Usted está aquí

Marzo 31, 2016

Efectos de un andamiaje metacognitivo y adaptativo sobre el aprendizaje y la autorregulación en cursos de educación virtual

A pesar de las expectativas creadas, los cursos on-line en la educación universitaria muestran grandes dificultades. Un grupo de investigación ahonda en el tema.

A pesar de las expectativas creadas, y de su enorme difusión, los cursos on-line en la educación universitaria muestran grandes dificultades, indicadas por los altos niveles de deserción y los bajos niveles de aprovechamiento. Buena parte de estas dificultades se explican por el hecho de que los estudiantes universitarios muestran muy bajos niveles de autorregulación del aprendizaje, condición que resulta indispensable para el seguimiento de este tipo de cursos.

En efecto, los estudiantes, especialmente los novatos en algún tema o los más jóvenes, no logran aprovechar las posibilidades que los entornos computaciones les ofrecen por no poseer suficientes habilidades para la regulación de su propio aprendizaje (Azevedo & Cromley, 2004). En consecuencia, una línea de investigación que viene adquiriendo mucha fuerza apunta precisamente al desarrollo de propuestas de apoyo al estudiante para que éste logre la autorregulación de su aprendizaje (Devolver, et al., 2012).

Por lo general, estos apoyos se conocen como “andamiajes” (Dabbagh & Kitsantas, 2005). Su nombre proviene del concepto de andamiaje propuesto y desarrollado por el constructivismo social, el cual alude a todo aquello que hace alguien que sabe algo - un tutor –, para que alguien, que todavía no lo sabe - un aprendiz, - logre saberlo (Wood, et al., 1976). En el contexto de la vida cotidiana, el andamiaje lo construyen los padres o cuidadores del niño; en el contexto escolar, el andamiaje lo construyen los profesores o compañeros más adelantados del estudiante. En los contextos computacionales, el andamiaje ha adquirido formas y contenidos variados, con muy diversas dinámicas. De tal forma que la indagación sobre el quién, el qué, el cuándo, el cómo y el dónde de los andamiajes es una de las líneas de investigación más prolíficas de las tecnologías de la información y la comunicación aplicadas a la educación.

Para contribuir en la solución de esta dificultad, el Grupo de Estilos Cognitivos, localizado en la Universidad Pedagógica Nacional desarrolló, con el apoyo financiero de Colciencias, un proyecto de investigación en el que se diseñó un andamiaje para enseñar a los estudiantes a autorregular su aprendizaje[1]. Dentro de sus requerimientos iniciales, este andamiaje debía ser utilizado por los estudiantes durante sus cursos regulares on-line, debía funcionar sobre cualquier curso montado bajo la plataforma Moodle, y debía poder adaptarse de forma flexible a las características particulares del estilo cognitivo de cada estudiante

En su operación, el andamiaje inicia con la aplicación, on-line, de diferentes pruebas y cuestionarios para la determinación de algunas dimensiones de estilo cognitivo del estudiante, sus estilos de aprendizaje y sus niveles de autorregulación del aprendizaje. Hecho esto, el programa elabora un informe, dirigido al estudiante,  en que presenta algunos aspectos de su perfil cognitivo, recomendándole acciones que pueden resultarle especialmente útiles durante el estudio.

Concluida esta parte, el estudiante entra en el módulo de planeación del aprendizaje. En este módulo, el curso es presentado y el estudiante es guiado, a través de una serie de cuestionarios, para que tome conciencia acerca de sus experiencias previas con la temática, a fin de que pueda definir una meta para el curso. La meta se define de acuerdo con el nivel de dominio que se pretende alcanzar sobre los contenidos del curso, y puede ser de tres niveles: 1) superficial-informativo, 2) intermedio y 3) profundo.

Una vez queda definida la meta de aprendizaje, el software guía al estudiante en la definición de las estrategias y recursos necesarios para el logro de esta meta. Es esta parte el estudiante planea los lugares, los tiempos y horarios y las condiciones en que llevará a cabo sus sesiones de estudio; se incluyen aquí las definiciones de si el estudiante estudiara solo o acompañado, de día o de noche, y la intensidad y frecuencia del trabajo, entre otros.

Una vez ha concluido la planeación del aprendizaje, se inicia el monitoreo a la ejecución de este plan. Durante esta fase, el andamiaje facilita el proceso a través de “activadores cognitivos” seleccionados de acuerdo con las características del estilo cognitivo del estudiante. En esta fase, las actividades de evaluación formal y autoevaluación darán lugar a que el estudiante, si así lo prefiere, ajuste la planeación del aprendizaje en metas, estrategias y recursos, de acuerdo con los resultados parciales del proceso.

Una vez se concluye cualquier evaluación externa, parcial o total, el andamiaje dará paso al módulo de autorreflexión, en el cual los resultados, los recursos y las estrategias seguidas serán examinados a fin de que el estudiante pueda construir información metacognitiva que le resulte útil en lo que sigue.

El andamiaje así descrito fue examinado en dos cursos de maestría y doctorado: el primero, llamado “introducción a los estilos cognitivos”, que incluye información básicamente teórica y declarativa; el segundo, llamado “estadística y procesamiento de datos en la investigación educativa”, que hace un énfasis en conocimiento procedimental. La mitad de los estudiantes de cada curso, seleccionados aleatoriamente, hicieron el curso virtual con el andamiaje y la otra mitad lo hicieron sin el. Se examinaron 1) los niveles de logro de aprendizaje, indicados por las notas obtenidas en el curso; 2) algunos indicadores de motivación frente al aprendizaje; 3) el uso de estrategias de aprendizaje; y 4) algunos indicadores directos de comportamiento del estudiante en la plataforma, tales como el tiempo total en la plataforma durante el desarrollo del curso, o una medida de puntualidad en las entregas requeridas, por ejemplo.

Los resultados mostraron algunos efectos significativos de interés. Específicamente, se detectó un efecto positivo y significativo del uso del andamiaje sobre el logro de aprendizaje. De igual forma, es observable una asociación entre el estilo cognitivo y el logro de aprendizaje. Por su parte, el andamiaje no muestra efectos sobre los aspectos motivacionales y de estrategias cognitivas. Ya en relación con los indicadores de comportamiento directamente recogidos desde la plataforma, se observa una efecto significativo del andamiaje sobre el número total de entradas al curso durante el semestre.

En general, puede concluirse un efecto positivo y significativo del uso del andamiaje sobre el logro de aprendizaje, y muy especialmente en sujetos de cierto estilo cognitivo, conocido como de “independencia de campo”. Los efectos del uso del andamiaje sobre la autorregulación del aprendizaje parecen ser mas discretos, y solo ser observables por registros de comportamiento en el uso de la plataforma. Parte de los problemas parecen estar relacionados con la selección de la muestra, que por tener altos niveles educativos tenían también altos niveles de autorregulación del aprendizaje.

En síntesis, la vía explorada en este proyecto es prometedora. Si bien el dispositivo específico que se diseñó aún no muestra todos los efectos esperados, parece claro que algunas las estrategias incluidas en el pueden tener un impacto importante en el aprendizaje y en el aprovechamiento de cursos virtuales a través del desarrollo de la autorregulación del aprendizaje por parte de los estudiantes. En la actualidad, el grupo se encuentra examinando, en estudiantes universitarios de pregrado, los efectos específicos de la primera parte del andamiaje, que parece mostrar un alto impacto motivacional en los estudiantes.

Autores:

Christian Hederich-Martínez, Ángela Camargo-Uribe, Omar López-Vargas y Lida Rincón-Camacho

Referencias:

Azevedo, R., & Cromley, J. G. (2004). Does training on self-regulated learning facilitate students' learning with hypermedia? Journal of Educational Psychology, 96(3), 523-535

Devolder, A., van Braak J. & Tondeur, J. (2012). Supporting self-regulated learning in computer-based learning environments: systematic review of effects of scaffolding in the domain of science education. Journal of Computer Assisted Learning, 28, 557–573.

Dabbagh, N. & Kitsantas, A. (2005). Using web-based pedagogical tools as scaffolds for self-regulated learning. Instructional Science, v33, n5-6, pp. 513-540

Wood, D., Bruner, J.S. & Ross, G. (1976). The role of tutoring and problem solving. Journal of Child Psychology and Psychiatry. Vol. 17, pp. 89-100.

[1] Contrato 428-2011. Código de Proyecto: 1108-521-28309

Escrito por
Alianza Compartir - Grupo de estilos cognitivos
Promedio: 4.5 (8 votos)
Estadísticas: .