Usted está aquí

En el transición, al rescate de la cultura y la tradición oral colombiana

Conozca esta propuesta educativa que ha implementado Liliana Andrea Riveros, maestra de Educación inicial en el Colegio La Concepción de Bogotá, Colombia. 

Junio 2, 2019

 

Liliana Andrea Riveros Vásquez
Año:
2017
Categoría: Maestro 
Área: Educación inicial                       
Región:
 Bogotá D.C.
Institución Educativa: Colegio La Concepción (CED)

 

Esta es una propuesta pedagógica que busca generar un impacto social dentro de la comunidad educativa al revivir la cultura y las tradiciones orales consideradas desde siempre como el vehículo transmisor de conocimientos y sabiduría entre generaciones, con un interés aun mayor como lo es el aprovechamiento de estos recursos en el aula para desarrollar de forma consiente cada uno de los pilares de la educación inicial y de las dimensiones en los estudiantes del grado transición.

El proyecto ha sido desarrollado con los grupos que han conformado año tras año el grado de transición 02 jornada tarde del colegio CED la concepción que se encuentra ubicado en la localidad de Bosa barrio la independencia, es una institución pequeña que está en la búsqueda de una sede propia puesto que la infraestructura no es la más adecuada. Cada año se ha contado con 25 estudiantes en edad promedio de 5 a 6 años y con la participación activa de sus familias, que en su mayoría son numerosas, con poca escolaridad, viven del rebusque diario y se emplean en oficios varios, construcción y ventas ambulantes; por lo general, son familias que han salido de sus lugares de origen buscando mejores opciones de vida.

Se ha venido desarrollando desde el 2011 hasta la fecha, por medio de proyectos de aula anuales promoviendo ambientes significativos donde los niños adquieren conocimiento mientras juegan, interactúan, imaginan, crean, y exploran; El aula se enrique con los conocimientos previos y las tradiciones familiares, logrando de esta manera integrar a las familias activamente en el proceso pedagógico y favoreciendo un aprendizaje integral y dinámico para los niños de grado transición.

Cada uno de estos proyectos se ha desarrollado bajo tres ejes fundamentales:

Lengua oral: Se crean espacios para que los niños y niñas participen activamente en diálogos colectivos con una intención concreta de comunicación, que responda a los procesos básicos de la oralidad.

Cultura y tradición oral: A partir de estas se da continuidad al legado cultural de los participantes, así como también se despierta el amor, respeto e interés por la cultura y se integra activamente a la familia en el aula.

Producción por medio de actividades significativas: A partir del juego y de la exploración de diversos elementos de su entorno, con los cuales los niños y niñas construyen y recrean poco a poco nuevos aprendizajes logrando finalmente vivenciar y expresar ampliamente su sentir y su saber.

Para el desarrollo del proyecto de aula se elabora un mapa gráfico que es precisamente la bitácora a seguir y surge de un diagnóstico, observaciones y diálogos en los cuales los niños expresan sus intereses. Estos insumos se fusionan con la tradición oral y la riqueza cultural de cada niño, puesto que, además gozamos de una multiculturalidad bastante amplia en la institución. De igual manera, se realizan investigaciones previas a cada sesión y una planeación diaria que permite llevar un hilo conductor y ligar pilares y dimensiones en el proyecto.

Durante el desarrollo de cada proyecto de aula se han vivido momentos mágicos que han transportado a los niños /as a las diferentes culturas, épocas y regiones del país. Cada día el aula se convierte en un laboratorio de juego, aprendizaje y experimentación, utilizamos todos los elementos que tengamos a nuestro alrededor tanto físicos como humanos para realizar cada una de las actividades significativas; es decir vivenciamos cada una de las temáticas propuestas por medio de los géneros de la tradición oral como mitos, leyendas, recetas, conjuros, trabalenguas, adivinanzas, juegos tradicionales, danzas, cantos, historias, entre otros; actividades como sombras chinescas, títeres, obras de teatro, bailes, cocineritos, noticieros, personajes invitados, disfraces, elaboración de playas, épocas antiguas y futuras, selvas, huertas, circos, tiendas y una gran variedad de artes plásticas, hacen parte de esta gran aventura.

De esta manera es como los niños de forma integral desarrollan cada una de sus dimensiones y los procesos básicos que se tienen contemplados según los lineamientos curriculares de la educación inicial. Es importante resaltar que las familias son la fuente directa de investigación y de insumos para el proyecto de aula por tal motivo se programan cesiones que cuentan con su participación directa en el salón de clases y todo el tiempo con el apoyo extra clase.

El proceso de evaluación que se realiza (heteroevaluación), va encaminado al seguimiento que se hace de los procesos, en resaltar logros, fortalezas, avances que se den, así como también de proporcionar estrategias que ayuden a mejorar y a potenciar los procesos. Luego de cada actividad significativa se genera un dialogo grupal el cual se considera como la auto y coevaluación en el que se busca conocer el sentir y los conocimientos adquiridos en los niños, así como también la opinión de sus familias. En su mayoría de las sesiones, se filma, se toman fotos, se indaga con personas que de alguna manera observaron la actividad, con el fin de tener insumos más claros para el momento de reflexión y análisis de la práctica pedagógica docente.

Aunque en la institución al principio esta propuesta generó controversia debido a que consideraban que era jugar por jugar, por tanto, que se debía seguir la práctica tradicional, las directivas respetaron y apoyaron la propuesta permitiendo que se llevara a cabo y año tras año y han solicitado a otros docentes especialmente los de ciclo uno que se vinculen al ejercicio de trabajo por proyecto de aula. Actualmente se está manejando en este ciclo, pero con algunas restricciones que aún mantienen las docentes quienes han ido poco a poco entrándose en la temática y adquiriendo el gusto e interés por desarrollarla.

Aunque en la institución se sigue manejando una calificación cuantitativa para entregar a los padres, poco a poco se ha ganado el espacio de poder hacer un informe más cualitativo y de esta manera restar el interés por una nota tanto de padres de familia como de los estudiantes.

En la comunidad académica en general ha tenido buena acogida especialmente en las familias quienes al ingresar se cuestionaban bastante, sin embargo, cuando van haciendo parte de la propuesta es bonito ver como las familias comentan que los niños de esta manera adquieren los procesos básicos más fácil, expresan que muchas veces los niños conocen más de su cultura, de su tradición y de su país que ellos mismos y además agradecen porque consideran que al rescate de la tradición oral colombiana crean lazos más fuertes entre casa colegio y entre los mismos niños con sus padres.

En conclusión, esta es una experiencia vivida al interior del aula de clase en torno a la cultura y la tradición oral que permite mostrar que el fortalecimiento de los lazos culturales van más allá del simple conocimiento de los mismos, por el contrario vinculan a la familia y a la comunidad en general en el proceso pedagógico de sus hijos; sus tradiciones son su esencia y de ahí la importancia de rescatarle, de hacerlas visibles y sobre todo de apropiarse de ellas, pues pueden llegar a ser sin duda alguna el canal de comunicación más rico y productivo que se pueda utilizar en el aprendizaje del aula.

Por otro, lado se ha podido demostrar cuán importante es la cultura y la tradición oral en el desarrollo integral de un niño y como a través de ésta se logra crear, reinventar la realidad, descubrir, conservar la cultura y adquirir hábitos de estudio que perduraran durante toda su vida. Además, es y seguirá siendo el interés personal que los niños y niñas cultiven amor, dedicación y compromiso para con su vida escolar.

Escrito por
Maestra de Educación inicial en el Colegio La Concepción de Bogotá, Colombia.
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Jesús Samuel Orozco Tróchez
Gran Maestro Premio Compartir 2005
Senté las bases firmes para construir una nueva escuela rural donde antes solo había tierra árida y conocimientos perdidos.