Usted está aquí

Universidad Militar, Eafit y Agustiniana exploran energías renovables

Pensar en la fabricación de carros solares era algo lejano y complicado, pero a pesar de las trabas, algunas instituciones están investigando dichas formas para contrarrestar el calentamiento global. 

Abril 25, 2017

Ingenieros de diferentes universidades del país le están apostando a la movilidad sostenible con la fabricación de carros solares y eléctricos que buscan reducir el impacto ambiental y así, generar otra alternativa a los vehículos que usan combustibles fósiles para moverse.

Ese es el caso de la Universidad Eafit, que junto al ingeniero Gilberto Osorio, construyó en el 2013 el primer carro solar de Colombia, al cual llamaron Primavera, para participar en la World Solar Challenge en Australia, una competencia donde la innovación y las energías alternativas son el tema principal.

Además, Osorio está investigando alternativas para la movilidad sostenible, por medio de la intervención de vehículos comerciales para lograr que los carros puedan conectarse a estaciones con paneles solares instalados en parqueaderos, casas o edificios, para recargarse. En Colombia, el promedio anual de energía solar es de 6 Kwh/m²/día: un valor muy similar al que alcanza el desierto del Sahara, lo que permitiría que hubiera estaciones de carga que atraparan energía durante todo el día para luego mandarla a las baterías de los vehículos.

Hace unas décadas, pensar en la fabricación de carros solares era algo lejano y complicado, pero a pesar de las trabas que pueden existir actualmente, como lo expresa Darío Mayorga, gerente de Corpoema -empresa que promueve la eficiencia energética en el país-: “En Colombia no hay plata ni capacidad técnica para producir carros eléctricos. Y a pesar de que un proyecto de ley se está preparando en el Congreso para incentivar los vehículos eficientes, ni las universidades ni el Estado, ni las empresas tienen capacidad económica”.

Sin embargo, ingenieros de las universidades Militar Nueva Granada y Agustiniana también fabricaron un carro poco convencional, que surgió por la preocupación frente al calentamiento global y los impulsó a explorar energías renovables, pues la eficiencia de un motor combustible es del 25 %, y el otro 75 % se bota a la atmósfera, generando contaminación. En cambio los vehículos eléctricos pueden llegar a alcanzar hasta un 90 % de eficacia.

Escrito por
No hay votos aun
Estadísticas: .
María Del Rosario Cubides Reyes
Gran Maestra Premio Compartir 2006
Desarrollé una fórmula química que permitió a los alumnos combinar los elementos claves para fundir la ciencia con su vida cotidiana sin confundir los enlaces para su futuro.