Usted está aquí

Cinco consejos prácticos para leer más

A muchos les gustaría adquirir el sano hábito de la lectura, para nutrirse de conocimiento y cultura. ¿Existe alguna forma fácil de acercarse a la lectura?

Abril 13, 2016

Leer más forma parte de la lista de propósitos usuales de año nuevo. Sin embargo, las múltiples tareas, ocupaciones y ritmo de vida vertiginoso hacen que leer sea un hábito visto más como una carga más que un placer. La realidad es que leer es un hábito sumamente saludable para la mente y el espíritu. Además de las claras ventajas intelectuales, leer ayuda a relajarse, es una forma sana de entretenimiento, ayuda a mejorar los procesos cognitivos y potencia la imaginación. También es útil leer en otros idiomas para reforzar el conocimiento de nuevas lenguas.

Hacer de la lectura un hábito es más fácil de lo que parece. Además de los beneficios intelectuales obvios, es una costumbre saludable para la mente y el espíritu.

Con estos beneficios en mano, te tratemos cinco consejos prácticos para que puedas convertirte en un mejor lector de aquí en adelante.

1. Lee lo que te gusta

No vemos películas que no nos gusten. Abandonamos las series que no nos interesan. Evitamos los alimentos que nos desagradan. ¿Por qué no hacer lo mismo con la lectura? Leer es una acción que implica pasión o de lo contrario, pierde sentido. Por ello, es importante primero, tantear que tipo de género nos gusta y luego explorarlo. No a todos nos gusta lo mismo y eso está bien, no hay porqué leer lo mismo que tu papá o tu mejor amigo. Tampoco es malo dejar un libro porque nos aburrió, podríamos estar usando el tiempo en algo más provechoso. Lo importante es buscar temáticas que nos interesan y centrarnos en ellas para desarrollar el hábito de la lectura. Hay infinitas posibilidades en el universo de los libros.

2. Busca recomendaciones

Si no sabes por dónde empezar, las recomendaciones son el camino. Cuando se es un lector ‘primerizo’, conviene asesorarse de personas que tengan esto como hábito. Tus padres, hermanos, amigos o profesores pueden ser interlocutores válidos con recomendaciones de los libros que más les han gustado. También en internet, existen foros y grupos en redes sociales con múltiples recomendaciones. Por último, revistas especializadas publican reseñas de ciertos libros que podrían servirnos de guía e inclusive, reseñas de otros usuarios en sitios como Amazon son útiles.

3. Lee sin distracciones

Si ya tiene algunos títulos en mente y sus libros (o e-readers como un Kindle) en la mano, es hora de empezar a leer. Es recomendable entonces buscar que el momento de la lectura sea sagrado y que no tenga interrupciones. Aunque leer un solo libro en un solo día es difícil, puede empezar intentando leer por capítulos y avanzar. Evite que el espacio de la lectura esté permeado por la televisión o el computador y busque en los libros un refugio para la tranquilidad.

4. Trata de fijarte metas

Un poco de métricas puede ser útil mientras la lectura se convierte en su aliado. Puede buscar fijarse un mínimo de libros por año o por mes. También incluso, un tiempo mínimo de lectura diaria. Inclusive si son solo 15 minutos, el avance que va a lograr es muy valioso y poco a poco las metas serán un tema del pasado. Este tipo de enfoque sirve para hacer de la lectura parte de su vida cotidiana.

5. Aprovecha espacios pequeños para leer

El tiempo es el gran enemigo de la lectura (y de otros hábitos). Por eso, si ya tienes la meta diaria o mensual o anual de lectura, intenta buscar espacios por todos lados para leer. Viajes largos, esperas en consultorios, tiempos muertos que abundan por doquier y que podrían ser aprovechados para la lectura.  Es importante llevar la lectura contigo lo más que puedas, para usar cualquier instante libre. Si el problema es el espacio o no querer cargar un pesado libro, alternativas como el Kindle sirven para resolver este percance.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Comunicadora social y periodista
Promedio: 3 (5 votos)
Estadísticas: .
Ángel Yesid Torres Bohórquez
Gran Maestro Premio Compartir 2014
Diseñando artefactos para resolver problemas de la vida cotidiana los estudiantes desarrollan su creatividad, su pensamiento tecnológico y aprenden el valor del trabajo en equipo.