Usted está aquí

Características de un buen maestro

Enseñar y ser un buen maestro requiere de un conocimiento amplio de una materia, plan de estudio, amor por lo que hace  y sobre todo una excelente actitud frente a los retos que encuentre.

Junio 13, 2017

Para llevar a cabo la labor docente es importante la comunicación que es algo que todo maestro debe tener  ya que es esta la que facilita la  interacción  con los alumnos, el intercambio de ideas, pensamientos y conocimientos.

Para una buena enseñanza se necesita un buen maestro, este no es solo el que enseña, también debe ser alguien que sepa escuchar, que comprenda a los alumnos y los apoye en los diferentes problemas que presenten en su vida académica, social o familiar.

Una  cualidad que debe tener todo maestro es la capacidad de hacer didáctica e interesante la clase, ya que cuando es aburrida es más difícil que los alumnos pongan atención y puedan llegar a tener un aprendizaje. Para ser un maestro con estas características es importante que este mismo tenga la vocación; esta es el deseo de emprender una carrera, profesión o cualquier otra actividad cuando todavía no se han adquirido todas las aptitudes o conocimientos necesarios. 

La vocación es un proceso que se desarrolla a lo largo de la vida, y que se va construyendo basada en el descubrimiento de quién soy, cómo soy y hacia dónde voy. El proceso de enseñanza-aprendizaje tiene como objetivo la formación integral del individuo, en este caso del alumnado.

Estas pueden ser algunas características de un buen maestro:

  • Un buen maestro tiene metas altas para todos sus estudiantes, espera que todos  puedan y logren ser exitosos en  su salón y no se da por vencido con los estudiantes que en algún momento van atrasados.
  • Tiene objetivos claros, prepara  las clases que les da a los estudiantes lleva una idea clara de lo que va a enseñar.
  • Motiva a sus estudiantes y les enseña diferentes perspectivas.
  • Es responsable esto implica que se atiene a las mismas expectativas y estándares que exige a sus alumnos. Debe ser justo e igualitario.
  • Es flexible; implica que ante una situación especial o problema es capaz de hacer cambios en la lección  o actividad en el momento. Debe  poder cambiar, si la mitad de los alumnos no comprenden un concepto, no puede continuar sin encontrar una mejor explicación para que entiendan.
  • Forma relaciones fuertes con sus estudiantes y demuestra que le tiene afecto como persona. Es un ser agradable entusiasta y cariñoso.

Ser educador es uno de los trabajos más complicados hoy en día. Por esto, ser un buen maestro no será tarea fácil, pero siempre hay que tener la mejor actitud frente esta labor, la mejor que ha podido existir en este mundo.

 

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Estudiante del programa de formación complementaria II semestre de la Normal Superior María Auxiliadora de Santa Marta.
Promedio: 5 (2 votos)
Estadísticas: .
Jaqueline Cruz Huertas
Gran Maestra Premio Compartir 2000
Es necesario entablar una amistad verdadera entre los números y los alumnos, presentando las matemáticas como parte importante de sus vidas.