Usted está aquí

Al que madruga dios no le ayuda

Dormir bien, buena alimentación y ejercicio periódico parecen ser las claves de una vida saludable, por tanto, los centros de desarrollo infantil deben propender por el desarrollo de los mismos.

Julio 30, 2017

Últimamente encontramos numerosos artículos referentes a lo importante que es para la salud humana dormir bien, sin embargo en el imaginario popular colombiano existe un dicho que dice que “al que madruga dios le ayuda” y no son pocos los centros de desarrollo infantil y colegios que lo aplican a la perfección, tal vez anhelando y esperando la ayuda divina, sin embargo parecen no ser conscientes de la necesidad que tienen los niños, adolescentes y adultos de dormir bien y eso significa, ente otras cosas contar con las horas necesarias para hacerlo.

La ciencia tiene certeza de los efectos que tiene en el ser humano el dormir menos horas de las que se requieren, entre estos están: menor rendimiento en el estudio y/o en el trabajo, desarrollo de un temperamento irritable o problemas afectivos y hay indicios de que existe una relación con el aumento de peso y la obesidad [1].

El sueño es esencial para la salud y el desarrollo del niño. El sueño promueve el sentirse alerta, tener buena memoria y comportarse mejor. Los niños que duermen lo suficiente funcionan mejor y son menos propensos a problemas de comportamiento e irritabilidad. Por eso es importante que los padres y las instituciones educativas ayuden a los niños y jóvenes a desarrollar buenos hábitos de dormir desde una edad temprana [2].

Según los expertos, las horas diarias que se deben dormir son las siguientes:

  • De 0 a 3 meses, entre 14 y 17 horas.
  • De 4 a 11 meses, entre 12 y 15 horas.
  • De 1 a 2 años, entre 11 y 14 horas.
  • De 6 a 13 años, entre 9 y 11 horas.
  • De 14 a 17 años, una media de 10 horas.
  • De 18 a 25 años, entre 7 y 9 horas.
  • De 26 a 64 años, una media de 8 horas.
  • Mayores de 65, entre 7 y 9 horas.

El dormir bien, la buena alimentación y el ejercicio periódico parecen ser las claves de una vida saludable, por lo que tanto los centros de desarrollo infantil como los colegios deben propender por el desarrollo de los mismos, razón por la cual se deben revisar los horarios de ingreso de maestros y estudiantes ya que en el caso de Bogotá, ver estudiantes de colegio desde las 5:15 a.m. esperando rutas escolares no es más que una infamia, que en nada contribuye a su bienestar y calidad de la educación.

 


http://revistadiners.com.co/tendencias/47572_la-revolucion-del-sueno/


http://www.sleepforkids.org/html/spsheet.html

Imagen: Designed by Freepik

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Director de Innovación Educativa de la Fundación Compartir
Promedio: 4.6 (7 votos)
Estadísticas: .
Carlos Enrique Sánchez Santamaria
Gran Maestro Premio Compartir 2011
Con el apoyo de las tecnologías logré que los estudiantes convirtieran el pasado de exclusión que vivió éste municipio lazareto en un pretexto para investigar, conocer la historia y conectarnos con el mundo.