Usted está aquí

#CoronaVirus, cierres de clase y comunicación

¿Cómo pueden las escuelas, colegios y universidades adaptarse rápidamente al aprendizaje en línea?

Julio 23, 2020

Al momento de escribir este artículo, la pandemia de coronavirus se está consolidando en muchos países del mundo y, como era de esperar, una de las muchas acciones que las personas están tomando es el distanciamiento social. En casos extremos, donde los gobiernos están bloqueando países, las escuelas, colegios y universidades están cerrando. A medida que la pandemia se acelera, es probable que esto se convierta en la norma.

Parece entonces que la educación presencial, al menos a corto plazo, se impondrá debido a los riesgos de infección. A medida que los maestros lleguen a un acuerdo con lo que esto significa, muchos recurrirán a métodos de educación probados y confiables que implican distanciamiento. Digo probado y confiable, porque la educación a distancia en todas sus formas en evolución ha estado con nosotros por más de un siglo; tiene una larga e ilustre historia. Obtuve mi primer título en psicología principalmente estudiando a distancia, en la British Open University. Muchos otros han logrado premios similares a distancia.

Cuando una vez que los cursos de educación a distancia fueron mal vistos y se consideraron inferiores a los títulos tradicionales basados ​​en el campus, en los últimos años esta opinión ha sido completamente revocada. Hay un creciente cuerpo de investigación que muestra que no hay una diferencia significativa entre los resultados de aprendizaje logrados a distancia con los alcanzados en clase. Una base de datos de metaestudio (establecido en 2004) muestra que el aprendizaje en línea (cuando se realiza de manera efectiva) es al menos tan efectivo, si no más efectivo que los cursos tradicionales. Ya en 2001, los estudios ‘Sin diferencia significativa’ de Thomas Russell dieron una primera indicación de la efectividad de los métodos de aprendizaje a distancia y en línea.

Entonces, ¿cómo pueden las escuelas, colegios y universidades adaptarse rápidamente para proporcionar oportunidades de aprendizaje en línea a sus estudiantes cuando están encerrados? Aquí hay cuatro consejos e ideas útiles:

  1. Obtenga consejos de sus especialistas internos. Los tecnólogos de aprendizaje, tecnólogos educativos, e-learning y académicos especialistas en línea y aquellos involucrados en la investigación en educación a distancia pueden ofrecer grandes ideas sobre cómo establecer programas de educación a distancia.
  2. Use lo que ya está disponible. Una gran cantidad de contenido con  licencia Creative Commons y material de recursos educativos abiertos ya está disponible en la Web. Ha estado allí por un tiempo y continuará creciendo a medida que los educadores de todo el mundo compartan libremente su contenido para que otros lo usen. No es difícil publicar hipervínculos a su sitio web principal.
  3. Comparta ideas utilizando las redes sociales y otros foros de discusión en línea. En tiempos de crisis, los educadores deben dejar de lado sus diferencias, ser generosos en compartir y unirse en la misma dirección.
  4. Mantenga el diálogo con sus alumnos. No esperes simplemente que aprendan lanzándoles contenido. Use cualquier medio posible, ya sea video, audio o texto para apoyarlos, responder a sus preguntas y alentarlos a continuar aprendiendo.

Si tiene más consejos e ideas útiles que puedan ayudar a los educadores a continuar apoyando el aprendizaje a distancia, compártalos en el cuadro de comentarios a continuación.

Manténgase seguro y saludable, y mantenga su distancia.

Traducido por: Gabriela Flórez

Contenido publicado originalmente en la página de Learning with ‘e’s bajo licencia Creative Commons


Imagen pxhere.com

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Consultor de innovaciones en el aprendizaje y ex Profesor asociado de Tecnologías de aprendizaje en el Instituto de educación de Plymouth.
No hay votos aun
Estadísticas: .
María Del Rosario Cubides Reyes
Gran Maestra Premio Compartir 2006
Desarrollé una fórmula química que permitió a los alumnos combinar los elementos claves para fundir la ciencia con su vida cotidiana sin confundir los enlaces para su futuro.