Usted está aquí

El nuevo sistema de educación terciaria del Ministerio de Educación Nacional

La propuesta del SNET consiste en comunicar y conectar los programas técnicos y tecnológicos con el sistema universitario y que estos a su vez estén conectados con el mercado laboral.

Junio 24, 2016

El Sistema de Educación Terciaria tiene su origen en el Plan de Desarrollo del 2015. En uno de los artículos del plan, se afirma lo siguiente: “Créese el Sistema Nacional de Educación Terciaria (SNET), conformado por toda aquella educación o formación posterior a la educación media, cuyo objeto es promover el aprendizaje a un nivel elevado de complejidad y especialización. Créase el Sistema Nacional de Calidad de la Educación Superior (SISNACES), como instancia de integración y coordinación de los organismos, estrategias e instrumentos de educación superior, cuyo objeto es asegurar y promover la calidad de la misma”[1].

El objetivo general del sistema de educación es crear un camino único de formación en donde todos los pasos consecuentes para que alguien obtenga un título tengan una secuencia entre sí y que, además, se permita una movilidad entre los distintos bloques del sistema.

La ministra de Educación, Gina Parody, declaró lo siguiente con respecto al nuevo sistema: “Tenemos que dar un viraje estructural al sistema de educación colombiano, que es jerarquizado, que es excluyente y que es inequitativo, tenemos que concebir una nueva fórmula en la educación”[2].

La propuesta del SNET consiste entonces en comunicar y conectar los programas técnicos y tecnológicos con el sistema universitario y que estos a su vez estén conectados con el mercado laboral. Además, se incluye un sistema de aseguramiento de la calidad de todos los programas: técnicos, tecnólogos y universitarios.

Esta idea surge en un momento donde el desempleo de profesionales es alto en Colombia y donde, además, existe un déficit de técnicos y tecnólogos para capacidades más específicas que no necesariamente requieren un título profesional: “Las cifras indican que la relación de profesionales frente a la del total de técnicos y tecnólogos es inversa con respecto a lo que ocurre en países desarrollados: seis técnicos por cada profesional”[3].

Para estructurar la propuesta, se tomaron como modelo los sistemas educativos de Alemania y Singapur. En ambos casos, existen títulos técnicos especializados conectados directamente con el sistema, donde se capacitan a jóvenes en habilidades específicas requeridas por el sector productivo. Se espera entonces con el SNET conectar aún más al personal capacitado con el mercado laboral.

En este sistema, la formación universitaria será de carácter científico o académica y la formación técnica estará orientada hacia el hacer, con el objetivo de llevar conocimientos a la práctica en la vida real. También se pretende que cada tipo de saber sea valorado, sin que uno sea más “importante” en el papel que el otro. Hoy en día, existe un estigma con respecto a los técnicos y los tecnólogos, además de una concepción errónea de pensar que muchos empleos requieren un profesional. Asimismo, es importante que surjan más instituciones con carreras técnicas y tecnológicas y que aumenten también sus egresados.

La propuesta ha generado, como era de esperarse, opiniones encontradas. Por un lado, el columnista Francisco Cajiao afirmó lo siguiente con respecto a las ventajas del SNET: “Por esto, el diseño de un sistema de educación capaz de contener y relacionar de manera dinámica todas las formas de aprendizaje en la etapa postsecundaria se convierte en un valioso desafío para el país. Establecer interacciones y fluidez entre la formación universitaria, la formación técnica y la formación para el trabajo ofrecerá a jóvenes y trabajadores nuevas oportunidades de conseguir el reconocimiento a sus aprendizajes, para facilitarles nuevas rutas de desarrollo”[4].

Por otro lado, no se deja claro qué va a pasar con las carreras universitarias que podrían ver amenazado su campo de acción por otros actores. En el caso de los ingenieros, es confuso por ejemplo hasta qué punto se necesita un profesional o un técnico. Para muchos otros profesionales, esto también genera problemas a futuro en la empleabilidad ya que si ellos ahora mismo tienen un título universitario pero su labor puede ser realizada por un técnico en este nuevo sistema, no podrán obtener empleo fácilmente.

La propuesta continua en desarrollo y mientras tanto, la comunidad educativa, empresas y profesionales están en vilo con respecto a la ejecución concreta de este sistema.

 

Fuentes de información

www.mineducacion.gov.co/1621/articles-323714_presentacion_1.pdf
www.mineducacion.gov.co/1759/w3-article-357154.html
www.mineducacion.gov.co/1759/articles-357154_audio_mp3_01.mp3
www.elespectador.com/noticias/educacion/educacion-terciaria-propuesta-polemica-articulo-547334
www.eltiempo.com/opinion/columnistas/la-propuesta-educacion-terciaria-francisco-cajiao-columna-el-tiempo/16089675
www.semana.com/educacion/articulo/educacion-superior-y-educacion-tecnica-son-iguales-segun-norma/476240

 


[1] Fuente: https://colaboracion.dnp.gov.co/cdt/Prensa/ArticuladoVF.pdf


[2]Rueda de prensa Ministerio de Educación – Presentación del SNET: http://www.semana.com/educacion/articulo/educacion-superior-y-educacion-tecnica-son-iguales-segun-norma/476240


[3]/www.mineducacion.gov.co/1759/articles-357154_audio_mp3_01.mp3


[4]www.eltiempo.com/opinion/columnistas/la-propuesta-educacion-terciaria-francisco-cajiao-columna-el-tiempo/

Escrito por
Columnista
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Rubén Darío Cárdenas
Gran Rector Premio Compartir 2016
Concibo al maestro como la encarnación del modelo de ser humano de una sociedad mejor. Él encarna todos los valores que quisiera ver reflejados en una mejor sociedad.