usted está aquí

Mi maestro de ética y mi maestra de libertad

En la vida de Ana Mercedes Hoyos fueron tres profesores quienes por la senda de la libertad la llevaron a una interpretación única de un contexto social, político e histórico

Mayo 14, 2015

Durante la primera infancia, una profesora privada nos daba las clases de matemáticas a mis primas y a mí. Se llamaba Solita Martínez Carvajal. Era una señora mayor, llena de humanidad, que al mismo tiempo que nos ilustraba, con mucha gracia, nos hacía una comedia para finalizar cada año.

Recuerdo con cariño el Colegio Marymount de Bogotá, al cual entré a los ocho años. Era un colegio muy social, donde se enseñaban buenos modales y se impartía una excelente educación. En los últimos años, la persona que más tuvo que ver en mis pensamientos sobre la vida fue el padre Mario Revollo Bravo, ya fuera como profesor o como amigo. Siempre estuvo vinculado al Marymout. Era un ser muy inteligente, con unos principios de comportamiento y de ética que me marcaron para siempre. Además se tenía con  él una relación fácil, porque poseía  un gran sentido del humor y una enorme sencillez. Mientras estuve en el colegio no sospeché jamás   que llegaría a ser el gran cardenal de Colombia.

Ya en la Universidad de los Andes me encontré con Marta Traba, quien influyó más que nadie en mis decisiones por la fuerza de su maravillosa personalidad. Gracias en gran parte a ella, adquirí unas libertades que no me permitían en la casa.

Le agradezco al padre Revollo por haberme dado una formación tan clara y tan concreta, sin la cual el mundo de la bohemia y del arte habría sido muy difícil para una niña educada entre algodones, y a Marta, que aparte de ser un ejemplo de profundidad intelectual, fue alguien muy humano que llevaba la vida con gran libertad y con mucho respeto hacia los demás.

Marta Traba, me dio los fundamentos de mi profesión, me enseñó que un artista, además de saber pintar, necesita aprender a pensar y a relacionarse con su medio social, político e histórico. Ella que en cierto momento fue quien más influyó en las artes de Colombia y Latinoamérica, me dio un apoyo personal y artístico fundamental.

 

Ana Mercedes Hoyos

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
No hay votos aun
Estadísticas: .
Melva Inés Aristizabal Botero
Gran Maestra Premio Compartir 2003
Abro una ventana a los niños con discapacidad para que puedan iluminar su curiosidad y ver con sus propios ojos la luz de la educación que hasta ahora solo veían por reflejos.