Usted está aquí

Los 50 mejores colegios del mundo

Un investigador español le dio la vuelta al mundo buscando los proyectos educativos más innovadores para evidenciar cuánto y cómo la educación está cambiando.

Marzo 30, 2016

Alfredo Hernando es un psicólogo apasionado por la educación y por los viajes; en sus últimos desplazamientos no visitó museos, iglesias y plazas, sino colegios innovadores.

Los llama Escuelas21 y están recopilados en un libro recién editado con la Fundación Telefónica: Viaje a la escuela del siglo XXI. Así trabajan los colegios más innovadores del mundo. Un manual que busca “ayudar a que todos los alumnos tengan éxito”, dice el autor.

En su libro recoge tres experiencias colombianas: la de Escuela Nueva como un ejemplo de  aprendizaje cooperativo  y un modelo que define una forma de estar en el aula que se caracteriza por la organización en círculos de aprendizaje, la generación de roles y la creación de secuencias didácticas que implican la participación activa y autónoma de los alumnos. El Colegio Rochester de Bogotá (referente internacional en la aplicación de la teoría psicológica de William Glasser) por su modelo de escuela ecológica que se refleja en el diseño estructural con salones y pasillos circulares que fortalecen las decisiones en comunidad y el aprendizaje cooperativo en todo momento en sus aulas. Por último, reseña la experiencia de las escuelas de la Alianza Educativa (asociación de los colegios privados San Carlos, Nueva Granada y Los Nogales, con el apoyo de la Universidad de los Andes, que participa en la concesión de varias escuelas localizadas en las zonas más pobres de Bogotá), como un proyecto que demuestra que con cambios cualitativos en las metodologías de enseñanza, es posible lograr calidad e innovación en los aprendizajes.

El libro cierra con dos experiencias en las que gran parte del aprendizaje ya ocurre en dimensiones virtuales, “con herramientas que median en la lectura, en la creación o en la relación con las personas”.

El  libro recoge tres experiencias colombianas, Escuela Nueva como un ejemplo de  aprendizaje cooperativo, el Colegio Rochester de Bogotá por su modelo de escuela ecológica y las escuelas de la Alianza Educativa como un proyecto que demuestra que con cambios cualitativos en las metodologías de enseñanza, es posible lograr calidad e innovación en los aprendizajes.

Una de estas se encuentra en Finlandia, en la ciudad de Espoo, al noroeste de Helsinki. La otra en Corea del Sur, el país con los mejores resultados académicos del mundo.

Una y otra implementan programas de aprendizaje personalizado gracias al modelo digital de creación de contenidos propios que facilita a los profesores desarrollar estrategias de blended learning integradas con proyectos en los que participan profesionales del mundo laboral y vinculan estrategias creativas del design thinking favoreciendo que los estudiantes se conviertan en  aprendices y emprendedores reales.

Estos modelos ofrecen una mayor autonomía a los alumnos en la elección de espacio y tiempos, concretan a diario sus planes de trabajo con los profesores, participan en las decisiones organizativas y de gestión escolar y los proyectos que emprenden con frecuencia buscan que estén relacionados con su entorno local, pero pensando en un impacto global.

Ante la pregunta: ¿Es fácil cambiar una escuela?, Hernando considera que sí. En sus visitas encontró enormes ganas e interés de hacer cosas, de incorporar experiencias que demuestran éxito con los estudiantes, y la convicción de muchos maestros y rectores de que se necesita otra escuela.   

Escrito por
Licenciada en Educación, Magíster en Investigación Educativa
Promedio: 3 (5 votos)
Estadísticas: .
Luis Fernando Burgos
Gran Maestro Premio Compartir 2001
Revivo los mitos y leyendas para invitar a los duendes a guiar procesos de investigación.