Usted está aquí

‘Mimos por la paz’, una propuesta pedagógica para formar por medio del arte

En la localidad de Suba, en Bogotá, un profesor de filosofía y ética se propuso formar mejores jóvenes para una Colombia sin guerra.

Abril 11, 2016

“El país que yo sueño es aquel donde un estudiante pueda hacer en paz su proyecto de vida, donde mi ejemplo como docente sirva para la construcción de buenos ciudadanos”. Así piensa José Walter López, un manizaleño apasionado por la educación y el arte, que hoy lidera un proyecto de convivencia en el colegio Prado Veraniego, de la localidad de Suba.

Ni siquiera una grave enfermedad que lo mantuvo en cama durante más de un año, hizo que José Walter López, de 44 años, profesor de filosofía, español y ética truncara su deseo de continuar enseñando en las aulas. Y fue precisamente durante ese tiempo de incapacidad que las ideas empezaron a llegar a su cabeza.

Se cuestionaba diariamente sobre su rol de maestro, se hacía preguntas y también se daba respuestas, pero lo que sí tenía claro José Walter era que debía regresar a los salones de clase con más empeño y más pasión que antes.

Y así fue. Logró superar sus dificultades de salud y hoy ya cumple nueve años como docente de planta del Distrito, tres de ellos en el Prado Veraniego de la localidad de Suba. En la institución es uno de los profesores más queridos y respetados por sus colegas y también por sus estudiantes.

“Es de esos profesores lanzados a los que se les ocurren locuras, pero locuras de las buenas, de esas que sirven para la vida”, señala José Ignacio Casallas, rector del colegio, quien con admiración asegura que, gracias a la actitud de José Walter, a sus ideas innovadoras y su creatividad, ha logrado que los jóvenes “le caminen” a todos sus proyectos sin ningún reparo.

No es en vano que más de cincuenta estudiantes hayan decidido formar parte de ‘Mimos por la paz’, uno de sus proyectos más sobresalientes dentro del colegio, con el que se busca mejorar el comportamiento dentro de la institución, adquirir mayor conciencia sobre el cuidado del planeta y ver en el diálogo y el respeto las alternativas más eficaces para la solución de conflictos.

Los estudiantes han mostrado tanto interés, que “vale la pena seguir trabajando con mayor entusiasmo”, asegura el docente José Walter, quien además enfatiza en que la disposición de los estudiantes ha permitido el éxito del proyecto.

“A través del arte y la expresión corporal se pueden transmitir muchísimas cosas. Los chicos hoy tienen demasiadas ideas, sentimientos y emociones guardadas que vale la pena descubrir, pero, sobre todo, tienen unas fortalezas que yo estoy dispuesto a potencializar”, ultima el docente.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Comunicador social y periodista.
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
María Del Rosario Cubides Reyes
Gran Maestra Premio Compartir 2006
Desarrollé una fórmula química que permitió a los alumnos combinar los elementos claves para fundir la ciencia con su vida cotidiana sin confundir los enlaces para su futuro.