Usted está aquí

¿Puede una máquina imitar a un asesor académico?

El impacto de la inteligencia artificial en la Educación Superior.

Septiembre 17, 2019

La integración de la inteligencia artificial dentro del proceso académico se está convirtiendo en una opción atractiva para las instituciones que buscan mejorar la experiencia del estudiante y ahorrar tiempo en su desarrollo educativo. El desafío es preservar el toque humano.

La Cuarta Revolución Industrial ha impactado muchas áreas de nuestra vida cotidiana. La inteligencia artificial (IA) está prosperando en muchas industrias, aumentando la eficiencia y productividad. El aprendizaje automático y otros aspectos de la Cuarta Revolución Industrial están comenzando a impactar la educación superior, con la incorporación de agentes inteligentes como chatbots y formas más precisas de reclutar y rastrear a los solicitantes.

¿Qué pasa con el impacto dentro del aprendizaje educativo? ¿Cuánto asesoramiento debería ser permitido? ¿Cuánto contacto humano se necesita? La investigación sugiere que el contacto con una persona importante (como un tutor académico) dentro de una institución de educación superior es un factor crucial dentro de la decisión de un estudiante para permanecer en la universidad.

Siri de Apple, Alexa de Amazon y Netflix, todos presentan aspectos del comportamiento humano inteligente, que es un aspecto central de la verdadera inteligencia artificial. A través de cada interacción con estas plataformas, aprenden más sobre las preferencias, gustos e intereses de cada persona para que puedan personalizar continuamente una mejor experiencia. En estos casos, la interacción humana real no es necesaria.

La Inteligencia Artificial ha sido un enorme éxito en las corporaciones mencionadas anteriormente, pero ¿tendría el mismo impacto si se aplicara a aspectos de la educación superior, específicamente, a las universidades en línea? ¿Se beneficiarían los alumnos en línea al tener una máquina que reemplaza al profesor? ¿O necesitan esos comportamientos humanos intangibles (empatía y emociones) que una máquina no puede imitar? ¿Es posible obtener lo mejor de ambos mundos?

Indudablemente, la Inteligencia Artificial se ha abierto camino en el ámbito de la educación superior y muchos ven el potencial dentro de los beneficios como el ahorro de tiempo. Algunas universidades, como las instituciones del Sistema de Colegios Comunitarios de Carolina del Norte, la están empleando para "organizar su contenido digital".

Por otro lado, el Instituto de Tecnología de Georgia está utilizando una asistente de enseñanza de Inteligencia Artificial llamada Jill Watson . En este caso, los estudiantes no pudieron detectar que Jill Watson era una máquina. Otra plataforma de inteligencia artificial para asesores académicos es Stellic, fundada por estudiantes universitarios de Carnegie Mellon que estaban frustrados con el proceso de planificación del título. Pero la mayoría de estas aplicaciones están en sus etapas iniciales, lo que hace que sea bastante difícil determinar en este punto si los impactos son exitosos.                

Por ahora, sería aconsejable que más colegios y universidades comiencen a pensar en formas para emplear la inteligencia artificial, específicamente para los maestros, ya que están en la primera línea y pueden llevar cargas de trabajo extremadamente pesadas.

Dada la naturaleza vital de la asesoría académica para el éxito de los estudiantes, es esencial que las instituciones le proporcionen a los profesores las herramientas necesarias para ayudarlos a administrar sus cargas de trabajo minimizando el tiempo dedicado a tareas de bajo impacto y maximizando el tiempo disponible para acciones de alto impacto, como el contacto y apoyo estudiantil.

La literatura sobre retención de estudiantes ofrece varias consideraciones para aumentar la probabilidad de que los estudiantes persistan:

  • Los estudiantes deben sentirse integrados en la escuela y el programa.
  • Los estudiantes pueden necesitar ayuda para adaptar la escuela a las prioridades familiares y laborales existentes.
  • La naturaleza de las interacciones entre los estudiantes y la escuela influye en la decisión del estudiante de quedarse.
  • Los estudiantes que están satisfechos con el entorno institucional tienen más probabilidades de persistir que aquellos que no están satisfechos.
  • Los estudiantes necesitan una relación de apoyo con al menos una persona en la institución.

En cada una de estas áreas, los maestros tienen la oportunidad de incorporar elementos de la inteligencia artificial en sus juegos de herramientas, lo que les permite liberar tiempo para formar relaciones personales con los estudiantes.

Por ejemplo, podría identificar oportunidades para que los maestros establezcan conexiones personales con los estudiantes, como comportamientos que pueden indicar la deserción de los mismos, por ejemplo, las tareas faltantes o bajas calificaciones repetidas.

Por otro lado, también puede ayudar a los profesores a crear personajes estudiantiles, incluyendo los posibles factores de riesgo, que les permitirían trabajar proactivamente con los estudiantes antes de que la situación se vuelva insuperable. Los maestros también pueden incorporar la inteligencia artificial como un sistema de empuje. La acción del estudiante puede ser una señal para que se comuniquen. Finalmente, la inteligencia artificial puede incorporarse en los sistemas de seguimiento y programación, lo que brinda a los estudiantes la oportunidad de autoservicio.

La educación superior está bajo presión para modernizar la experiencia del estudiante mediante un mejor uso de la tecnología, ya que ayudará a reimaginar el futuro de la academia y el trabajo de los maestros. Sin embargo, la inteligencia artificial tiene limitaciones; aunque puede reflejar aspectos del comportamiento humano, no es humano y no tiene emoción.

Por lo tanto, ya que los colegios y las universidades tienen como objetivo mejorar la experiencia de los estudiantes a través de la tecnología, deben esforzarse al máximo para garantizar que no pierdan la experiencia humana en el camino.

Fuente: The Evollution
Traducción: Catalina Morera Valbuena

 


Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Decana Asociada Senior del COCE, Universidad del Sur de New Hampshire
Promedio: 3.7 (3 votos)
Estadísticas: .
Ángel Yesid Torres Bohórquez
Gran Maestro Premio Compartir 2014
Diseñando artefactos para resolver problemas de la vida cotidiana los estudiantes desarrollan su creatividad, su pensamiento tecnológico y aprenden el valor del trabajo en equipo.