Usted está aquí

Periodismo estudiantil para la posverdad

En tiempos en que la desinformación y la ‘posverdad’ tergiversan e inducen al error, el periodismo en el aula surge como una necesidad para desarrollar conciencia crítica ante lo que ocurre alrededor.

Marzo 13, 2017

Una de las críticas más constantes que se hacen a nuestra educación es que no está sintonizada con las realidades de la sociedad, que en las escuelas no se enseña nada que de verdad necesiten los estudiantes. Esto puede ser cierto aunque creo que ha habido un esfuerzo por parte del ministerio y de los docentes para readaptar los contenidos y hacerlos menos teóricos y más prácticos.

Para cumplir esta necesidad el periodismo estudiantil surge como una herramienta efectiva,  interesante y fácil de implementar en el aula. Es un medio con el que los estudiantes no sólo comprenden sus contextos sino que pueden abrir su mente para encontrar hechos que noticiosos que merezcan la pena resaltar y desarrollarán el pensamiento crítico ante las publicaciones de otros medios.

Lo primero es entender el lenguaje periodístico: leer con ellos reportajes y noticias les ayudará a entender el estilo; la parte de la creación comienza con motivar a los estudiantes para que encuentren el tema sobre el cual hablar, tengo la teoría de que en todos los colegios y sus barrios ocurren a diario cosas que merecen ser tratadas como noticias, sólo es que encuentren el tema: un grupo social que hace una labor, un talento desconocido en el colegio, un problema que aqueje a la institución; después de esto invitarlos a que identifiquen las fuentes y le planteen las preguntas necesarias, sería interesante despertar su olfato periodístico pidiéndoles que vayan más allá de una sola fuente y busquen varias versiones.

El periodismo estudiantil Es un medio con el que los estudiantes no sólo comprenden sus contextos sino que pueden abrir su mente para encontrar hechos que noticiosos que merezcan la pena resaltar y desarrollarán el pensamiento crítico ante las publicaciones de otros medios.

Posteriormente viene la redacción teniendo en cuenta las particularidades de si es para radio o para un formato escrito, finalmente que hagan un proceso de revisión y corrección de sus textos para pasar a la publicación; de la noticia el docente podría pasar a la argumentación pidiéndole a los estudiantes que acerca de esas problemáticas elaboren columnas de opinión y así responden a las dos funciones del periodismo utilizando su capacidad crítica.

Si le damos un espacio a la publicación de los escritos de nuestros estudiantes en un blog o dentro de la página web institucional y se comparten en las redes sociales, aparte de incluir las TIC’s en el proceso de creación textual se está generando interacción con el resto de la comunidad educativa, se debate respetuosamente, se aprenden normas de netiqueta e incluso se fortalece el sentido de pertenencia de los estudiantes y padres de familia a la institución educativa.

El periodismo estudiantil es una forma interesante en la que los estudiantes adquieren y construyen su conocimiento, reflexionan sobre lo que ocurre a su alrededor y acerca de sus propias producciones, expresan sus opiniones y debaten respetuosamente. El maestro solamente tiene que guiar ese proceso para que termine siendo satisfactorio.

Adenda: El tema de Gabriela, la niña a la que el presidente Santos le ayudó con una tarea, levantó un debate acerca de la pertinencia de esta clase de deberes: Si la tarea refuerza, promueve la indagación y el diálogo no debería eliminarse.  

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Bloguero invitado
No hay votos aun
Estadísticas: .
Henry Alberto Berrio Zapata
Gran Maestro Premio Compartir 2007
Empaqué en el equipaje de viaje de los estudiantes la herramienta más importante para cualquier destino: los argumentos.