Usted está aquí

Un divertido encuentro con la literatura

La experiencia de una rectora al frente de un proyecto innovador que muestra las bondades de la lectura desde una perspectiva diferente. 

Septiembre 1, 2018

 

Dubiss Cardozo Perdomo
Año:
2017
Categoría: Rector                          
Región:
Yopal, Casanare.

El Liceo Literario del Casanare fue fundado en el año 2007 con el objetivo de crear el primer semillero de lectores de tal manera que se lea por el simple placer de leer ya que esta es una herramienta importante en la construcción como ser humano, y los apoya en la continuidad de su proceso académico.

 

En el año 2006, no se había implementado toda vía en Yopal-Casanare, una política que desarrollara acciones alrededor de la literatura y no existían bibliotecas públicas, ni privadas a pesar de ser una ciudad capital. El DANE por su parte reportaba un bajo nivel de lectura en el departamento, y el plan lector hasta ahora estaba cogiendo fuerza en los colegios, pero se hacía de una manera acartonada, donde los estudiantes solo cumplían un requisito académico.

Surge entonces la iniciativa de crear el Liceo Literario del Casanare, con su eslogan “Un divertido encuentro con la literatura”, que permitiría organizar un proyecto innovador que mostraría las bondades de la lectura desde una perspectiva diferente, donde el estudiante era el protagonista y el libro era el pretexto para enamorarse de la lectura, además daba respuesta, a la necesidad del momento.

Lo primero era construir el proyecto educativo en el que la literatura fuera el eje central, teniendo en cuenta mi experiencia personal de promotora de lectura en el sector privado desde Ibagué, en las salas de lectura infantil, los congresos de lectura, la vinculación como tallerista en la Fundación Rafael Pombo, donde realice talleres de motivación a la lectura, durante las ferias del libro en Bogotá, me vinculación con Fundalectura, donde adquirí conocimiento de cómo manejar un plan lector, el contacto con escritores, editoriales y un mundo fantástico que fue enriqueciendo mi conocimiento sobre del tema y que me permitía darle forma al proyecto.

Después el reto era vender esta idea a los docentes y padres de familia que se vincularan al proyecto, ya que rompía con las estructuras educativas tradicionales del momento, dando un giro de 360 grados. Se inició buscando el personal docente adecuado que cumpliera con los requisitos de ser personas líderes, innovadoras, creativas, amantes de la lectura, investigadores, profesionalmente competitivas, con un gran potencial humano, vocación de servicio, felices y con un gran sentido de pertenencia por lo que hacían.

Recibieron capacitación en todos los temas relacionados con motivación a la lectura, talleres literarios, conocimiento de salas de lectura infantil, plan lector, conocimiento del PEI haciendo énfasis en la visión y misión de nuestra institución, conociendo el plan de estudios que integra la literatura a todas las áreas de aprendizaje, convirtiéndola, en la columna vertebral de todo el proyecto. Ya preparado el equipo docente.

Se prepara al grupo familiar haciendo una valoración psicológica y literaria que nos permite saber de qué forma trabajaremos con las fortalezas del mismo para lograr un mejor resultado durante su estadía en nuestra institución y así poder trabajar en equipo, familia-colegio, por la felicidad de los niños y niñas.

La planta física fue otro reto que nos permitió mostrar otro modelo educativo por que creamos la sala de lectura infantil que es el escenario principal, donde los niños van en cualquier momento del día a leer lo que les gusta.

A demás en cada salón se incorporaron bibliotecas de aula para incentivar la investigación en los estudiantes y profesores, y se crea un sector para padres de familia que es la antesala de la dirección. Así mientras esperan atención pueden ojear y leer libros de su interés.

Una vez preparado el terreno, inicia todo el proceso, dando realce al eslogan “UN DIVERTIDO ENCUENTRO CON LA LITERATURA” que nos invita a cultivar en toda la comunidad educativa el valor de la felicidad, entendiéndolo como el hecho de “ponernos expectativas altas pero alcanzables y trabajar adecuadamente para lograrlas, venciendo los obstáculos y manejando los "fracasos" o errores, además de tener una buena autoestima.

Desde un principio la meta era lograr que el proyecto fuera coherente con el eslogan, por eso era necesario vernos como una verdadera familia donde estaban comprometidos todos los entes directivos, docentes, padres de familia, y comunidad para llegar a nuestro objetivo final; estudiantes felices en un ambiente literario, lo cual les facilitaría, tener una mejor actitud hacia la adquisición del conocimiento.

Con esa perspectiva creamos desde el primer día de clases, la bienvenida con la apertura de cuento, donde los estudiantes son recibidos por los escritores y personajes de los cuentos seleccionados para trabajar durante el primer bimestre, pasando luego a los talleres literarios que les permiten explorar su creatividad e imaginación y salirse del libro.

Los referentes literarios hacen alusión a ocho libros seleccionados para trabajar con los estudiantes durante todo el año. Se escogen dos por bimestre, cada referente es integrado a las asignaturas en el plan de estudio y sirven como medio para descubrir otras lecturas que complementan los temas, como artículos de revistas, editoriales, libros especializados, reportajes, entre otros. Así que el cuento es la excusa para profundizar más en otros temas y revisar otros documentos escritos que sean de interés para ellos. Con este material los docentes, crean los módulos propios del liceo que apoyan las áreas, lo cual permite que no sigamos un libro en especial sino muchos que nos van a aclarar el tema.

Para apoyar el proceso manejamos un plan lector por curso desde preescolar, hasta grado quinto de básica primaria, en donde se tiene en cuenta que cada curso maneja una editorial diferente y cada chico recibe tres libros de lectura de autores y títulos diferentes. Como cada salón se compone de 15 estudiantes máximo, quiere decir que los estudiantes por grado tienen 45 libros a su disposición para intercambiar todas las semanas.

Es decir que Cada uno lee 36 libros al año. A estos libros se les hace un seguimiento a través de la asignatura plan lector que les permite después de la lectura llenar una ficha bibliográfica del libro y realizar diferentes actividades con las historias que comparten cada ocho días, recreándolas a través de tertulias literarias, teatro, danza, música, creación plástica y creación de nuevas historias entre otras.

Se realizan montajes literarios de todos los cuentos del referente literario por mes, en los cuales son enriquecidos con las creaciones de estudiantes y docentes.

Hemos dado a conocer el proyecto a la comunidad yopaleña en general, a través de la Feria Literaria que se realiza hace tres años. La feria tiene una duración de seis días y se organizan actividades para todo tipo de público (festival de deletreo, festival de cuenteria infantil, conferencias, cine foros, talleres literarios, visita de escritores con firma de autógrafos (ese día los estudiantes reciben el cuarto libro del plan lector que es firmado por el escritor invitado), tertulias literarias, exposición de editoriales y venta de libros, exposición artística, festival de danza). La entrada es libre.

El seguimiento de todo este aprendizaje y evaluación es constante, con el consejo académico nos reunimos cada 20 días, en los cuales vamos evaluando las actividades que se van realizando para determinar cuáles fueron las fortalezas y en que debemos mejorar, se determina que estudiantes tienen dificultades y se realizan planes de mejoramiento. Para ello contamos con la ayuda de una sicoorientadora. Estamos pendientes de los resultados de las pruebas Milton Ochoa y hacemos seguimiento de nuestros logros en las pruebas saber.

Hemos logrado muchos avances en nuestros estudiantes con el proyecto ya que se ve como mejoran su comportamiento, maduran sus pensamientos, conocen su entorno y lo analizan a través de las historias que leen, se fundamenta el principio de la cultura ciudadana, interiorizando valores que nos ayudan a construir una mejor sociedad.

Además se ha fortalecido el trabajo colectivo entre, niños, maestros, directivos y padres de familia. Se evidencia en nuestros estudiantes todos los beneficios que trae la lectura; enriquecen su vocabulario, desarrollan pensamiento crítico, la vinculación con las expresiones artísticas como la danza, la música, el teatro y la plástica los ha hecho más sensibles y humanos. Hemos logrado vincular a los padres de familia de forma positiva y hacer de ellos también modelos lectores.

Iniciamos un convenio con la fundación Merani, ya que estamos interesados en abrir el bachillerato, pero apoyados en la metodología conceptual que les permitiría a nuestros estudiantes enriquecer mucho más su proceso lector en lo académico.

Se hace reconocimiento cada mes a través de la tarjeta dorada a los grupos que más se destaquen por su participación en actividades literarias como los concursos de cuento y dibujo. A los docentes también se les incentiva con este premio y a los padres de familia que más apoyen el proyecto durante el año.

En general el compromiso de los padres de familia ha sido excelente porque se ha creado en ellos sentido de pertenencia por la institución, convirtiéndonos en una verdadera familia.

Se ha logrado darle a la literatura el estatus que se merece mostrándola como algo divertido que se sale de los libros y se puede mostrar a través de todas las artes (la música, la plástica, la danza y el teatro) y sobre todo un arte que está al servicio de la comunidad educativa, despertando el placer de leer solo por leer.

Escrito por
Directora del Liceo Literario del Casanare, ubicado en el municipio de Yopal, Casanare.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Carlos Enrique Sánchez Santamaria
Gran Maestro Premio Compartir 2011
Con el apoyo de las tecnologías logré que los estudiantes convirtieran el pasado de exclusión que vivió éste municipio lazareto en un pretexto para investigar, conocer la historia y conectarnos con el mundo.