Usted está aquí

¿Qué es el aprendizaje basado en fenómenos?

Una nueva modalidad de enseñanza invade las aulas de Finlandia y plantea un modelo desde la perspectiva del estudiante.

Enero 23, 2016

Phenomenon-based learning o aprendizaje basado en fenómenos, una modalidad de enseñanza que fue introducida recientemente en Finlandia. En este nuevo esquema, no existen reglas estrictas y en cambio, se busca promover la creatividad e imaginación de los estudiantes a través del estudio de situaciones de la vida real que ellos mismos han seleccionado.

Los estudiantes utilizan el salón de clases para observar, analizar y recopilar información sobre un tema de la vida real relacionado con cualquier tema que sea de su interés: economía, medio ambiente, tecnología, ciencia, entre otros. Luego de escoger el tema, el estudiante debe investigar y profundizar sobre el mismo y añadir además su interpretación de los hechos. La gran diferencia de este método radica que en lugar de enfocarse en materias convencionales como matemáticas o geografía, el aprendizaje gira en torno a sucesos de actualidad extraídos del mundo real.

El papel de los docentes es también distinto al del formato habitual de clases: son más asesores y orientadores. Los alumnos tienen entonces un rol más activo, ya que son ellos quienes proponen cómo abordar el tema y los profesores brindan retroalimentación con base en las ideas que cada pupilo desarrolla. Asimismo, durante el desarrollo de estos proyectos se eligen diferentes formatos para presentarlos: una presentación, un ensayo, un video, animación, o cualquier otro que se considere apropiado, sugerido por el docente o por el mismo alumno.

La tecnología tiene ocupa un lugar importante en el aprendizaje basado en fenómenos, ya que es usada como medio para obtener información y para presentar los resultados finales de la investigación realizada por cada persona o equipo. Si se realizan trabajos en equipo, se busca enfatizar en el respeto por la diferencia y en el aprendizaje interdisciplinar que busca aprovechar las distintas cualidades de cada niño: unos pueden ser mejores con los números, mientras que otros son mejores dibujando o escribiendo; juntos como equipo, lograrán un mejor resultado.

Por último, esta metodología tiene una aproximación que busca desarrollar habilidades importantes para el futuro como la comunicación, colaboración, creatividad, pensamiento crítico, comprensión de lectura y crear una visión global del entorno desde temprana edad. Aunque a la hora de enfrentarse a evaluaciones estandarizadas convencionales puede que haya inconvenientes, sin duda el phenomenon-based learning brinda unas bases esenciales para las nuevas generaciones.

Para más información, visite los siguientes enlaces:

www.phenomenaleducation.info
www.noodle.com/articles
www.youtube.com

Escrito por
Columnista
Promedio: 3.8 (4 votos)
Estadísticas: .
Aurora Garay
Rectora Ilustre 2016
Solo cuando nos arriesgamos a comunicar nuestra experiencia y a socializar nuestros saberes estamos visibilizando el universo de dificultades, logros y riquezas que se gestan en nuestra realidad