Usted está aquí

Las 5 mejores ciudades para estudiar en 2016

De acuerdo con un estudio realizado por la consultora QS, la mejor ciudad del mundo para estudiar el próximo año es la capital de Francia: París.

Diciembre 4, 2015

Aunque puede parecer una recomendación inesperada, sobre todo por los últimos acontecimientos, pero si alguna persona está buscando una ciudad para estudiar el año que viene, debería considerar seriamente a París, capital de Francia. Claro está, que si Europa no le llama mucho la atención, también podría elegir la ciudad australiana de Melbourne.

Esas son, en cualquier caso, las 2 ciudades que encabezan el ranking de las mejores ciudades para estudiar en 2016 que realizó Quacquarelli Symonds, QS, consultora dedicada a la educación superior. (Lea: Estudiando en Francia en medio de la amenaza terrorista)

Para su clasificación, QS consideró 5 aspectos: el lugar en el ranking mundial de las universidades presentes en cada urbe, calidad de vida, diversidad de sus estudiantes, accesibilidad económica y oportunidades laborales una vez el estudiante se ha graduado.

Las que ocuparon las primeras cinco posiciones son: París, Melbourne, Tokio, Sídney y Londres.

En la posición general número 22 se puede encontrar a Madrid; en la 30, está Barcelona; en la 32, Buenos Aires; y la posición 49 la comparten Ciudad de México, Santiago de Chile y la capital de Canadá, Ottawa. (Lea: Sistemas educativos del mundo: Francia)

"Para ser incluida, cada ciudad debe tener una población de más de 250 mil habitantes y ser el hogar de al menos 2 universidades que forman parte de los rankings de QS", explica la organización en su página web.

Si desea conocer el listado completo del ranking otorgado por Quacquarelli Symonds, lo puede consultar en el siguiente este enlace.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
No hay votos aun
Estadísticas: .
Ángel Yesid Torres Bohórquez
Gran Maestro Premio Compartir 2014
Diseñando artefactos para resolver problemas de la vida cotidiana los estudiantes desarrollan su creatividad, su pensamiento tecnológico y aprenden el valor del trabajo en equipo.