Usted está aquí

Ruido en el aula. Una dinámica de grupo y una herramienta online

Quiero enseñarles una dinámica de sensibilización sobre la importancia del silencio como facilitador de la comunicación y una herramienta para visualizar el ruido que se genera en el aula.

Enero 5, 2020

Hoy quiero compartir con ustedes no un recurso, sino dos. Concretamente una dinámica de tutoría y una herramienta online para gestionar el ruido que se genera en el aula durante una sesión lectiva.

Con todo, antes de empezar, me gustaría dejar claro que el ruido es algo con lo que debemos convivir, sobre todo cuando trabajamos con metodologías que fomentan la cooperación o el trabajo en equipo y la ayuda mutua. De hecho, el propio S. Kagan decía que una buena clase no es una clase en silencio, sino una clase con mucha energía.

Pero hay veces que el silencio, la escucha activa y la comunicación efectiva son necesarios, sobre todo en determinados cursos que por las razones que sean tienen una alta disruptividad, no respetan el turno de palabra o abusan, por ejemplo, de las conversaciones cruzadas.

Es por eso que en esta entrada quiero enseñarles una dinámica de sensibilización sobre la importancia del silencio como facilitador de la comunicación y una herramienta que sirve para visualizar el ruido que se genera en el aula.

Recurso 1. Dinámica de tutoría sobre el ruido en el aula.

Dinámica de tutoría para importancia del silencio como facilitador de la comunicación.

Título de la dinámica: El Rey del Silencio

Antes de la actividad

Material: Objetos cotidianos para hacer ruido

Distribución: Se coloca una silla sobre cuatro mesas a modo de trono junto a la pizarra, por ejemplo

Duración: 40’

Objetivo: Valorar el silencio como un elemento facilitador de la comunicación.

Durante la actividad

El tutor inicia la actividad explicando la importancia que en ocasiones tiene el silencio. A continuación, pide a los alumnos que cierren los ojos y en absoluto silencio escuchen con atención los ruidos del ambiente. Transcurridos unos segundos, los alumnos deben decir qué sonidos han reconocido que en condiciones normales pasan desapercibidos.

Seguidamente, el tutor vuelve a pedir que cierren de nuevo los ojos. Con los ojos cerrados y en absoluto silencio el tutor hará ruidos con objetos cotidianos (llaves, bolígrafo que cae al suelo, teclas de un ordenador, bolsa de plástico…) y los alumnos deberán adivinar el objeto con el que se relaciona el ruido.

La segunda parte de la actividad tiene por protagonista al Rey del Silencio. El tutor nombre a un alumno para que se convierta en Rey del Silencio, que se sentará en el trono que se ha improvisado. Sentado en su trono, el Rey del Silencio pronuncia el nombre de uno de sus súbditos, en este caso un compañero de clase.

Este alumno deberá acercarse al trono del rey con el más absoluto silencio. Si yendo hacia el trono hace ruido, volverá a sentarse y el rey llamará a otro súbdito. Si uno de los súbditos consigue llegar sin hacer ruido, el Rey del Silencio quedará destronado y la clase tendrá un nuevo rey que volverá a llamar a un súbdito.

Consejo: 

Se puede optar por elegir como Rey del Silencio a un alumno con una conducta disruptiva en el aula.

Después de la actividad

Preguntas para trabajar la metacognición:

  • ¿En qué momentos crees que es importante que haya silencio en el aula?
  • ¿Qué problemas puede causar en determinados momentos que haya mucho ruido en el aula?
  • ¿En qué situaciones valoras que haya silencio en el aula?

Lea: ¿Qué es la escalera de la metacognición?

Pueden descargar esta actividad pulsando sobre aquí.

Recurso 2. Herramienta online sobre el ruido en el aula.

La herramienta que quiero compartir con ustedes se llama bouncyballs.org. Se trata de una herramienta online gratuita a la que pueden acceder desde el navegador de su ordenador, tablet o smartphone. Es una herramienta que tiene como finalidad gestionar el ruido, haciéndolo visible mediante una bolas de colores que van rebotando por la pantalla en función del ruido que hay en el aula. Tan solo tienen que dar permiso para acceder al micrófono del dispositivo que usen y ya pueden empezar a usarla.

Bouncy Balls

Verán que es una herramienta muy intuitiva y en unos pocos segundos ya se habrán familiarizado con ella. Además de las bolas saltarinas, también existe la opción de usar:

  • Pompas de jabón
  • Ojos saltarines
  • Emoticonos

Ustedes mismos pueden regular la sensibilidad del ruido que quieren tolerar en el aula, así como el número de bolas u otros elementos que quieren que reboten en la pantalla.

Espero que tanto la dinámica de grupo como la herramienta online les permita gestionar con éxito el silencio en el aula. Un silencio que debe servir para aprender a escuchar, para valorar la opinión del otro.

Contenido publicado originalmente en el blog Justifica tu respuesta bajo licencia Creative Commons.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Maestro de secundaria, defensor de la educación inclusiva, apasionado de las nuevas tecnologías y enamorado de la educación emocional
No hay votos aun
Estadísticas: .
Melva Inés Aristizabal Botero
Gran Maestra Premio Compartir 2003
Abro una ventana a los niños con discapacidad para que puedan iluminar su curiosidad y ver con sus propios ojos la luz de la educación que hasta ahora solo veían por reflejos.