Usted está aquí

Colombia aún no aprende que el factor más relevante para el aprendizaje es el maestro

Existe un sólido consenso entre los especialistas: Los docentes son el factor escolar más relevante para el aprendizaje de los estudiantes.

Octubre 11, 2018

No nos podemos cansar de insistir en que el maestro es el factor más relevante para el aprendizaje de los estudiantes, si bien es cierto como lo anota el BID[i] que los países de América Latina presentan desde hace décadas un alto acceso a la educación primaria, llegando a un promedio cercano a 96% de la población en esa edad escolar, mientras que la cobertura en la educación secundaria es en promedio 76%[ii] y que la cobertura de los quintiles socioeconómicos más desfavorecidos fueron mucho más altos que los ocurridos en los quintiles más ricos en la última década, se podría concluir que estos avances en cobertura tienden a promover una mayor equidad[iii].

Sin embargo, cuando hablamos de la calidad de la educación que reciben los niños y jóvenes atendidos en los sistemas educativos latinoamericanos, las cifras no son tan alentadoras, pues el desempeño de los estudiantes que participaron en el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés), cuyas pruebas evalúan habilidades y conocimientos de los estudiantes de 15 años en lectura, matemática y ciencia.

En las pruebas PISA de 2015 se ubicaron en el tercio inferior en el ranking entre todos los países y economías participantes, con un desempeño peor al que le correspondería dado su PIB per cápita.

Además, el porcentaje promedio de estudiantes latinoamericanos con “bajo desempeño” (es decir, aquellos que no logran un nivel de competencias básicas, según PISA) más que duplica el porcentaje promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Las explicaciones para este débil desempeño son variadas y muchas de ellas conocidas. Los recursos son insuficientes o inadecuados. Por ejemplo, una alta proporción de alumnos por profesor, una deficiente infraestructura de servicios básicos, equipamiento y laboratorios, y hasta cosas tan sorprendentes como la falta de una mesa o tiza/marcadores para el profesor.

Si bien se trata de factores que no se pueden ignorar, actualmente existe un sólido consenso entre los especialistas: Los docentes son el factor escolar más relevante para el aprendizaje de los estudiantes.

En el caso colombiano, la situación de los docentes es grave y preocupante pues tenemos maestros provisionales con más de 20 años de servicio, dos escalafones, carencia de recursos para pagar ascensos en el escalafón y salarios competitivamente bajos comparados con otras profesiones, refrigerios escolares restringidos para los maestros, entre otras cosas.

A pesar de lo anterior aún no se reflejan políticas que pretendan cambiar esas condiciones, si no que seguimos en los mismo pretendiendo una gran transformación en la calidad de la educación que reciben los cerca de 8.800.000 estudiantes que se forman en 11.519 (26%) sedes urbanas que atienden el 72 % de estudiantes y 32.405 (74%) sedes rurales que atienden el 28 % de la población estudiantil para un total de 43.924 sedes en el país[iv].

 


[i] Profesión: Profesor en América Latina ¿Por qué se perdió el prestigio docente y cómo recuperarlo?, Banco Interamericano de Desarrollo. Copyright © 2017

[ii]  1. Busso, M., J. Cristia, D. Hincapié, J. Messina yL. Ripani. 2017. Aprender Mejor: Políticas Públicas para el Desarrollo de Habilidades. Washington DC: Banco Interamericano de Desarrollo.

[iii] Con base en datos de CIMA (Centro de Información para la Mejora de los Aprendizajes), División de Educación, Banco Interamericano de Desarrollo.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Director de Innovación Educativa de la Fundación Compartir
Promedio: 5 (2 votos)
Estadísticas: .
Hoguer Alfredo Cruz Bueno
Gran Maestro Premio Compartir 2009
Logré vincular el aula y la comunidad rural a través de expediciones que marchaban tras la huella de la cultura local en tertulias de lectura que se convirtieron en lugares de encuentro entre los padres, los hijos, los textos y la escuela.