Usted está aquí

Mi ciudad, un aula de clase

Más allá del aula de clase, rompiendo con los conceptos acartonados,  se encuentra Cartagena como un espacio que estimula la creatividad, la sensibilidad y da a los estudiantes, a través del arte, un sentido verdadero sentido de pertenencia.

Abril 22, 2015

Yolanda Pérez Porto
Maestra Ilustre, 2009Educación Artística
I.E. Inem José Manuel Rodríguez Torices, Cartagena

Propósito

Estimular la creatividad, propiciar la ex- presividad y desarrollar la sensibilidad de los estudiantes ante el arte, mediante el conocimiento y la preservación del pa- trimonio material e inmaterial de la ciu- dad de Cartagena

Estrategia

Para enseñar el concepto del patrimonio, la propuesta desarrolla cinco ejes temá- ticos. Estos son: la convención del patri- monio mundial, el patrimonio mundial y la identidad, el patrimonio mundial y el turismo, el patrimonio mundial y el me- dio ambiente; y el patrimonio mundial y la cultura de paz.

Antes de empezar con la enseñanza de los conceptos y el desarrollo de actividades pedagógicas, se realiza una evaluación donde los estudiantes deben comunicar lo que entienden por cada concepto de los ejes temáticos. Una vez se tiene un panorama claro del diagnóstico, se procede a explicar cada uno de los conceptos, desde la perspectiva artística y de la historia del arte.

En el marco del desarrollo de cada eje temático, se establece un sitio de interés patrimonial que se quiera visitar para trabajar la relación de los conceptos. Previo a la visita, los estudiantes deben realizar un trabajo que les permita identificarse con el monumento o espacio es- cogido. Este puede ser presentado como una reseña, un modelo a es- cala o una representación artística; para ello los estudiantes reciben una formación en el manejo técnico de las herramientas y materiales artísticos que contribuyan al proceso creativo.

Una semana después de la visita, se realizan sesiones grupales, don- de se construye un documento con sugerencias sobre el buen manejo del monumento, el cual debe ir dirigido a la organización encargada de la administración del bien. 

Terminado el desarrollo de cada eje temático, se realiza una evaluación de lo que se ha aprendido, en la cual se plantean situaciones donde el estudiante debe proponer estrategias orientadas a la conservación del patrimonio cultural y natural. A la vez, se hacen evaluaciones colecti- vas que permiten identificar los roles asumidos por cada estudiante y sus actitudes de liderazgo.           

Logros

La puesta en marcha de este proyecto ha permitido una mayor apro- piación del patrimonio cultural y ambiental de Cartagena, los estu- diantes son conscientes del valor de preservarlo y han desarrollado un alto sentido de la estética, pero sobre todo entienden que el arte los conecta con la realidad.

Este proyecto ocasionó que los estudiantes fueran invitados y partici- paran en eventos internacionales, donde las ciudades patrimoniales son el tema de interés. Así, se han podido conocer las experiencias de países como España, Bolivia y Perú. De igual manera, el proyecto de aula ha sido presentado como caso de éxito en ciudades de Colombia.

Por otro lado, esta experiencia ha sido reconocida por diferentes or- ganizaciones locales, nacionales e internacionales. Entre estas, se encuentran la Organización de Estados Iberoamericanos, la Unesco, el Cartagena de Indias Convention Bureau, así como medios de co- municación tales como Canal Cartagena, revista Semana, El Univer- sal, Canal Caracol y Canal RCN.

¿Qué la llevó a formularme preguntas sobre la práctica pedagógica?

La práctica pedagógica es un ejercicio que requiere con frecuencia espacios íntimos de reflexión. Sin embargo, me encontré con mu- chas dificultades para lograr esto. Mallas curriculares impertinen- tes, ambientes hostiles para el aprendizaje, lenguajes verticales y unidireccionales con vestigios emocionales de amargura y tensión, sistemas de evaluación que presionan al discente; estos son tan solo algunos de los motivos que sugirieron un alto en el camino.

Explíquenos cómo estas preguntas la llevaron a transformar su quehacer en el aula.

¿Los contenidos  desarrollados en el currículo son pertinentes en el contexto actual de la ciudad, de la región, del país e incluso a ni- vel internacional?  ¿Será el salón de clases el espacio más indicado para el ejercicio de mi práctica pedagógica?  ¿Mi interacción con el discente se está realizando de forma indicada? Las anteriores pre- guntas me han llevado a replantear constantemente contenidos ob- soletos, estáticos, carentes de una seria adaptación con base en las condiciones actuales del entorno que rodea al sistema educativo. A partir de estas reflexiones, he considerado que la ciudad misma es el entorno más indicado para la práctica pedagógica, fundamenta- do todo lo anterior en una interacción que gira alrededor del amor, la paz y el respeto de las diferencias.
 

Escrito por
No hay votos aun
Estadísticas: .
Melva Inés Aristizabal Botero
Gran Maestra Premio Compartir 2003
Abro una ventana a los niños con discapacidad para que puedan iluminar su curiosidad y ver con sus propios ojos la luz de la educación que hasta ahora solo veían por reflejos.