Usted está aquí

Enero 9, 2019

Inflación de 3,18 % el año pasado fue presionada por la educación

Los costos asociados al sector educativo impulsaron el año pasado la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) o inflación. 

Desde 2010, es decir, durante nueve años la meta de inflación del Banco de la República se ha mantenido en el 3,0 %, con un límite alto de 4,0 % y uno bajo de 2,0 %. En tres ocasiones el indicador ha estado por encima del rango superior (2015, 2016 y 2017) y una vez ha sido menor al piso (2013).

Para todo el 2018 el Índice de Precios al Consumidor (IPC), que mide la variación de precios de la canasta de bienes y servicios del consumo de los hogares, se ubicó en 3,18 %, nivel menor al de 2017 cuando fue de 4,09 %, y el más bajo desde 2014, según los registros del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

La cifra estuvo en línea con las proyecciones de los analistas económicos que respondieron en diciembre la Encuesta Mensual de Expectativas Económicas del Emisor, en la que calcularon que el IPC se ubicaría en 3,20 %.

Según los datos del Dane cuatro grupos de bienes y servicios se ubicaron por encima del promedio nacional: educación (6,38 %), salud (4,33 %), vivienda (4,13 %) y transporte (3,73 %).

El resto de los grupos de gastos de las familias se ubicó por debajo del promedio: alimentos (2,43 %), otros gastos (2,29 %), vestuario (0,33 %) y diversión (-1,16 %).

Aunque los analistas económicos del Grupo Bancolombia apostaban por un IPC de 3,15 %, insistieron en que durante 2018 el comportamiento del indicador no fue una preocupación para las autoridades económicas.

“Esto es un logro significativo, ya que hace casi dos años y medio la variación de los precios casi triplicaba el objetivo del Banco de la República (897 % en julio de 2016), y que durante tres años consecutivos finalizó por encima del rango meta”, mencionaron.

La revisión de las cifras reveladas por el Dane muestra que los grupos que más contribuyeron a la inflación fueron los no transables (educación, salud) y los regulados (servicios públicos, combustibles y transporte).

Con el registro de un IPC de 3,18 % para todo el 2018, toman vigencia las Minutas de la reunión de la junta directiva del Banco de la República de diciembre 21 de 2018, en las que se señala que la inflación ha sido algo menor que la esperada, debido principalmente a un comportamiento más favorable de los precios de los alimentos y de los transables (muebles, electrodomésticos, vestuario).

Frente al indicador nacional, la variación anual del costo de vida en Medellín y Barranquilla fue el más alto entre las principales ciudades, al ubicarse en 3,69 %. Valledupar observó el índice más bajo al totalizar 2,37 % (ver gráfico).

En la capital antioqueña los rubros que impulsaron la inflación el año anterior fueron: educación con 6,04 %, diversión, con 5,74 % y vivienda, con 4,51 %. Las menores variaciones se apreciaron en vestuario con 0,25 % y comunicaciones con 0,57 % (ver Qué sigue?).

Por niveles de ingreso, las familias paisas de estrato medio sintieron un mayor efecto inflacionario, pues el IPC alcanzó el 3,97 %, para los hogares de ingresos altos fue de un 3,48 % y en de bajos 3,27 %.

Lo que pinta 2019

En las previsiones para este año, la Encuesta Mensual de Expectativas Económicas del Emisor se observa que el mercado considera que la inflación a diciembre será 3,50 %. A su turno, la Fundación para la Educación Superior y el Desarrollo (Fedesarrollo) revisó al alza su pronóstico de inflación para 2019 y lo subió de 3,2 % a 3,6 %.

La junta del Emisor sostuvo que las proyecciones se encuentran cerca de la meta, aunque algunos directores anotan que existe una probabilidad importante de que se presenten choques que afecten los precios en el futuro. Específicamente, se refirieron al efecto alcista en el nivel de precios por la devaluación del tipo de cambio, el incremento en los precios de los servicios públicos y el aumento del salario mínimo que fue del 6 %.

Escrito por
No hay votos aun
Estadísticas: .