Usted está aquí

Sistemas educativos del mundo: Vietnam

Vietnam, ubicado en el sudeste asiático, tiene el enorme reto de llevar educación de calidad a sus más de 90 millones de habitantes.

Septiembre 15, 2015

Vietnam se ubica en la región del sudeste asiático. Limita con China, Laos y Cambodia, además de tener límites marítimos con los países de Indonesia, Malasia, Filipinas y Tailandia. Su territorio es amplio y tiene un área de 331.689 km2. La actual capital de este país es Hanoi, aunque su ciudad más densamente poblada es Ho Chi Min, también conocida como Saigón. Debido a razones históricas, su nombre resuena bastante en la cultura popular, pero la información que circula sobre su régimen educativo puede no ser tan ampliamente conocida.

Contexto histórico del país

Vietnam es un país con una historia rica pero, por su ubicación estratégica en el continente asiático ha estado varias veces en medio del conflicto. En los inicios de su historia, Vietnam formó parte del imperio chino, pero hacia finales del año 900 obtuvo su independencia. Luego de durar varios siglos al mando de diversas dinastías, Vietnam pasó en el siglo XIX a estar bajo el dominio de los franceses. Es por eso que la segunda lengua oficial del país aún sigue siendo, hasta nuestros días el francés. Aunque actualmente solo el 5% de la población en Vietnam tiene fluidez en este idioma, este país tiene una de las comunidades francoparlantes más grandes de Asia.

Hacia la segunda guerra mundial, Japón invadió a Vietnam por un breve período. Luego, Vietnam se libera de los japoneses y en 1954 los franceses son expulsados definitivamente del territorio. En ese mismo año el país proclama su independencia, pero más adelante, ocurrió en el país la guerra de Vietnam. Este conflicto interno, que contó con la intervención de Estados Unidos, sucedió desde 1955 hasta 1975 y tuvo el objetivo de unificar al país que se encontraba dividido en Vietnam del Norte y Vietnam del sur. Se afirma que también tenía la agenda oculta de la intervención estadounidense era impedir que el país se convirtiera en un territorio comunista. Este conflicto armado fue cruel y contó con tácticas de tortura deliberadas de parte de todos los bandos involucrados.

La Guerra de Vietnam dejó destrucción y muerte en todo el país.  También ha sido un conflicto ampliamente ilustrado en el cine, el arte y la literatura, debido al impacto cultural que tuvo tanto para Vietnam, como para los Estados Unidos e inclusive para la historia de Asia. Para 1975, luego de la devastación a causa de años de guerra, el país inició la tarea de su reestructuración y recuperación.

Vietnam tiene el reto de educar enteramente a su población de más de 90 millones habitantes. 

La educación en Vietnam hoy

Vietnam logró salir adelante y superar muchas de las consecuencias de la guerra, aunque cabe anotar que las huellas dejadas en su población por tantos años de conflicto aún continúan. Hoy, Vietnam está unificado y tiene estabilidad a nivel interno. Es el treceavo país más poblado del mundo, con una amplia mayoría fluida en vietnamita, la lengua oficial del territorio. También cuenta con un pequeño porcentaje de la población francoparlante y una creciente cifra de personas que dominan el idioma inglés[1].

El sistema educativo de Vietnam inicia cuando los niños tienen entre 5 y 7 años. Como en muchos otros países, el kindergarten no es obligatorio aunque es una opción que muchos padres eligen. Luego, siguen las etapas de primaria (5 años de duración), escuela media (4 años) y escuela superior (3 años). En promedio, los vietnamitas terminan la escuela entre los 17 hasta los 19 años. La universidad en Vietnam dura entre 4 y 6 años, dependiendo de la carrera elegida. Algunas de las universidades destacadas en el país son: Hanoi University of Science and Technology, National University of Ho Chi Minh City y University of Technology Hochiminh City.

Existen escuelas privadas como públicas. Sin embargo, las escuelas públicas no son enteramente gratuitas, los estudiantes deben pagar una tarifa muy pequeña para poder ingresar. Con las universidades sucede algo similar aunque, las universidades públicas cuentan con mucho prestigio debido a que no es fácil ingresar. Para poder acceder a la educación superior, los vietnamitas deben realizar un examen a nivel nacional para poder graduarse y a su vez, realizar diversas pruebas de ingreso para estudiar en cualquier institución.

A pesar del gran reto que representa impartir educación en este país a un gran número de habitantes, la cobertura del sistema es buena, incluso en áreas rurales. Pero, aún existe el reto para el país de escolarizar a gran parte de su población ya que el 37% no cuentan con ningún tipo educación[2]. Para ello, Vietnam se trazó una estrategia a largo plazo y en el 2010 invirtió el 21% de su PIB en educación, con el fin de mejorar en esta área. Los resultados de dicha inversión se han visto reflejados en las pruebas PISA, tal y como lo reporta esta noticia en BBC Mundo: “Vietnam entró por primera vez en las pruebas PISA en 2012 y alcanzó los siguientes puestos: 17 en matemáticas, 8 en ciencias y 19 en lectura, todas ellas posiciones más altas que las de Estados Unidos, que quedó 36 en matemáticas, 28 en ciencias y 23 en lectura. En las clasificaciones globales publicadas por la OCDE en mayo de 2015, basadas en ciencias y matemáticas, Vietnam ocupó el lugar 12 mientras EE.UU. estaba empatado en el puesto 28”[3].

Sin embargo, a pesar de estos buenos resultados, el sistema de educación es calificado como rígido y dentro del país, muchas de las noticias que circulan con respecto al mismo no son positivas. Así como sucede en Corea del Sur, el sistema es estricto y los estudiantes no son impulsados hacia la creatividad. El país cuenta con muchos retos y desafíos para posicionarse, al interior y al exterior, como un sistema educativo destacado y envidiable.

Algunos enlaces de referencia:

*Agradecimientos a Nguyen Thu Linh por su asesoría para realizar este artículo

Escrito por
Columnista
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Belkis Briceño Ruíz
Maestra del Colegio Antonio Nariño IED
Cuando uno quiere enseñarle algo a alguien, el que aprende es uno. Eso sucede en la escuela. Eso es lo que buscamos los maestros a diario