Usted está aquí

Efectos del Premio Compartir al Maestro en la calidad educativa

El Premio Compartir al Maestro ha sido objeto de diversas evaluaciones rigurosas que buscan demostrar su impacto en la calidad de la educación del país. Estos estudios, adelantados por la Universidad de Los Andes, también nos acercan a la comprensión del quehacer docente.

Mayo 25, 2015

El Premio Compartir al Maestro, nació con tres objetivos claros: contribuir  a la valoración social de los docentes para devolverles el protagonismo que tenían hace unas décadas,  propender por su formación pues a mejores profesores, mejores alumnos, y reconocer la labor de  los mejores maestros del país para que sus experiencias sirvan de ejemplo a otros.

La Fundación Compartir también espera que el Premio tenga efectos sobre las prácticas pedagógicas de los maestros premiados, que se generen impactos sobre la calidad de la educación y el aprendizaje de los alumnos en las distintas áreas, y que se manifieste la influencia de esos maestros sobre sus colegas, la Institución Educativa (IE) y la comunidad. La magnitud de estos efectos se ha venido precisando en las distintas evaluaciones formuladas y estos son sus principales resultados.

En 2002 se adelantó el primer estudio que rastreó a través de entrevistas a profesores, tres áreas de influencia del Premio en la educación del país:

  • en las concepciones de los maestros acerca de la educación en el país y su papel social e individual como profesionales de la docencia.
  • en la calidad de la educación en general a través de la acción de los maestros galardonados.
  • en la calidad de los proyectos de los maestros participantes.

Los maestros entrevistados en aquella ocasión señalaron la importancia de la función social de quien educa, al asociar su labor con el trabajo por los demás y al reconocer la posibilidad que tienen desde la escuela, de trabajar con sus alumnos en el logro de objetivos que interesan a sus comunidades.

Asimismo el Premio asoma ante estos maestros como estímulo a su dedicación y como una forma de alcanzar el reconocimiento social que requieren. En cuanto al efecto de mejorar el nivel de la educación, reconocen el rigor del Premio al ubicar y difundir las buenas prácticas ganadoras, manifiestan avances y aprendizajes a nivel pedagógico por las oportunidades de autoevaluación y evaluación de expertos que ofrece, e inclusive reportan mejoras en las relaciones maestro – alumnos, asociadas al galardón.

Siete años más tarde, en 2009, se realizó un segundo estudio que analizó el impacto en la vida de los galardonados y de sus comunidades, y en la percepción que tienen los docentes y otros grupos de interés sobre el Premio. Los resultados mostraron en esta oportunidad que el PCM tiene un alto prestigio, gran sintonía entre los objetivos formulados y la percepción que tienen los entrevistados sobre lo que éste persigue, y un impacto muy positivo entre la comunidad educativa debido a su éxito en destacar la importancia de la educación, así como en su contribución en aumentar la autoestima de los profesores, mejorar la percepción de la docencia como una actividad profesional y propiciar una reflexión sobre la práctica docente de los maestros. Este último aspecto, el método sistemático y reflexivo del maestro, principal criterio de evaluación del Premio, no obstante, mostró diferencias entre los docentes encuestados, para algunos fue considerado como el aspecto menos relevante.

Por último, en 2014 se adelantó un tercer estudio que indagó sobre el impacto del Premio en el maestro, la Institución Educativa, los colegas, estudiantes, comunidad y determinó la continuidad de las propuestas. Los resultados revelan múltiples efectos positivos de participar en el PCM. Satisfacción personal por el logro de los objetivos que se habían fijado, el reconocimiento familiar y laboral; nuevas ofertas laborales con mejores condiciones que mejoraron su calidad de vida; la posibilidad de sistematizar la práctica educativa, ser rigurosos y tomar registros sistemáticos de su quehacer docente para establecer logros y definir necesidades; oportunidad de compartir experiencia con otros educadores y personas a nivel nacional e internacional; consideran el Premio un llamado de atención a la necesidad de trabajar por una educación de calidad, de visibilizar la labor docente y dignificarla, cambiar la imagen de lo que significa ser docente como intelectual y profesional de la educación; ser galardonado en el PCM motiva a los docentes a continuar con sus estudios de formación por motivación personal y presión social; el reconocimiento externo y el estatus de la Institución Educativa cambia por la presencia de un maestro galardonado y se agudiza cuando se observan cambios en el desempeño de los estudiantes en las pruebas de estado.

Los resultados de estos tres estudios han servido para demostrar que los maestros siguen viendo el Premio como un estímulo a su dedicación y un gran esfuerzo por la dignificación de la profesión, que mejora la calidad de la educación y éste es quizás el mayor impacto positivo del PCM, lo revelan los puntajes de los estudiantes en las pruebas SABER 11 cuyo efecto se presenta de manera creciente en el tiempo, es decir, en la medida en que aumentan los años desde que se postuló el maestro, los puntajes de los estudiantes en la prueba SABER 11 también aumentan; y por último, el hecho de que el Premio proporciona a los maestros oportunidades de evaluación, reflexión y sistematización, condición muy escasa en el ámbito docente.

Para conocer el estudio desarrollado en 2002 ingresa a Estudio sobre las motivaciones de los docentes, incentivos al mejoramiento y Premio Compartir al Maestro; la investigación desarrollada en 2009 se encuentra en el siguiente vínculo Evaluación de impacto del Premio Compartir al Maestro, y para acceder al último estudio adelantado en 2014, ingresa a Evaluación de impacto del Premio Compartir al Maestro

Escrito por
Licenciada en Educación, Magíster en Investigación Educativa
Promedio: 4.5 (2 votos)
Estadísticas: .
Carlos Enrique Sánchez Santamaria
Gran Maestro Premio Compartir 2011
Con el apoyo de las tecnologías logré que los estudiantes convirtieran el pasado de exclusión que vivió éste municipio lazareto en un pretexto para investigar, conocer la historia y conectarnos con el mundo.