Usted está aquí

Reforma educativa en España

España atraviesa la séptima reforma educativa que ha vivido en los últimos 35 años, con importantes cambios para disminuir la deserción escolar.

Octubre 30, 2015

En los últimos 35 años, España ha tenido seis reformas educativas y actualmente atraviesa la séptima de esta serie de cambios, que pretende atacar las falencias del actual sistema y sobre todo, reducir la alarmante deserción escolar. Hoy en día, la tasa de deserción del país es del 21,9% en jóvenes de 18 a 24 años, siendo además la más alta de la Unión Europea[1]. El proyecto de  Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad, conocido por el acrónimo LOMCE, fue aprobado el pasado 17 de mayo y está ahora mismo en discusión en el parlamento español.

Una de las modificaciones más importantes de esta reforma es la evaluación al final de cada etapa educativa. Esta medida, pretende evaluar el desempeño de los estudiantes a nivel nacional tal y como ya lo hacen otros países. La idea es generar una sana competitividad y detectar falencias tempranas en los estudiantes y por supuesto, poder “medir” de cierta forma el desempeño de las escuelas.

El castellano se establece como lengua vehicular de la educación en España. Existen muchas lenguas cooficiales como la catalana o el vasco, por poner algunos ejemplos. En algunas escuelas, la educación era impartida solo en este idioma aunque en su mayoría se imparte una educación bilingüe. A partir de esta reforma, el castellano es la lengua central y el Gobierno garantiza la formación pública en dicho idioma. En caso que existan colegios en comunidades autónomas que no ofrezcan esta opción, el Estado subvencionará los estudios en escuelas privadas de aquellos que quieran estudiar en castellano. Sin embargo, también existe un énfasis en la educación plurilingüe, ya que se ha detectado que existen falencias de los españoles a la hora de aprender idiomas extranjeros. El objetivo es atacar esta debilidad con una educación que tenga un mayor énfasis en el aprendizaje de otros idiomas, además del castellano y los idiomas cooficiales.

Hoy en día, la tasa de deserción del país es del 21,9% en jóvenes de 18 a 24 años, siendo además la más alta de la Unión Europea . El proyecto de  Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad, conocido por el acrónimo LOMCE, fue aprobado el pasado 17 de mayo y está ahora mismo en discusión en el parlamento español.

La distribución de las materias también sufrió ciertos cambios con esta reforma: “Las asignaturas de Primaria, ESO y Bachillerato se agrupan en: troncales (reguladas esencialmente por el Gobierno con una carga lectiva mínima del 50% del horario total), las específicas y las de libre configuración autonómica (como lengua cooficial, con tratamiento análogo al castellano), cuyos horarios y contenidos corresponderán a las comunidades. Los centros podrán complementar los tres bloques de materias y configurar su oferta formativa”[2].

La educación religiosa y sus alternativas se mantienen en las aulas, mientras que la materia educación para la ciudadanía desaparece del currículo. Otro de los cambios que ha generado bastante controversia y ha sido altamente cuestionado es que en la ESO, las artes, filosofía y tecnología pasan a ser parte del rubro opcional. Aunque el cambio ya fue aprobado, docentes, estudiantes y miembros de la comunidad han manifestado su descontento para “salvar” a estas materias y traerlas de nuevo a las aulas de clase con un carácter obligatorio. La asignatura de religión continuará siendo opcional.

La reforma también toca el área de la segregación por sexo de los colegios. Dichos establecimientos que tengan este sistema, si son públicos deben justificar esta decisión en términos pedagógicos, aunque la reforma da pie para que esta situación pueda darse. Entre otros aspectos, está en debate si extender o no el ciclo educativo hasta los 18 años, pero la propuesta aún se encuentra en debate.

La última palabra no se ha dicho en esta reforma. Tanto para los estudiantes, como para los padres de familia y el sector gobierno, hay varios términos y necesidades para concertar. Lo importante es que las falencias de deserción, nivel educativo, consecución de empleo y plurilingüismo mejoren en España en pro de un sistema que responda correctamente a las necesidades de las personas.

Para más información, visite:

sociedad.elpais.com/sociedad/2013/11/27/actualidad/1385564749_943490.html
www.larazon.es/sociedad/educacion/obligados-a-estudiar-hasta-los-18-anos-aunque-trabajen-PF11050249#.Ttt1O3HMbApEtnv
www.serpadres.es/familia/derechos/articulo/lomce-asi-es-el-proyecto-de-ley-de-reforma-educativa
sociedad.elpais.com/sociedad/2013/11/26/actualidad/1385489735_160991.html
sociedad.elpais.com/sociedad/2013/05/08/actualidad/1368031468_320468.html

 



[1] www.elmundo.es/espana/2015/04/20/5534d3ee268e3e320e8b45ae.html

[2] www.huffingtonpost.es/20888888888888888713/11/28/lomce-resumen_n_4355532.html

Escrito por
Columnista
No hay votos aun
Estadísticas: .
Melva Inés Aristizabal Botero
Gran Maestra Premio Compartir 2003
Abro una ventana a los niños con discapacidad para que puedan iluminar su curiosidad y ver con sus propios ojos la luz de la educación que hasta ahora solo veían por reflejos.