Usted está aquí

Hallazgos del modelo de aprendizaje “Clubhouse”

Abril 3, 2017

El Computer Clubhouse fue creado en 1993 por el Media Lab del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) bajo la premisa de crear entornos extraescolares en donde jóvenes de comunidades marginadas consiguieran trabajar con mentores adultos para explorar sus propias ideas, desarrollar nuevas habilidades, y fomentar la confianza en sí mismos a través del uso de la tecnología. Hoy existen 100 Clubhouses en veinte países que dan acceso a 25.000 jóvenes al año, a recursos, habilidades y experiencias que les ayudan a tener éxito en sus carreras y alcanzar vidas destacadas.

El primer Clubhouse de Latinoamérica se estableció en 1999 en el Museo de los Niños de Bogotá con el apoyo de la Fundación Compartir y en abril de 2002 se formó el Clubhouse Suba Compartir en el colegio de la fundación en Suba.

En el marco de sus 35 años de existencia y con el objetivo de reconocer los diversos aprendizajes de esta valiosa experiencia, la Fundación Compartir se propuso documentar la transformación de egresados del Clubhouse Suba y encontrar la esencia del modelo para ser replicado en otros espacios y contextos.

De esta manera el documento responde a preguntas como ¿Quiénes y cómo son los egresados del Clubhouse Suba Compartir? ¿Qué elementos de su experiencia en el Clubhouse influyen positivamente en su vida personal y profesional?

Como una invitación a su lectura, aquí un adelanto de sus valiosas conclusiones: estos jóvenes “convergen en su forma de aprender, su actitud optimista y al mismo tiempo crítica hacia la vida, su solidaridad, una combinación de autonomía con sentido de pertenencia a una comunidad, y un gran deseo de salir adelante respaldado por competencias que les permiten alcanzar lo que se proponen” (p. 28).

Autores del estudio: Díaz, P., Álvarez, J.D., Cuadrado, C., Ñustes, C., Peláez, L., Tanenbaum, I. Julio, 2014.

Escrito por
No hay votos aun
Estadísticas: .
Henry Alberto Berrio Zapata
Gran Maestro Premio Compartir 2007
Empaqué en el equipaje de viaje de los estudiantes la herramienta más importante para cualquier destino: los argumentos.