Usted está aquí

Restaurando naturaleza: conservamos vida y germinamos paz

Conozca la propuesta educativa del rector Omar Correa Vivas, quien está al frente de la Institución Educativa Joel Sierra, ubicada en Tame, Arauca, Colombia.

Octubre 14, 2018

 

Omar Correa Vivas
Año:
2017
Categoría: Rector                          
Región:
Tame, Arauca
Institución Educativa: Institución Educativa Joel Sierra

 

La Institución Educativa Joel Sierra González, se encuentra en el piedemonte Araucano, municipio de Tame, cuna de la libertad. Lugar donde llevo trabajando 16 años: 10 como docente de aula y 6 como rector. El PEI de la Institución se denomina “construimos futuro de la mano con la naturaleza” y desde este enfoque allí se lidera una iniciativa designada restaurando naturaleza “conservamos vida y germinamos paz” que busca promover la protección y conservación del medio ambiente, así como la inter-relación pluricultural con las culturas ancestrales.

La formación de pensamiento profundamente ligado al cuidado de la naturaleza, la paz y la armonía dentro de la institución se fundamenta en tres pilares: el respeto, la tolerancia y la perseverancia. Que se involucran en la planeación de clase, y los proyectos institucionales que se desarrollan. El respeto por la naturaleza (flora y fauna), como elemento fundamental para la vida del ser humano y el respeto por el otro, como pilar de la sana convivencia; la tolerancia de las diferencias, para la fraternidad de nuestra comunidad educativa que está conformada por diferentes culturas y tradiciones, este valor es un elemento integrador para el trabajo en equipo, y por último, la perseverancia que implica llevar un proyecto adelante pese los obstáculos que se presenten.

Desde que se ingresa a esta Institución Educativa en cualquier rol que se desempeñe, se forma parte de un proyecto ambiental que requiere constancia y entereza, lo que forma un sentido de pertenencia por la institución en cada uno de los estudiantes, padres y maestros. Un reflejo de este paso a paso se ve en las áreas de reforestación de caños que son riqueza de nuestra región ubicada en la zona de amortización del parque Nacional y Natural el Cocuy, la reforestación de diferentes zonas aledañas con árboles nativos, creando senderos ecológicos y zonas de conservación. Tan pronto se llega a la entrada del colegio se respira el ambiente natural y se puede observar el especial cuidado por este. Toda la comunidad educativa trabaja y lleva en sus mentes esa cultura de cuidado que ha sido formada a través de los años con un trabajo: investigativo, afectivo-motivacional y cultural.

De esta manera, este colegio inició en un potrero deforestado totalmente y hoy, con el paso de los años y los aportes de todos quienes han estado vinculados, se ha reforestado, tanto así que un caudal que se había secado por la desforestación y que traspasa nuestra institución, se ha convertido una corriente de agua veranera (no mengua), donde la biodiversidad abunda.

Así pues, se desarrollan proyectos productivos (aves de corral, conejos, codornices, cítricos, cacao, piscicultura, maracuyá, plátano, huerta medicinal, huerta casera entre otros) en equilibrio con el entorno, que son los principales laboratorios de paz, por el trabajo colaborativo y cooperativo desde las diferentes áreas que se vinculan en los currículos para el aprender haciendo e investigando, pues estos factores son los propiciadores del diálogo, el discurso argumentativo, el pensamiento crítico y la resolución de problemas auténticos claves para el mejoramiento de la calidad de vida y la equidad social.

Año tras año, en noviembre y julio, se da lugar a la exposición de los proyectos agroambientales con sus evidencias y avances ecológicos y pedagógicos, donde se cuenta con el acompañamiento de instituciones allegadas como son el SENA (Servicio Nacional de Aprendizaje), PNN (Parque Nacional y Natural) “El Cocuy” las Juntas de Acción Comunal de la zona de influencia, representantes de la alcaldía en el área de educación y medio ambiente. Además, contamos con el festival escolar “El Cocuy" que se celebra cada año, por medio de este compartimos nuestro legado de cuidado del entorno con otras instituciones educativas; donde los premios no son trofeos para escritorios, sino árboles frutales de nuestra región o árboles nativos de sombra. Que han sido sembrados en las instituciones que los llevan y los estudiantes que los llevan los cuidan y recuerdan como algo valioso logrado por ellos que lleva vida y se fortalece en la medida que pasa el tiempo. Así mismo, con apoyo de instituciones del municipio se logró llevar un grupo de estudiantes, padres de familia y la totalidad de los maestros al nevado del PNN el Cocuy, en al año 2013. Donde el objetivo era construir un mayor sentido de pertenencia por la riqueza hídrica además de conocer su proceso, allí todos participaron activamente en formaciones acerca del ciclo del agua y todo el proceso de estos ecosistemas.

El trabajo en la Institución funciona totalmente en articulación con los padres de familia, pues son ellos quienes tienen a cargo el cuidado de toda la diversidad vegetal y animal que allí se sostiene en épocas de vacaciones -sobre todo en verano, que los docentes y estudiantes no están en la institución y que es clave para el sostenimiento y conservación.

En ese sentido, cada inicio del año escolar se organizan los equipos de trabajo del año, cada maestro acompaña a dos equipos de proyecto para exponer: uno de inicio con los jóvenes que están en grados de básica secundaria -quienes formulan y exponen su anteproyecto- y uno de finalización de los estudiantes de la media, quienes que se gradúan en ese año. Además, se planea y se ajusta según las experiencias de años anteriores y recomendaciones de los proyectos por grado. Vale la pena destacar que estos proyectos no tienen calificaciones sumativas, se lleva un acompañamiento y monitoreo que permite ir ajustando de acuerdo a las particularidades y se evalúa y retroalimenta durante todo el proceso.

Desde los niños de preescolar, quienes manejan la huerta medicinal mientras exploran y aprenden a través de sus sentidos sobre olores, colores, y sabores, en las diferentes dimensiones; hasta los jóvenes de once, quienes adelantan proyectos productivos orgánicos tienen la oportunidad de vivenciar experiencias que se fortalecen en las diferentes áreas, combinando el saber científico y el saber empírico. Así mismo, la participación de todas áreas del plan de estudio que planean y transversalizan de acuerdo a los objetivos que se trazan por periodos. Todos los años quedan experiencias nuevas y enriquecedoras que se van ajustando.

En el Joel Sierra González se brinda servicio de educación preescolar, básica y media a los niños y jóvenes de la región, cuenta con 11 sedes (9 de ellas, de básica primaria y preescolar, una con educación hasta básica secundaria y la sede principal, que cuenta con los tres niveles de escolaridad). La población que recibe formación son de escasos recursos económicos de estratos uno y dos del SISBEN, dedicada principalmente a labores agropecuarias, y, en su mayoría, víctimas de la violencia y del desplazamiento forzado. Es una región poblada con por personas de diferentes regiones del país: Boyacá, Santanderes, Casanare, la Costa Atlántica, entre otros. También contamos con un alto índice de población indígena de la etnia Uwa, nativos de la zona, quienes han apoyado y brindado aportes valiosos a nuestra visión de conservación del ambiente y los Guahibos, quienes, con su pensamiento circular por que viven para el momento, nos contribuyen en un intercambio intercultural que valora las diferencias. También es de mencionar que muchos jóvenes y adultos, quienes por su edad, condición económica o social de sus edades no pueden asistir a las clases formales, reciben formación a través del programa SER (Servicio Educativo Rural) y también desarrollan proyectos agroforestales.

 

Bienestar escolar:

Los jóvenes llegan a la institución en diferentes medios de transporte, caballos, ciclas, motos, caminando y en rutas escolares de acuerdo a su ubicación geográfica y la accesibilidad de los terrenos que, particularmente, no tienen vías arregladas o no las hay. Es común pasar puentes- hamacas antes de llegar al colegio y venir de zonas muy distantes. De igual modo, el colegio cuenta con dos vehículos que se han mantenido en excelentes condiciones aun cuando los que se entregaron a otros IE en las mismas fechas ya están relegados, por los años de uso. La comunidad educativa ha sido muy cuidadosa por el alto significado que se le ha dado a estas herramientas, para que los niños no fallen a sus clases y tengan en que movilizarse a desarrollar sus proyectos y prácticas. Con esto disminuimos brechas de desigualdad, pues este recurso es el que le ha permitido participar de eventos pedagógicos a nivel municipal y departamental, entre otros.

En el colegio se brinda la alimentación del programa PAE del departamento, pero es importante resaltar que en muchas ocasiones se ha complementado con alimentos producidos en los proyectos, en especial los días que no hay cobertura, teniendo en cuenta que los niños vienen de sitios lejanos, se les solventa con lo que se produce en la institución, esto se hace en articulación de los padres de familia. Para los días como la integración de la familia, los grados, reuniones de padres y festividades del colegio se realiza almuerzo y refrigerios para todos teniendo en cuenta que los proyectos son sostenibles y generan productos de consumo.

Para el desarrollo del clima escolar, se trabaja en equipo por roles en cada unidad de trabajo -Ya sea de aula, de proyecto o fuera de ella, sea de sólo estudiantes, maestros, o padres o en conjunto. Se asignan roles y funciones a cada uno. Para fortalecer competencias de liderazgo y responsabilidad. Cuando se presentan conflictos se soluciona mediante el diálogo, si la situación lo amerita existen los compromisos firmados por los implicados, se capacita el personal docente, y los representantes de los estudiantes y padres de familia como conciliadores y agentes de diálogo para la reflexión.

Los indicadores de calidad han ido mejorando significativamente, muestra de esto es que en educación básica primaria se ha logrado estar por encima del índice nacional y departamental, Por su parte, en secundaria y bachillerato se ha venido haciendo ajustes que buscan la formación de pensamiento crítico, para esto se ha tenido en cuenta: el dialogo entre pares, el apoyo del MEN desde los programas de calidad educativa y los egresados que muy amablemente se han reunido para brindarnos aportes desde sus visiones actuales en las diferentes experiencias, como líderes de proyectos agropecuarios - como agrónomos, veterinarios principalmente-; pero también desde otras ramas del saber cómo abogados, psicólogos, entre otros, quienes destacan que de la formación que se fomenta en la Institución siempre se da prioridad al cuidado del ambiente, la conservación, el reciclar y recuperar el entorno.

Escrito por
Rectora de la Institución Educativa Santa Bárbara, ubicada en Rionegro, Antioquia, Colombia.
Promedio: 5 (2 votos)
Estadísticas: .
Fabián Moisés Padilla De la Cerda
Gran Maestro Premio Compartir 2016
Logré que el aprendizaje del inglés se convirtiera en una alternativa para la construcción de un proyecto de vida y el mejor aprovechamiento del tiempo libre