Usted está aquí

Papa Francisco: El tiempo de estudio es un derecho y también un privilegio

Francisco finalizó su visita al Ecuador acompañado de maestros y alumnos.

Julio 8, 2015

Hasta las instalaciones de la Universidad Católica de la ciudad de Quito el Papa arribó acompañado por los educadores de distintos puntos geográficos del Ecuador. Este evento, el último en la agenda de Bergoglio, inició con intervenciones de estudiantes y docentes, en las que se destacaron  Edna Martínez del Vicariato Apostólico de Zamora, en nombre de los maestros y docentes católicos del país.

La reunión continuó con palabras de Fabián Carrasco Castro, rector de la Universidad de Cuenca, en representación de las universidades católicas del Ecuador. Al finalizar su discurso le hizo entrega al Papa, de un libro editado por el centro de estudios superiores, con ilustraciones de dos artistas cuencanos y un manuscrito de inédito de Remigio Romero y Cordero. 

Una vez terminadas estas intervenciones, Francisco inició su discurso,  manifestando  su alegría por el encuentro y agradeció por la cordialidad y el amor recibidos durante su visita al vecino país.

Francisco se refirió a temas educativos y aprovechando el contexto en el que se encontraba se dirigió primero a los educadores exhortándolos a velar por sus alumnos, ayudándoles a desarrollar un "espíritu crítico", un "espíritu libre" para ser capaces de cuidar del mundo actual.  “Para esto es necesario sacarlos del aula, su mente tiene que salir del aula, su corazón tiene que salir del aula", manifestó el Sumo Pontífice. 

El Papa también aprovechó su intervención para enviar un mensaje a los jóvenes, a los estudiantes, recordándoles que el tiempo de estudio es un derecho pero también un privilegio que los compromete a ser actores principales de un cambio necesario en el mundo. A su vez, criticó la cultura que se quiere imponer cuestionando el concepto de modernidad en donde los valores se ven cada vez más debilitados y preguntó: "¿qué sentido queremos imprimirle a la existencia?

Finalizando su discurso Francisco fue claro y enfático frente al rol de los educadores en calificándolos de  formadores del alma y tal como lo hizo en marzo de este año destacó la vocación de los docentes. Después de sus palabras terminó el encuentro con un Padre Nuestro y la bendición a los fieles. Agradeció nuevamente, y como es ya costumbre en su visita pidió a los asistentes que recen por él.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Jesús Samuel Orozco Tróchez
Gran Maestro Premio Compartir 2005
Senté las bases firmes para construir una nueva escuela rural donde antes solo había tierra árida y conocimientos perdidos.