Usted está aquí

Educación, una solución próxima para el posconflicto

La formación ayuda a gestionar, transformar conflictos y aportar a procesos para la reconciliación, pilares claves para encontrar un país en paz.

Noviembre 20, 2015

Con la meta clara de analizar elementos transformadores, idóneas de marcar los cambios necesarios que permitan la transformación necesaria desde el entorno político, económico, social y cultural en la población, se reunieron expertos en educación para plantear soluciones y oportunidades para el posible posconflicto que se daría en Colombia.

Durante el encuentro, se visibilizaron los aprendizajes y buenas prácticas que desde los territorios se han adquirido para la promoción de la convivencia pacífica. Además de esto, se mostró cómo la formación, con sus diferentes actores, gestiona y transforma conflictos, ejerce derechos humanos con énfasis en prevención de violencias y aporta a procesos para la reconciliación.

El Foro Educación para la Paz contó la participación de Alejandra Corchuelo, directora de Desarrollo Social del Departamento Nacional; Guillermo Rivera, de la Consejería Presidencial para los DDHH; Ángela Henao, viceministra encargada de Educación preescolar, básica y media del Ministerio de Educación Nacional, MEN; y Viviana Limpias, representante Adjunta de UNICEF y representante de la Secretaría Técnica de la Alianza Educación para la Construcción de Culturas de Paz. (Lea: ¿Cuál es la importancia de la educación en el posconflicto?)

Desde hace 15 años surgió en el país la Alianza Educación para la Construcción de Culturas de Paz, como una iniciativa que reúne 21 organizaciones diversas, autónomas y unidas con el propósito de contribuir a la construcción de estas culturas por medio de la educación, como elemento transformador mediante el cual se vienen fortaleciendo experiencias locales de paz en los departamentos de Putumayo y Cauca, donde el compromiso de la comunidad ha generado 6 experiencias que se convierten en ejemplo para el resto del país.

Desde el trabajo que promueven estas 21 organizaciones se pretende, también, contribuir a la formulación de una política pública de educación para la paz, la reconciliación y la convivencia, así como estimular su inclusión en los planes de desarrollo de las entidades territoriales para movilizar a la ciudadanía colombiana a favor de un cambio cultural en lógicas de construcción de paz y reconciliación. (Lea: El rol de la educación en el posconflicto: Parte 1. La reincorporación de los desmovilizados)

En este sentido, la Alianza Educación para la Construcción de Culturas de Paz reconoce que existen múltiples oportunidades para generar estos cambios culturales y reconoce que los temas en discusión en la negociación actual entre el Gobierno Nacional y las Farc, son elementos claves que podrían fundamentar una paz duradera y que el posible escenario de pos acuerdo cuestiona el lenguaje cotidiano de los pobladores de las áreas urbanas y rurales, de las diferentes etnias y religiones en los ámbitos académicos, diplomáticos, económicos, políticos y sociales.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
No hay votos aun
Estadísticas: .
Henry Alberto Berrio Zapata
Gran Maestro Premio Compartir 2007
Empaqué en el equipaje de viaje de los estudiantes la herramienta más importante para cualquier destino: los argumentos.