Usted está aquí

El futuro de las profesiones en América Latina

El reciente informe de la OIT destaca las transformaciones aceleradas en el mundo del trabajo y la necesidad de tomar medidas en la formación profesional.

Septiembre 16, 2017

El futuro de la formación en América Latina y el Caribe: diagnóstico y lineamientos para su fortalecimiento, es un interesante documento que permite anticipar los cambios que se vienen en los empleos del Siglo XXI que afectarán a aquellos que buscan trabajo y a las empresas que los ofrecerán.

Puesto que se trata de habilidades y competencias de base más compleja (técnica, digital, socioemocional), plantea retos a los sistemas educativos y de formación profesional no solo a estar actualizados sino a anticipar los nuevos requerimientos, y a ofrecer educación durante toda la vida.

Asegura el Director Regional de la OIT, José Manuel Salazar-Xirinachs que “en el lapso de una generación, seremos testigos de la obsolescencia masiva de muchas de las habilidades tradicionales debido a la digitalización, la robotización y la inteligencia artificial, entre otros fenómenos, así como a la emergencia de nuevos requerimientos de habilidades y competencias”.

Menciona el informe que la formación profesional en la región requiere, “una mirada de largo plazo y de futuro, basada en las realidades del presente, sobre el mundo de la formación y su relación con los retos del desarrollo productivo y el empleo en la región, en momentos en que la evolución de los sistemas de enseñanza promete renovar la forma en que se aprende y las nuevas tecnologías cambian la forma en que se trabaja”.

“En el lapso de una generación, seremos testigos de la obsolescencia masiva de muchas de las habilidades tradicionales debido a la digitalización, la robotización y la inteligencia artificial, entre otros fenómenos, así como a la emergencia de nuevos requerimientos de habilidades y competencias”.

El documento enseña diez lineamientos para la promoción y el fortalecimiento de los sistemas de formación para el trabajo y para la vida:

  1. Promover la alineación con las políticas de desarrollo productivo y con los cambios tecnológicos.
  2. Construir sobre la base del diálogo social.
  3. Asegurar la existencia de un marco regulatorio que cubra los aspectos medulares para un sistema integrado de formación profesional.
  4. Garantizar un financiamiento suficiente, permanente y avalado por Ley.
  5. Promover la formación a lo largo de la vida y la articulación entre la educación formal y la formación profesional.
  6. Impulsar el aprendizaje de calidad.
  7. Avanzar en la calidad y pertinencia de la formación a través de la mejora institucional continua, el desarrollo de conocimientos y la generación de información relevante.
  8. Utilizar las metodologías y enfoques pedagógicos más eficaces, con base en la evidencia, y mejorarlos continuamente, con base en la experimentación y la evaluación.
  9. Promover la igualdad de oportunidades y la inclusión social.
  10. Articular con los servicios de empleo, de orientación vocacional y con las políticas activas de mercado de trabajo.

Concluye el informe “los recursos humanos son un ingrediente indispensable y central para el logro de un crecimiento sostenido, inclusivo y sostenible con empleo pleno y productivo y trabajo decente para todos”.

Aquí puede acceder al texto.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Licenciada en Educación, Magíster en Investigación Educativa
No hay votos aun
Estadísticas: .
Irma María Arévalo González