Usted está aquí

Ken Robinson: la importancia de cometer errores

Mundialmente conocido por sus planteamientos sobre innovación, educación y creatividad, esta charla TED sobre “las escuelas matan la creatividad” suma más de 45 millones de visitas.

Julio 4, 2017

K. Robinson está catalogado como uno de los pensadores más importantes del mundo en innovación y creatividad; por esta razón cuando sube a un escenario o responde una entrevista, sus agudas afirmaciones sobre educación y talento cobran el mayor interés de todos.

En una reciente visita a la Argentina se refirió a aquellos aspectos  en los que los humanos aún nos podemos diferenciar de los robots. Destaca “la creatividad y la innovación, la capacidad de ser adaptables y flexibles, de prestar atención a nuevas ideas y, por supuesto, habilidades blandas para socializar, como la empatía y la capacidad emocional de conectarse con otros”.  No se trata entonces de que vayamos a ser reemplazados por los robots sino de entender aquello en lo que somos buenos como humanos, y esto tiene consecuencias en la educación.

Refiere una experiencia de trabajo que tuvo con un premio Nobel de Química a quien le preguntó “cuántos de sus experimentos habían fallado” a lo que él le respondió: “el 90%”.

Asegura Robinson que en sus conversaciones con empresarios y empleadores lo que realmente les importa a la hora de captar recursos humanos es quién es la persona  y qué puede hacer. Ya no les interesa tanto, si tiene o no un título porque al parecer mucho de lo que hoy necesitan en las empresas, no lo enseñan en las universidades. De esta manera recomienda Robinson que “el mayor trabajo que hay que hacer es con los gerentes y líderes de las empresas e instituciones para que entiendan el rol vital de la creatividad y el costo de penalizar a las personas por tener buenas ideas porque ellas dejarán de traerlas. Creatividad e innovación dependen de poder cometer errores”.

Refiere una experiencia de trabajo que tuvo con un premio Nobel de Química a quien le preguntó “cuántos de sus experimentos habían fallado” a lo que él le respondió: “el 90%”.

Afirma Robinson que “si las empresas e instituciones no pueden lidiar con el riesgo está bien, pero entonces que no esperen nada original”.

“No significa que el líder debe tener todas las ideas, sino la apertura para que todos puedan aportar ideas que usualmente vienen de un grupo de personas trabajando, colaborando, gente diversa, distinta. En cualquier lado de la organización puede haber creatividad dado que todo campo que involucre la inteligencia humana puede ser creativo”.

Y finaliza con la siguiente reflexión: “El reto es encontrar talento creativo por lo que la persona es, no por cómo luce ni por el rol que tiene”.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Licenciada en Educación, Magíster en Investigación Educativa
No hay votos aun
Estadísticas: .
Irma María Arévalo González
Gran Maestro Premio Compartir 2002
Ofrezco a cada uno de los alumnos un lápiz mágico y los invito a escribir su propia historia enmarcada en los cuentos y leyendas de su cultura indígena.