Usted está aquí

7. Impacto de la presentación en el premio

 Edgardo Ulises Romero Rodríguez cuenta cómo su participación en el Premio Compartir contribuyó a su crecimiento personal y profesional. 

Julio 25, 2017

Tabla de contenido

  1. La historia oral para la enseñanza de las ciencias sociales (Perfil y Trayectoria del docente Edgardo Ulises Romero Rodríguez)
  2. Contexto
  3. Aprendizajes de los estudiantes
  4. Propuesta didáctica
  5. Profundización
  6. La voz del profesor y otras voces
  7. Impacto de la presentación en el Premio Compartir
  8. La práctica del docente hoy

 

La pregunta por el impacto que la presentación en el Premio Compartir ha tenido en mi vida es muy importante, yo siento que el Premio Compartir cambió mi vida de muchas maneras. A nivel profesional, como docente, siento que desde el año 2005, en que me presenté, en adelante la Fundación Compartir constantemente me ha hecho invitaciones para participar en eventos como embajador del Premio y eso me llevó a conocer otros contextos, otras realidades y otros docentes. Es decir, a partir de allí he tenido la oportunidad de llevar mi propuesta a otros lugares para que otros docentes se motivaran a seguir escribiendo y eso ha sido de gran provecho y de gran aprendizaje para mí. Por otro lado, la organización que me capacitó en Alemania, que se llamaba en ese momento inWent y ahora se llama GZ, me invitó a trabajar con ellos. Primero, para formular un curso mixto (virtual y presencial) sobre memoria histórica, estuve participando en el montaje de este curso en Lima, Perú. Luego, me invitaron a que fuera tutor virtual de este curso, cargo que asumí dos años seguidos. Posteriormente, la misma organización me invitó para participar en un curso virtual sobre educación para la paz, con participantes de varios países, en el cual también estuvo la Universidad Javeriana. La presentación en el Premio me fue abriendo todos estos espacios. Adicionalmente, el Ministerio de Educación Nacional, gracias al Premio Compartir, se enteró de mi propuesta y me abrió otros espacios. Me han invitado a foros educativos nacionales, uno en el año 2015 y otro en el 2010 y, en el año 2008, a un encuentro de escuelas solidarias de Mercosur, en Argentina, allí tuve la experiencia de intercambiar saberes con docentes de varios países y conocer chicos de otros lugares de Suramérica.

Como ven, estos 11 años han sido muy intensos y gratificantes en cuanto a invitaciones a eventos y a seguir aprendiendo. Eso me ha llevado a que a nivel profesional me sienta cada vez más comprometido con lo que hago, preparándome más. Por esto pensé en seguir capacitándome y me metí a hacer a maestría en la misma línea: construcción de paz y conflicto social.

A nivel de mis colegas y de la institución, el hecho de que yo me presentara motivó a otra colega, Dilia Mejía, a presentarse. Ella fue maestra ilustre en el año 2014 y el año pasado fue nombrada la mejor maestra de Colombia por el Ministerio de Educación Nacional con una propuesta de la misma línea: la didáctica del conflicto en el aula. Esto está muy relacionado, es el mismo enfoque de educación para la paz. También está el caso del profesor Hermer Guardo que trabaja la mediación.

Como se evidencia, hay como una línea de otros compañeros que han seguido trabajando y han continuado con sus propuestas. Es posible que algunos aún no hayan presentado sus propuestas, pero nosotros los acompañamos y los animamos a que las mejoren. Se puede decir que la presentación en el Premio ha abierto los espacios y esto ha generado que se haya mejorado la calidad de la educación en la institución, la cual tiene los mejores puntajes en las Pruebas Saber 11º del municipio y del departamento de Bolívar.

En conclusión, mi presentación al Premio permitió la vinculación a una serie de espacios académicos y de logros que partieron de haber logrado ser catalogado como Maestro Ilustre. Sin embargo, más que un logro personal, lo veo como un logro colectivo del grupo de la institución.

 

Escrito por
No hay votos aun
Estadísticas: .
Rubén Darío Cárdenas
Gran Rector 2016
La escuela no puede seguir siendo un espacio cerrado: hay que abrir las puertas de las aulas y de la institución para que lleguen otros saberes. Esto sólo lo permite el tejer puentes