Usted está aquí

¿Cuál es el origen del whisky?

Mientras para algunos el whisky puede ser una semilla de la creación, para las grandes industrias es un negocio bastante rentable.

Abril 29, 2022

A través de los años, el whisky ha sido celebrado en la música, las pinturas artísticas y la literatura a nivel mundial. De acuerdo con investigadores, esta bebida nació en algún momento antes del siglo XV. Sin embargo, lo que sí podemos afirmar es que el arte de su producción comenzó como una bebida para calentar la garganta y el cuerpo, y en sus inicios, fue disfrutado por aldeanos y campesinos de las islas británicas, siendo más usado en temporada de invierno, por aquello de “entrar en calor”. Desde Compartir Palabra Maestra revisamos diferentes portales para escribir este artículo y al final nos decantamos por una Fuente: web mejorwhisky.top. Hoy ahondaremos en la historia de esta bebida.

Si queremos ser específicos en fechas, podemos decir que es en 1494 cuando se tiene el primer registro histórico del whisky, teniendo como origen Escocia. Hecho por monjes, quienes lo elaboraban con propósitos medicinales, en esos tiempos a esta bebida se le conocía como aqua vitae o agua de vida. No obstante, el término correcto era uisge beatha, que más tarde, a mediaddos del s. XVIII, se transformó a usky dando como resultado el término en whisky.

Producción: de lo científico a lo artístico

Mientras para algunos el whisky puede ser una semilla de la creación, para las grandes industrias es un negocio bastante rentable. Los métodos de producción, antiguamente derivados de la magia, son ahora cada vez más desplazados por la tecnología inspirada por la ciencia y, claro, la rentabilidad.

El proceso de destilación, la obtención de los aromas y sabores, fue cambiando por medio de generaciones, por lo que es casi imposible conocer la fórmula original hoy en día. En la actualidad, las destilerías de esta bebida utilizan diferentes métodos en la fabricación para exaltar ciertos aromas y sabores, lo que permite otorgar identidad y carácter.

Ahora, conozcamos un poco más a fondo sobre el proceso de fabricación, el mismo que se emplea actualmente. Es necesario hacer hincapié que cada destilería se caracteriza por su blend, sin embargo, el desarrollo de producción habitualmente es el mismo.

Obtención de malta: es importante obtener una cebada de la mejor calidad, por lo que es sometida a pruebas como la cantidad de humedad contenida en el grano y su vigor de germinado. Posteriormente, los granos se humedecen en agua y se esparcen en lo que se conoce como malting floors, en el cual se espera su germinado. Al transcurso de seis o siete días, el grano de cebada, ahora llamado “malta verde”, es llevado al horno para secarse.

En este proceso, la temperatura es controlada, lo que evita que las enzimas sean destruidas (aproximadamente 70 °C). Para el proceso, es elemental un ingrediente que se añade al horno, el cual ha de dotar al whisky de un distintivo sabor escocés llamado peat. Este ingrediente es un conglomerado milenario de plantas en descomposición, cuyos componentes se encuentran 23% en territorio escocés.

Luego, sigue el proceso de macerado, fermentación, forma de la olla y destilación. Una vez concluida esta etapa, se obtiene lo más puro de la destilación, la cual será confinada al spirit receiver, en el cual, el ahora llamado spirit, será examinado por un stillman de gran experiencia. Esta persona tiene la capacidad de determinar y dictaminar el tipo de destilado, el mismo que será revisado por la Custom & Excise de Escocia para establecer el impuesto y Denominación de Origen.

Una vez completado este proceso, el spirit, cuyo aspecto es de un líquido transparente, posee ahora un 63% de alcohol por volumen, es almacenado en barricas de roble, lugares en los cuales se ha almacenado o madurado whisky escocés.

Si bien su consumo se relaciona a un gremio de gran poder adquisitivo, sus orígenes gozan de un valor más simple y lleno de tradición y pueblo.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Comunicador social y periodista.
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Hoguer Alfredo Cruz Bueno
Gran Maestro Premio Compartir 2009
Logré vincular el aula y la comunidad rural a través de expediciones que marchaban tras la huella de la cultura local en tertulias de lectura que se convirtieron en lugares de encuentro entre los padres, los hijos, los textos y la escuela.