Usted está aquí

Tipos de bilingüismo

Según el momento en que se aprenda un idioma, el bilingüismo tiene tres clasificaciones distintas.

Enero 12, 2016

Una persona bilingüe es aquella que habla, escribe, lee y escucha dos lenguas de una manera casi perfecta. Hoy en día, ser bilingüe es una característica sumamente apreciada en el mundo profesional, por lo que no es de extrañarse que la educación tienda hacia promover el aprendizaje de un segundo idioma desde temprana edad.

Es importante entender qué significa saber un lenguaje. A la hora de aprender un idioma, existe una parte activa que consiste en hablar y escribir y otra pasiva, que abarca escuchar y leer.

En Palabra Maestra, hemos explorado previamente algunos beneficios de aprender otro idioma. Y sabemos que además de mejorar las habilidades comunicativas en otros contextos, ser bilingüe ayuda a mejorar las habilidades cognitivas del cerebro, retrasar la aparición del Alzheimer y entender mucho mejor el funcionamiento de su primer idioma. Pero, la forma como se adquiere este segundo idioma genera unas características especiales en el bilingüismo y existe una breve clasificación para ello.

En primer lugar, es importante entender qué significa saber un lenguaje. Conocer un idioma implica la existencia de una parte activa, que consiste en hablar y escribir, y otra pasiva, que abarca escuchar y leer. Una persona bilingüe, comprende dos idiomas a cabalidad en todos las partes, tanto activas como pasivas. Sin embargo, estas habilidades se van desarrollando en distintas proporciones en muchos de los bilingües hasta que alcanzan un punto de equilibrio. Un bilingüe avanzado puede usar dichas habilidades en ambos lenguajes de un modo proporcionado y avanzado.

Ahora, la variación del bilingüismo (o inclusive el aprendizaje de 3 o más idiomas) se da en el momento de la vida en que se adquieren los idiomas, es decir, según la edad. De acuerdo a este momento, se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • Bilingüe compuesto: El aprendizaje del idioma se da a temprana edad, hasta antes de los 12 años. Desde pequeño, el niño comienza a asimilar los dos idiomas a la vez, a medida que empieza a aprender a hablar y a comunicarse en general. En este caso se desarrollan dos códigos lingüísticos de manera simultánea, pero el niño no distingue en realidad un lenguaje del otro. Ambos son hablados de manera indiferente. Este caso se ve por ejemplo en hogares donde el padre y la madre hablan en dos idiomas con su hijo, eventualmente, el niño asimila ambos códigos y termina teniendo dos lenguas nativas.
  • Bilingüe coordinado: Al igual que el bilingüe compuesto, el bilingüe coordinado también se da a temprana edad hasta poco antes de la adolescencia. En este caso, el niño tiene dos conjuntos de palabras paralelos pero distingue cada uno de los códigos: para cada elemento existe una denominación en dos idiomas. Este caso se ve por ejemplo en hogares donde el padre habla un idioma y la madre habla otro: el niño asimila ambos códigos de habla a medida que va creciendo pero con una clara diferenciación. Aquí, la diferencia entre un idioma y otro es totalmente clara para el niño.
  • Bilingüe subordinado: a partir de los 12 años (o inclusive un poco más tarde según algunos expertos), el aprendizaje de un idioma secundario ocurre totalmente filtrado por la lengua nativa de una persona. En este caso existe una clara diferenciación de un primer idioma y para el segundo idioma, probablemente exista un acento derivado de la forma de hablar y percibir el mundo heredada de la lengua nativa. Cabe anotar que, aunque este aprendizaje se da más adelante, todos los bilingües pueden aprender un idioma de manera fluida sin importar en qué momento lo hagan.

Fuente de la información

https://www.youtube.com/watch?v=MMmOLN5zBLY

http://thebrain.mcgill.ca/flash/capsules/outil_bleu20.html

http://www.definicionabc.com/comunicacion/bilingue.php

Escrito por
Columnista
Promedio: 3 (6 votos)
Estadísticas: .
Carlos Enrique Sánchez Santamaria
Gran Maestro Premio Compartir 2011
Con el apoyo de las tecnologías logré que los estudiantes convirtieran el pasado de exclusión que vivió éste municipio lazareto en un pretexto para investigar, conocer la historia y conectarnos con el mundo.