Usted está aquí

Educación multicultural

Disminuir las brechas en la educación y las diferencias discriminatorias son propósitos de equidad que trata el enfoque multicultural en las escuelas.

Septiembre 9, 2020

La educación multicultural se refiere a cualquier forma de educación o enseñanza que incorpora las historias, textos, valores, creencias y perspectivas de personas de diferentes orígenes culturales. A nivel de clase, por ejemplo, los maestros pueden modificar o incorporar lecciones para reflejar la diversidad cultural de los estudiantes en una clase en particular. En muchos casos, la "cultura" se define en el sentido más amplio posible, abarcando raza, etnia, nacionalidad, idioma, religión, clase, género, orientación sexual y "excepcionalidad", un término aplicado a estudiantes con necesidades especiales o discapacidades.

En términos generales, la educación multicultural se basa en el principio de la equidad educacional para todos los estudiantes, independientemente de su cultura, y se esfuerza por eliminar las barreras a las oportunidades educativas y el éxito para los alumnos de diferentes orígenes culturales.

En la práctica, los educadores pueden modificar o eliminar las políticas educativas, los programas, los materiales, las lecciones y las prácticas educativas que son discriminatorias o no incluyen lo suficiente las diversas perspectivas culturales.

La educación multicultural también supone que las formas en que los estudiantes aprenden y piensan están profundamente influenciadas por su identidad cultural y su herencia, y que enseñar a estudiantes culturalmente diversos requiere efectivamente enfoques educativos que valoren y reconozcan sus antecedentes culturales.

De esta manera, la educación multicultural tiene como objetivo mejorar el aprendizaje y el éxito de todos los estudiantes, en particular los estudiantes de grupos culturales que han estado subrepresentados históricamente o que sufren de logros educativos más bajos.

En la didáctica, la educación multicultural puede implicar el uso de textos, materiales, referencias y ejemplos históricos que sean comprensibles para los estudiantes de diferentes orígenes culturales o que reflejen su experiencia cultural particular, como enseñar a los estudiantes sobre personajes históricos que eran mujeres, discapacitados u homosexuales (una práctica poco común en las últimas décadas).

Dado que las escuelas en los Estados Unidos han usado tradicionalmente textos, materiales de aprendizaje y ejemplos culturales que, por lo general, o incluso exclusivamente, reflejan un punto de vista estadounidense o eurocéntrico, a menudo faltan otras perspectivas culturales.

En consecuencia, algunos estudiantes, como los inmigrantes recién llegados o los estudiantes de color, por ejemplo, pueden verse en desventaja educativa debido a obstáculos culturales o lingüísticos que se han pasado por alto o se han ignorado.

Las siguientes son algunas formas representativas en que la educación multicultural puede desarrollarse en las escuelas:

  • Contenido de aprendizaje: Los textos y materiales de aprendizaje pueden incluir múltiples perspectivas culturales y referencias. Por ejemplo, una lección sobre el colonialismo en América del Norte podría abordar diferentes perspectivas culturales, como las de los colonos europeos, los indígenas estadounidenses y los esclavos africanos.
  • Culturas estudiantiles: Los maestros y otros educadores pueden aprender sobre los antecedentes culturales de los estudiantes en una escuela y luego incorporar intencionalmente experiencias de aprendizaje y contenido relevante para sus perspectivas culturales personales y su herencia. Los estudiantes también pueden ser alentados a aprender sobre los antecedentes culturales de otros compañeros en una clase, y los alumnos de diferentes culturas pueden tener la oportunidad de discutir y compartir sus experiencias culturales.
  • Análisis crítico: Los educadores pueden hacer un escrutinio intencional de los materiales de aprendizaje para identificar componentes potencialmente perjudiciales o sesgados. Tanto los educadores como los estudiantes pueden analizar sus propios supuestos culturales y luego discutir cómo los materiales de aprendizaje, las prácticas de enseñanza o las políticas de las escuelas reflejan el sesgo cultural, y cómo se pueden cambiar para eliminarlo.
  • Asignación de recursos: La educación multicultural generalmente se basa en el principio de equidad, es decir, que la asignación y distribución de recursos educativos, programas y experiencias de aprendizaje deben basarse en la necesidad y la equidad, en lugar de la igualdad estricta. Por ejemplo, los estudiantes que no dominan el idioma inglés pueden aprender en entornos bilingües y leer textos bilingües, y pueden recibir relativamente más apoyo educativo que sus compañeros de habla inglesa para que no se retrasen académicamente o abandonen la escuela debido a las limitaciones del idioma.

Reforma

La educación multicultural surgió del Movimiento de Derechos Civiles en los Estados Unidos. Aunque comenzó con la comunidad afroamericana, el movimiento pronto se expandió para incluir a otros grupos culturales que estaban sujetos a discriminación. En los últimos años, a medida que las poblaciones de estudiantes se han vuelto más diversas, los enfoques multiculturales de la educación se utilizan cada vez más en las escuelas públicas.

Las siguientes son algunas formas representativas en que la educación multicultural puede combinarse con los esfuerzos para mejorar las escuelas:

  • Diseño del plan de estudios: los antecedentes y las perspectivas de las subculturas previamente excluidas están cada vez más representados en los planes de estudio de la escuela, en los materiales de enseñanza y las experiencias de aprendizaje,  Además, los estándares de aprendizaje (descripciones breves de lo que se espera que los estudiantes aprendan y puedan hacer a edades y niveles de grado particulares) están evolucionando para reflejar una mayor diversidad cultural (por ejemplo, los Common Core State Standards consideran intencionalmente las experiencias educativas de los estudiantes del idioma inglés y los estudiantes con necesidades especiales). Además, ahora hay programas educativos, como estudios étnicos y de género, que se centran en grupos culturales específicos y las experiencias de aprendizaje escolar y los programas de justicia social también pueden alentar a los estudiantes a investigar y abordar los prejuicios culturales en su escuela o comunidad. 
  • Formación estudiantil: La forma en que los educadores enseñan también está cambiando para adaptarse a la creciente diversidad en las escuelas públicas. Por ejemplo, los estudiantes con discapacidades moderadas y los estudiantes que no dominan el inglés son transferidos cada vez más a clases regulares (en lugar de que se les enseñe en clases separadas), donde pueden recibir asistencia especializada, pero donde aprenden el mismo material que sus compañeros. En el aula, los maestros también pueden emplear estrategias de instrucción "culturalmente receptivas" (como las descritas anteriormente) que reflejan la identidad cultural de los estudiantes individuales.
  • Evaluación del aprendizaje: Los defensores de la educación multicultural tienden a argumentar que los enfoques de "talla única" para evaluar el aprendizaje de los estudiantes podría perjudicar a los estudiantes de diferentes orígenes culturales, por ejemplo, cuando los estudiantes no dominan el lenguaje utilizado en un examen, cuando las preguntas de evaluación se formulan de una manera que los estudiantes podrían malinterpretar (porque los estudiantes no están familiarizados con la jerga estadounidense, las costumbres o las referencias culturales), o cuando una situación de prueba no se adapta correctamente para estudiantes con discapacidades. Una alternativa a las pruebas estandarizadas, por ejemplo, es medir el progreso del aprendizaje de los estudiantes utilizando una variedad más amplia de opciones de evaluación, como pruebas creadas por el maestro, presentaciones orales y varias demostraciones de aprendizaje que brindan a los estudiantes más oportunidades de mostrar lo que han aprendido. En términos generales, los defensores de la educación multicultural tienden a defender que los estudiantes de diferentes orígenes culturales deben tener las mismas altas expectativas que otros estudiantes, pero que las escuelas deben adoptar formas más flexibles e inclusivas de enseñarles y medir qué es lo que ellos han aprendido. Para discusiones relacionadas, vea adaptaciones de pruebaparcialidad de prueba y amenaza de estereotipo
  • Formación docente: La educación multicultural también ha afectado la preparación de los docentes. A partir de la década de 1980, las organizaciones de acreditación y los departamentos de educación estatales comenzaron a exigir que los programas de educación docente incluyeran cursos y capacitación multiculturales. Estados como California, Florida y Massachusetts realizaron esfuerzos ambiciosos para capacitar a los maestros en educación multicultural e inglés como segundo idioma.
  • Personal escolar: Los distritos y las escuelas también están siendo más conscientes o proactivos sobre la contratación de educadores de color de diversos orígenes culturales. Si bien los defensores de la educación multicultural no afirmarían que los maestros de color son más hábiles que otros maestros, es probable que argumenten que las decisiones de personal reflejan los valores fundamentales de una escuela y que los estudiantes se beneficiarán de tener educadores y modelos a seguir de una amplia variedad de antecedentes culturales.
  • Cuestiones legislativas y legales: El auge de la educación multicultural también ha coincidido con una serie de acciones legislativas y judiciales. Leyes como la Ley de derechos civiles de 1964, la Ley de educación primaria y secundaria de 1965, la Ley de igualdad de oportunidades educativas de 1974 y la Ley de educación para todos los niños discapacitados de 1974, entre muchas otras, aumentaron la visibilidad de la educación multicultural y condujeron a la adopción generalizada de enfoques más multiculturales a la educación en las escuelas públicas estadounidenses. Políticas federales, estatales y de distrito, además de decisiones legales importantes relacionadas con la desagregación (Brown v. Junta de Educación, 1954), la educación de estudiantes bilingües (Lau v. Nichols, 1974), y la equidad en las finanzas escolares (San Antonio v. Rodríguez, 1973), por ejemplo, también han tenido un efecto importante en la educación multicultural en las escuelas.

Debate

A medida que los cambios demográficos en los Estados Unidos han aumentado significativamente la diversidad cultural de las poblaciones estudiantiles en las escuelas públicas, muchos distritos urbanos, por ejemplo, ya son distritos "minoritarios mayoritarios", las políticas y prácticas multiculturales se han convertido en temas importantes y, a veces, polémicos.

En el centro de muchos debates sobre la educación multicultural está la cuestión de si tales enfoques podrían realmente servir para dividir en lugar de unir a los estadounidenses, y si ciertas estrategias son esencialmente justas para todos los estudiantes. En opinión de algunos educadores, padres y otros, el creciente énfasis en la diversidad y el multiculturalismo en las escuelas ha cambiado la atención hacia los estudiantes de color económicamente desfavorecidos, y lejos de los estudiantes blancos de familias más adineradas y educadas. Por ejemplo, las estrategias como la "agrupación heterogénea" (la agrupación de estudiantes con diferentes habilidades, antecedentes y niveles de preparación en una sola clase) a menudo generan dudas sobre si la práctica perjudica a los estudiantes de alto rendimiento que no pueden ser suficientemente desafiados en los cursos.

Si bien los debates sobre la educación multicultural son numerosos y matizados, muchos se centran en diferentes interpretaciones de la equidad, lo que es justo y equitativo, y la igualdad, lo que se aplica, asigna o distribuye por igual (por ejemplo, una escuela podría elegir asignar recursos como financiación, maestros, tiempo del personal, etc., por igual entre todos los estudiantes). Otra fuente de debate surge de la concepción de América como una meritocracia en la que cualquiera, si trabaja lo suficiente, puede tener éxito y prosperar. Aquellos que creen y priorizan la meritocracia pueden percibir que las asignaciones educativas desiguales, las adaptaciones o las compensaciones son injustas (porque a algunos estudiantes se les da una ventaja injusta, lo que puede disminuir las oportunidades para otros estudiantes, posiblemente más merecedores). Otros, que no perciben a Estados Unidos como una verdadera meritocracia, pueden argumentar que la distribución desigual de los recursos educativos es la única forma justa de nivelar el campo de juego y garantizar que cada estudiante tenga una oportunidad igual o equitativa de éxito. Para una discusión más detallada de estos debates, ver equidad.

La siguiente lista describe algunos ejemplos representativos de la educación multicultural que da lugar al debate:

  • Acción afirmativa: Mientras que las políticas de acción afirmativa a menudo se malinterpretan (a menudo se tergiversan como sistemas de cuotas para las minorías) por ejemplo, la práctica de dar a ciertos grupos minoritarios un trato preferencial en las admisiones escolares ha sido una fuente de debate en curso en los Estados Unidos, y ha llevado a cargos de sesgo inverso(algunos incluso se refieren a la práctica como "discriminación positiva"). Si bien los defensores de la educación multicultural argumentarían que la acción afirmativa está motivada por el deseo de contrarrestar un legado de sesgo institucionalizado y sistemático y de expandir las oportunidades educativas para todos los estudiantes, los críticos tienden a argumentar que los estudiantes deberían ser admitidos en las escuelas basándose únicamente en el rendimiento académico y otras medidas objetivas de mérito y dignidad.
  • Asignación de recursos: A medida que los estados, los distritos y las escuelas aumentan los fondos para maestros especializados, recursos y adaptaciones para estudiantes minoritarios, de bajos ingresos y con necesidades especiales, a veces surgen inquietudes y debates sobre la equidad. Por ejemplo, un distrito y una escuela pueden decidir contratar más maestros con experiencia especializada en inglés como segundo idioma o en educación especial (a menudo para cumplir con los requisitos estatales o federales) a pesar de los recortes presupuestarios y la reducción de personal en otras áreas de enseñanza. Dichas decisiones pueden ser particularmente polémicas si un distrito escolar decide contratar una escuela, organización o empresa privada, ocasionalmente a un costo más alto, para proporcionar estos servicios especializados.
  • Evaluación y sondeo: Si bien existe un amplio acuerdo en la comunidad educativa de que todos los estudiantes deben tener las mismas expectativas académicas altas, prácticas como pruebas estandarizadas y las pruebas de alta exigencia son fuentes comunes de debate. Dado que todos los estudiantes, independientemente de su habilidad, dominio del inglés o antecedentes culturales, pueden ser obligados a tomar el mismo examen, pueden surgir debates sobre la equidad, particularmente en aquellos casos en que los estudiantes pueden estar en clara desventaja al tomar el examen, por ejemplo, estudiantes inmigrantes recién llegados que aún no dominan el idioma inglés o las costumbres y referencias culturales estadounidenses. Los defensores de la educación multicultural pueden argumentar que los estudiantes deben ser evaluados usando una variedad de medidas, mientras que los críticos pueden afirmar que usar una sola prueba es la única forma justa y objetiva de evaluar la adquisición de aprendizaje y el progreso académico. 
  • Currículo y formación: Los críticos de la educación multicultural pueden expresar su preocupación, porque algunos textos y materiales de aprendizaje, por ejemplo, enfatizan demasiado el contenido culturalmente diverso y no prestan suficiente atención a temas importantes o eventos históricos. Los defensores de la educación multicultural argumentan que el aprendizaje debería abordar múltiples puntos de vista culturales, y que los estudiantes de diferentes orígenes culturales deberían ver a sus grupos culturales representados en las lecciones y el contenido que se enseña en las escuelas públicas. A menudo se expresan preocupaciones similares sobre la formación y algunos educadores y padres pueden objetar que las escuelas están gastando demasiado tiempo y demasiados recursos en algunos estudiantes a expensas de otros.

Contenido publicado originalmente en EdGlossary bajo la licencia Creative Commons.

Traducido por: Daniela Saavedra Rodriguez

 


Imagen Atikah Akhtar on Unsplash

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Portal de servicios de información para público interesado en la educación pública de Estados Unidos sobre reformas educativa.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Martial Heriberto Rosado Acosta
Gran Maestro Premio Compartir 2004
Sembré una semilla en la tierra de cada estudiante para que florecieran los frutos del trabajo campesino en el campo que los vio nacer