Usted está aquí

Paseos pedagógicos: herramienta conceptual-formativa

Este concepto concentra la riqueza formativa y realiza distintas reconfiguraciones que lo enriquecen como estrategia didáctica. En su construcción, se retoman aspectos históricos y conceptuales.

Mayo 20, 2022

Era temprano cuando llegaron los niños a la puerta de la escuela. Todo estaba dispuesto, el director recibía a los niños en la puerta, la Auxiliar los conducía con sus compañeritos y la Maestra dialogaba con respecto a una investigación realizada. En el estacionamiento, el personal de apoyo subía las desayunos, mantas y demás pertrechos para el viaje. Sin duda era una salida escolar.

Sin pensarlo mucho, esta escena nos resulta familiar, quizá cruce por algunos recuerdos de nuestra época en la escuela, o tal vez vivencias que se planifican en cada curso escolar. Lo cierto es, que la emoción evocada con esta actividad genera múltiples imágenes y momentos significativos en nuestra formación.

Seguramente hemos evocado denominaciones como: viaje escolar, paseo escolar, visita académica, viaje de estudios, y al menos un par de nombres más. La diversidad de nombres, desemboca en una riqueza conceptual y con ello podríamos preguntar, si al usar uno u otro, referimos lo mismo.

Las referencias conceptuales para determinar las salidas escolares, lleva a la necesidad de recuperar referentes históricos de la tradición en la formación del profesorado en México, específicamente de principios del siglo veinte.

En primer lugar, hay una definición que considera que cualquier salida realizada en el marco escolar, está considerada: paseo pedagógico. Dentro de él, se agrupaban las visitas o excursiones, que a nivel conceptual generaban imprecisiones, así, por ejemplo:

La visita, se definía como salida que se realiza en un día y comprendida en un radio geográfico generalmente dentro de la misma localidad, comunidad, ciudad o entorno donde se encuentra la escuela. 

La excursión, se usaba para sitios distantes con referencia a la ubicación de la escuela, que implica además un tiempo mayor de recorrido.

Ambas definiciones se mantienen ligadas en sus características a nociones de cerca-lejos, así como también poco o mucho tiempo, que son definidas en función del nivel escolar y por ende de la edad de los niños, con ellas, se caía en relativismos que complicaban denominar fácil y sin confusiones cierta actividad escolar ligada con ellos.

Usar paseo pedagógico, además de la recuperación histórica y la precisión conceptual que ofrece, permite dar cabida tanto visitas, excursiones y desde luego salidas; es decir, no hay elementos dentro del concepto que excluya alguna de las denominaciones que puedan usarse.

En un análisis que permita determinar la forma en la que se imbrican las denominaciones dentro del concepto paseos pedagógicos, es necesario en algún momento recuperar elementos de base pedagógica y didáctica.

El concepto paseos pedagógicos, históricamente implica relación con higiene, académico, cultural, histórico –propiamente dicho-, económico y tantas dimensiones como campos del conocimiento humano enmarquen el diseño del paseo.

El concepto, remite al acompañamiento por parte de docente o docentes, del grupo que realiza el paseo, por ello, el marco pedagógico, de guía y conducción robustece el concepto. Es necesario, sin embargo, a nivel medio superior y superior, considerar una variable: los estudiantes pueden acudir solos a ciertos lugares con fines formativos y en estos casos, también deben ser considerados paseos pedagógicos.

La autonomía de los estudiantes, se considera porque actualmente, algunos lugares como museos y centros culturales son interactivos y permiten la exploración de los visitantes a partir de sus intereses. Se debe pensar la compañía del maestro a partir de ciertas variables, entre otras: distancia, lugares, riesgos, responsabilidad-elementos formativos y formación del profesor, por ejemplo. Además, la autonomía del estudiantado, es uno de los objetivos de los nuevos modelos educativos en gran parte del mundo.

La riqueza del concepto, a partir de los fines tangibles al interior de la escuela, pudiera estar referida indisolublemente a productos inspirados en las vivencias del paseo, composiciones, recolección y clasificación, exposiciones, muestras y demás productos que pudieran generarse dentro de las especificidades de cada materia, asignatura, campo o módulo.

En otro orden de ideas, también es posible construir otro tipo de productos académicos como: revistas, artículos para ser publicados, periódicos murales, pláticas, conversatorios y demás. Con los productos, se fortalece el componente: pedagógico, del concepto.

El concepto paseos pedagógicos permite, entre otros:

La dimensión lúdica, recreativa, de convivencia, socialización y axiológica.

La dimensión formativa, de conducción, guía y contacto con la realidad por medio de experiencias significativas. En escenarios histórico contextuales, que se constituye de pequeños y grandes aspectos estructurales, que hunden sus raíces en lo económico, político, social, cultural, ideológico...

Incluir diversidad de acciones educativas relacionadas con vivencias in situ, de encuentros en el mundo, realidad social, cultural y demás; se activan entornos de realidad que contribuyen en la formación integral y generación de aprendizajes significativos.

Hablar entonces de una estrategia didáctica que enriquece, complementa y redimensiona el trabajo escolar, trasciende el perímetro físico de la escuela y ubica a profesores y estudiantes en espacios propicios para vivir.

Bibliografía 

1. Martínez, L. (2002). Educar fuera del aula: los paseos escolares durante el porfiriato. Revista Mexicana de Investigación Educativa, vol. 7, núm. 15, mayo-agosto, Consejo Mexicano de Investigación Educativa, A.C. Recuperado el 31 octubre 2019 en https://www.redalyc.org/pdf/140/Resumenes/Resumen_14001505_1.pdf

2. ________ (2013). Discursos y representaciones en las excursiones normalistas, 1904 – 1908. Memorias, XII Congreso Nacional de Investigación Educativa, COMIE; Temática 4 Educación superior. Recuperado el 17 de febrero de 2020 en http://www.comie.org.mx/congreso/memoriaelectronica/v12/doc/0963.pdf

3. Montero, A. (2011). Los paseos y excursiones escolares: una práctica higiénica de influencia anglosajona. Recuperado el 18 de febrero de 2020 en https://idus.us.es/bitstream/handle/11441/36223/Los_paseos_y_excursiones_escolares_una_practica_higienica.pdf;jsessionid=BBE917C36424702AA35A8918F0565309

4. Núñez, V. (2017). Las salidas escolares como recurso motivador para los niños. Trabajo fin de grado; Grado en educación Infantil; Universidad de Valladolid; Facultad de Educación de Soria; tutelado por Carmen Nélida Martínez. Recuperado el 31 de octubre de 2019 en https://uvadoc.uva.es/bitstream/handle/10324/28923/TFG-O-1170.pdf?sequence=1

 


Imagen George Pak en Pexels

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Licenciado en Ciencias de la Educación de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Jesús Samuel Orozco Tróchez
Gran Maestro Premio Compartir 2005
Senté las bases firmes para construir una nueva escuela rural donde antes solo había tierra árida y conocimientos perdidos.