Usted está aquí

¿Tienen importancia los peluches en la educación de los niños?

Estos juguetes felpudos son más que un cachivache para los más pequeños y, en muchas ocasiones, se convierten en un "amigo" que les da seguridad y le recuerda al cariño de su casa.

Abril 18, 2022

La mayoría de los niños tienen muchos peluches, e incluso duermen con alguno en especial. No importa si es un osito o un canguro de peluche. Más o menos cuando los más bebés tienen 8 meses, es cuando empiezan a tomar conciencia de que su madre y ellos no son la misma persona. Con esta separación, los niños empiezan a sentir cierta angustia, puesto que se sienten vulnerables e indefensos, sentimientos que van desapareciendo con el tiempo poco a poco.

Para superar estos sentimientos, es cuando acuden a su muñeco de peluche, no importa si es un caballo o un pingüino de peluche, algo que se conoce como objeto transicional: un objeto que ayuda a los más pequeños a pasar por esta transición, les da seguridad y recuerda a su mamá.

En algunas ocasiones, les cuesta decidirse por alguno en concreto y van cambiando a menudo según les llame más la atención otro diferente, la mayoría de las veces porque les resulta algo nuevo y más divertido que su viejo peluche. Pueden pasar de un zorro de peluche a uno de una caricatura favorita.

A pesar de los cambios, siempre acaban por encontrar su peluche favorito, el inseparable que le acompañará en sus primeros juegos y en sus sueños más profundos. Los osos de peluche son de los más elegidos por los niños para pasar por esta etapa, ya que tienen un efecto muy tranquilizador e inspiran mucha ternura.

Esta separación con las mamás, ocurre de forma natural y ante la necesidad del bebé por tener un objeto de apego como un peluche, no debe de ser un motivo de preocupación alguna para los padres de familia, sino más bien al contrario: ha de verse como una tranquilidad, ya que se trata de un síntoma de autonomía del menor, lo que significaría que digiere bien las situaciones angustiosas y se adapta a las circunstancias.

Si el niño duerme sin problemas por la noche y está tranquilo cuando se separa de su madre, no es necesario crearle la dependencia de un peluche. En el caso contrario, contar con algún tipo de muñeco blando y suave que le recuerde el regazo, o alguna prenda con el perfume de su madre, hará que la separación le resulte más sencilla.

Los peluches se convierten así en juguetes indispensables en la vida de los pequeños que pueden servir para ayudarles a pasar por esta separación materna en algún momento. Una forma de educar al niño desde pequeño, que se verá reflejado en la independencia de joven e, incluso según lo afirman algunos estudios psicológicos y formativos, también se verá en la madurez de adulto.

El BID y los peluches

PRIDI es el acrónimo del Programa Regional de Indicadores de Desarrollo Infantil y es nada más y nada menos que un paquete de herramientas, datos y análisis generado por la División de Educación del Banco Interamericano de Desarrollo con el propósito de disponer de información comparable sobre el desarrollo infantil.

Por supuesto, PRIDI reconoce que el uso de peluches en la formación es un proceso holístico e integrado que abarca varias dimensiones interrelacionadas, por lo cual selecciona las siguientes cuatro: la cognición, el lenguaje, la comunicación, motora y socio-emocional. Sin embargo, el PRIDI también captura los factores asociados con el desarrollo temprano infantil, tales como las características del hogar y de la comunidad, así como el acceso a los servicios de desarrollo de la primera infancia.

¿Cuál fue la razón para desarrollar PRIDI? Probablemente, la razón principal que motivó nuestros esfuerzos fue el hecho de que existen pocos datos de desarrollo infantil en América Latina y el Caribe que sean comparables a nivel internacional y representativos a nivel nacional para informar y orientar las políticas públicas.

Para esto, trabajan de la mano de Rocky, un perro de peluche que utilizan para acercarse a los niños más pequeños de América Latina y hacerles preguntas relacionadas con elementos reales de la escala de PRIDI. Un avance formativo gracias a los felpudos amigos de los peques.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Comunicador social y periodista.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Fabián Moisés Padilla De la Cerda
Gran Maestro Premio Compartir 2016
Logré que el aprendizaje del inglés se convirtiera en una alternativa para la construcción de un proyecto de vida y el mejor aprovechamiento del tiempo libre