Usted está aquí

Programa Promundo Activo: un aporte a la Paz

Lea la propuesta pedagógica de la Rectora de la Escuela Normal Superior María Auxiliadora Soacha, en Cundinamarca, Colombia

Diciembre 11, 2018

 

Sor Martha Inés Alfonso Gómez
Año:
2017
Categoría: Rector                          
Región:
Soacha, Cundinamarca
Institución Educativa: Escuela Normal Superior María Auxiliadora Soacha

 

Propuesta

La Escuela Normal ha estado en el Municipio de Soacha los últimos ciento doce años de los cuales ha dedicado gran parte del tiempo a la formación de maestras(os), asumiendo este desafío como una respuesta a las condiciones de incremento en la población del municipio, ocasionado por fenómenos de desplazamiento forzado e incrementado en los últimos años por la movilidad generada por la construcción de vivienda VIS y VIP y su condición geográfica límite con la ciudad capital del país.

Su cercanía con Bogotá, ha llevado a miles de ciudadanos desplazados por la violencia armada o por otras violencias (pobreza y no inclusión) a agruparse alrededor de la ciudad, formando zonas de miseria como es el caso de las comunas cuatro y seis, donde prevalece la pobreza, el desempleo con agravantes tales como: la drogadicción, la presencia de grupos guerrilleros, el alcoholismo, la delincuencia común, desintegración familiar entre otros.

La población en situación de desplazamiento se encuentra frente a una llamada emergencia compleja, es decir una situación relativamente aguda que afecta a poblaciones civiles en tiempo de conflicto armado interno, en donde la recuperación de la persona es más difícil puesto que se ha atentado contra la integridad física y emocional de los afectados, además se han vulnerado sus derechos fundamentales como ser humano; esto genera en la población sentimientos de incertidumbre, inseguridad, confusión y en consecuencia el deterioro de la identidad.

En el ámbito familiar, se rompe el núcleo, hay fragmentación, pierden contacto con figuras identificadoras y enfrentan pérdidas de tipo afectivo, transformación abrupta de los referentes sociales, roles y relaciones de poder, pautas de comportamiento, costumbres, entre otros. Este deterioro psicosocial se convierte en un agravante del estado de salud física y emocional del individuo.

Es importante destacar el alto grado de desnutrición de la población infantil, incluso de la adulta, por la falta de una adecuada y constante alimentación y la baja cobertura a nivel educativo, la cual resulta insuficiente para la demanda que se presenta en el sector, dado que el número de niños y jóvenes en edad escolar es bastante alto y son escasas las oportunidades que se presentan en la zona.

La Escuela Normal en su política de atención a población con necesidades especiales de vulnerabilidad dadas por el desplazamiento forzado, conflicto armado o situación de pobreza, pone al servicio de estas comunidades su derecho a la educación y formación como salida esperanzadora a sus difíciles circunstancias de vida. Es así y dadas las circunstancias mencionadas que se crea el programa “Promundo Activo” liderado por la Escuela Normal Superior María Auxiliadora, que tiene como fin primordial que los niños y niñas de población con necesidades especiales (victimas de desplazamiento, conflicto armado o situación de pobreza) y de estratos cero, uno, dos, que no tienen posibilidades económicas para su vinculación al sistema educativo o que no encuentran cupo en las Instituciones educativas del Estado tengan el acceso al derecho fundamental de la educación en básica primaria (transición a quinto), teniendo en cuenta el contexto sociocultural, familiar, económico y normativo, ya que estos enmarcan el proceso educativo que se quiere realizar.

Promundo Activo será en el municipio un programa escolar líder en la formación de niñas y niños reflexivos, críticos y propositivos, con una visión realista y positiva de su realidad, respetuosos de las diferencias, ciudadanos con valores éticos, morales y espirituales, con capacidad de tramitar pacíficamente conflictos, aportando así, a su formación, al desarrollo de su comunidad y del país.

El fin primordial es la formación integral del educando, teniendo en cuenta la problemática social del país, orientado y acompañado por la pedagogía de los principios salesianos, llevando a la práctica valores humanos y convivencia social, desarrollo del liderazgo activo, servicio a la comunidad y procesos de autorregulación y participación en su contexto.

Creemos que los estudiantes de los sectores sociales excluidos, cuando tienen oportunidades de calidad educativa y se canaliza su potencial de aprendizaje, superan la barrera de lo imposible y se transforman en generadores de oportunidades consigo mismos y con su entorno.

Siendo el factor nutricional tan importante en el desarrollo integral de los niños y niñas y consientes de ello, en Promundo se le brinda a todos los niños el servicio de restaurante escolar, el cual además tiene un sentido de corresponsabilidad pues los padres de familia se vinculan en el desarrollo brindando su ayuda.

El programa día a día reflexiona sobre la formación integral a la infancia necesitada de un futuro mejor, con un currículo de preescolar y primaria diferenciado, flexible, adaptado a las exigencias de su realidad, la violencia, el desplazamiento, la pobreza y los estándares de calidad del Ministerio de educación.

Así entonces se busca contribuir a la formación integral del educando como persona con identidad, mediante el aprendizaje práctico de los valores humanos, éticos, morales, cristiana y salesiana, para ser “Buen Cristiano y Honesto Ciudadano”. Con algunas acciones que representan el sentido de la obra.

Primero, promoviendo la capacidad de reflexionar, interpretar y razonar de forma coherente su realidad, para dar respuestas positivas a las necesidades de su contexto social y cultural, mediante el aprendizaje y el desarrollo de las competencias básicas y ciudadanas. Segundo, efectuando acompañamientos y seguimientos psicológicos a menores y familias de niños y niñas con problemáticas complejas, fortaleciendo los procesos de recuperación psicosocial.

Además y como tercer aspecto es bien importante resaltar la inclusión en el aula regular de niños y niñas con algún tipo de diversidad funcional, brindándoles un ambiente propicio que les permita desarrollar habilidades y destrezas para garantizarles un desempeño exitoso atendiendo a sus particularidades.

Y como bien se mencionada se busca mejorar la problemática alimentaria y nutricional de los 120 menores vinculados al Proyecto, ya que según datos antropométricos obtenidos se identificó el 59.3% de los niños valorados con riesgo de nutrición crónica, el 36% con riesgo a desnutrición aguda y el 4.7% con riesgo a desnutrición global.

El programa cuenta con talento humano a través de la escuela normal superior María Auxiliadora: Estudiantes de II-III y IV semestre del Programa de Formación Complementaria, asignados como maestros titulares de cada grado y a los cuales se les brinda desde la academia, herramientas que permiten desarrollar competencias y habilidades en los niños y niñas. Se incluyen además como apoyo docente a las estudiantes de servicio social.

Se dispone además de docentes de las áreas especializadas: Educación Religiosa, inglés, tecnología e informática, educación artística: danza, artes plásticas y educación física así como profesionales a cargo de la coordinación, gestión y movilización de recursos (Psicoorientadora, coordinadora académica y convivencia).

Bajo las condiciones mencionadas, en los quince años de trayectoria del programa, se ha logrado subsidiar e impulsar la educación de más de 1.600 niños y niñas del municipio, quienes han tenido el acceso a su derecho primordial de la educación, fundamentada en criterios de calidad. Respondiendo un poco al crecimiento desmesurado de la población infantil en el municipio y la limitación de recursos de su administración, que no ha logrado estabilizar el servicio educativo.

Se ha logrado impactar positivamente las vidas de niños y niñas de población en condición de vulnerabilidad, alejar a estos pequeños de circunstancias que les pueden afectar negativamente (drogadicción, alcoholismo, pandillas, delincuencia, violencia etc,) y brindarles la posibilidad de acceder a la educación y mejorar su condición, exige un trabajo en equipo entre Familia, Estado y entidades privadas. La Escuela Normal Superior María Auxiliadora de Soacha, con satisfacción y total desinterés ha puesto su granito de arena. Sin embargo, se hace muy difícil en las actuales circunstancias continuar la obra y por tanto se convierte en todo un reto, pues es la educación la que puede generar ciudadanos y ciudadanas proactivos y comprometidos con el progreso, entregándoles las herramientas básicas para que se propongan metas y cambien su realidad y sobre todo que puedan lograr el mayor objetivo que puede tener el ser humano, que es, ser feliz.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Rectora de la Escuela Normal Superior María Auxiliadora Soacha, en Cundinamarca, Colombia.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Sandra Cecilia Suárez García
Gran Maestra Premio Compartir 2013
El cuerpo habla y la danza puede ser el camino para la exploración del ser y el medio para liberar las palabras que se encuentran encadenadas.