Usted está aquí

Bibliotecólogos: factor de calidad en la educación

En cada establecimiento educativo debe haber una biblioteca atendida por un bibliotecario quien, junto con los maestros, apoye a los usuarios para que sean mejores lectores y más críticos en el manejo de la información. 

Julio 28, 2017

Son muchos los factores que inciden en la calidad de la educación que reciben los estudiantes en una institución educativa y uno de ellos muy importante pero que no siempre se tiene en cuenta es el papel del profesional de la información o bibliotecólogo, pues tiene la responsabilidad, de poner en conocimiento el manejo y buen uso de la información por parte de los usuarios que entran en las unidades de información que para este caso son las bibliotecas escolares.

 En colaboración con los maestros del colegio, un bibliotecario ha de ofrecer a los alumnos nuevas oportunidades de aprendizaje.

Hoy en día, estamos en la era de la información, llamada así porque la humanidad está ligada a las tecnologías de la información y la comunicación, así es como actualmente en el mundo hay más de 3.000 millones de usuarios de Internet y más de 7.0000 millones de líneas telefónicas móviles para atender a los cerca de 7.500.000.000 de habitantes.

Por lo que el papel que juegan dichos profesionales en los colegios es fundamental, pues en colaboración con los maestros del colegio, ha de ofrecer a los alumnos nuevas oportunidades de aprendizaje en lo que se refiere al uso plural de las fuentes de información y al acceso a la lectura como forma de entretenimiento y medio de enriquecimiento personal [1].

La Red Nacional de Bibliotecas Públicas, les define las siguientes funciones:

  • Elaborar anualmente el plan operativo (plan de actividades) de la Biblioteca de acuerdo con las necesidades de la respectiva comunidad y presentar en forma periódica los informes correspondientes.
  • Organizar la Biblioteca y los materiales teniendo en cuenta las normas establecidas por el Ministerio de Cultura, mantener relaciones interbibliotecarias e interinstitucionales.
  • Establecer y coordinar los servicios técnicos y administrativos de la Biblioteca, así como los programas de promoción de lectura.
  • Elaborar y actualizar el reglamento interno de la Biblioteca.
  • Promover la participación de los miembros de la comunidad en las actividades del servicio bibliotecario a su cargo.
  • Orientar a la comunidad en el uso de las fuentes de información y demás materiales disponibles, y promover el uso de los materiales que se incorporen.
  • Promover y organizar grupos voluntarios de apoyo a la Biblioteca tales como: clubes de lectores, sociedad de amigos de la Biblioteca, etc.
  • Organizar y desarrollar actividades de divulgación y extensión cultural.
  • Prever las necesidades de dotación tomando en cuenta las solicitudes de los usuarios.
  • Mantenerse en contacto permanente con la Red departamental de bibliotecas públicas, mediante el envío periódico de información.​

Sin embargo, no siempre se les da la importancia que merecen y se consideran profesionales de tercera categoría, así es como el Decreto 3020 de Diciembre 10 de 2002 por el cual se establecen los criterios y procedimientos para organizar las plantas de personal docente y administrativo del servicio educativo estatal que prestan las entidades territoriales, ni siquiera los menciona.

En cada establecimiento educativo debe haber una biblioteca atendida por un bibliotecario, quien junto con los maestros apoye a sus usuarios para que cada día sean mejores lectores y más críticos en el manejo de la información que se encuentra a su disposición.

 


[1] http://www.ite.educacion.es/formacion/materiales

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Abogado, con especialización en opinión pública y mercadeo político y Magíster en Educación.
Promedio: 5 (3 votos)
Estadísticas: .
Luis Fernando Burgos
Gran Maestro Premio Compartir 2001
Revivo los mitos y leyendas para invitar a los duendes a guiar procesos de investigación.