Usted está aquí

De lenguaje, literatura y chapulines

Las impresiones de un maestro que asiste X Taller Latinoamericano de lengua en México. 

Agosto 2, 2017

Tres días han transcurrido del desarrollo del X Taller Latinoamericano, hoy es 26 de julio del 2017. Como dice el pasaje del Zorro y el Principito, del magnífico Saint de Exupery, ya nos hemos acercado lo suficiente como para recordar el color del cabello. Aquí en Tamazulapam, en los pasillos de la Normal, caminan mujeres y hombres de diferentes tonos de piel, de cabello y de múltiples lenguas: mixteco, zapoteco, purépecha, portugués y castellano.

Desde la madrugada arriba la banda chilanga, después de ser liberados en sus escuelas, tomaron camiones que los conducen a Tamazulapam. No importa que la SEP imponga calendarios y nos amenace con que estamos a disposición de la autoridad ya que no son vacaciones, sino receso escolar.

Todavía con las manos cansadas de llenar y llenar formatos, a la Normal arriban al menos unos 40 docentes de educación básica del Distrito Federal y Estado de Mexico: de la Red Metropolitana, de la UPN 094 Centro, de la UPN 095 Azcapotzalco, de Coordinación oriente de la sección 9, del curso de Técnicas Freinet del MMEM… Y también llegan colegas oaxaqueñas en el ánimo de compartir y aprender.

Y con ellos es suficiente para comprobar que somos como chapulines, vamos avanzando por los surcos de los maizales oaxaqueños y nos juntaremos con más y más que están dispuestos a brincar ante la injusticia y la imposición. Y brincamos cada que compartimos nuestras experiencias porque estamos vivos…

Por la mañana, un poco agotados pero con mucho ánimo, se instalan las mesas del conversatorio. Voy pasando de grupo a grupo por los cuatro ejes temáticos divididos en 8 espacios de intercambio. Envidio a quienes si pueden estar en las mesas, me toca colocar carteles y no puedo demorarme mucho en cada salón.

Los debates me atrapan: por ahí el entusiasmo y coraje de las maestras oaxaqueñas a pesar de la adversidad; la creatividad y argumentación de las colombianas; la valentía y  animo de las chilangas; la serenidad y ansias por aprender de las purépechas de Cherán; la festividad y compromiso de las brasileñas, esto sin obviar las aportaciones de peruanas, argentinas y chilenas.

En ese debate se ahondan sobre las políticas públicas, de cómo éstas influyen en la vida cotidiana de las escuelas y de cómo en cada maestra, escuela o red han encontrado la manera de contrarrestar aquellas acciones lesivas para niñas, niños, docentes y comunidades.

Me agrada, y a la vez me entusiasma, las docenas de voces que compartimos discursos de búsqueda, de esperanza, de experimentación y de solidaridad. Ante tanta fuerza me pregunto: ¿Por qué no hemos podido constituir  una fuerza capaz de detener esta vorágine de propuestas absurdas en la mayoría de los países de América Latina? ¿Cómo es posible que Hellen Abadzi y sus métodos de lectura veloz se apliquen con gran facilidad en nuestra Patria Grande? ¿En qué momento naturalizaron el discurso de la calidad de la educación, de las competencias, de los estándares y tantos más derivados de la empresa?

Después de los conversatorios y la comida vamos a la conferencia de Carlos Lomas “La educación literaria, entre la realidad y el deseo”. Escucho a Carlos y no deja de sorprenderme. Con maestría  nos habla de uno de los temas polémicos del siglo XXI, el desarrollo de la competencia literaria. ¿Es la escuela la responsable de formar lectores? ¿Cuáles son los enfoques que han predominado en la enseñanza de la literatura? ¿Cuáles son las experiencias de los escritores en torno a la formación de lectores? Poco a poco va desgranando las respuestas en una exposición que nos deja un buen sabor de boca. Identificamos los fundamentos de una educación literaria que deseamos y construimos para hacerla realidad.

Después los talleres: 11 de ellos que se impartieron el día de hoy. Desde Pedagogía por proyectos, poesía en el aula, alfabetización inicial, género y literatura, análisis crítico de textos, lectura en voz alta, ciencia en la escuela y hasta de matemáticas con los infatigables Diana Violeta Solares Pineda y Armando Solares.

Al final me cruzo con [email protected] talleristas. [email protected] con una sonrisa en el rostro. Ha valido la pena estar aquí en Tamazulapam.

Y ya entrada la noche, el evento artístico cultural: Colombia y sus bailes; historias de vida en mixteco, poesía, canciones típicas de México algunas cantadas en purépecha y hasta globos de canto ya.

Ya en la madrugada vamos a dormir, o intentarlo porque ya estoy pensando que esta mañana del 27 de julio será otra experiencia invaluable.
 

Imagen Designed by Freepik

Escrito por
Docente en Universidad Pedagógica Nacional en México.
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Irma María Arévalo González
Gran Maestro Premio Compartir 2002
Ofrezco a cada uno de los alumnos un lápiz mágico y los invito a escribir su propia historia enmarcada en los cuentos y leyendas de su cultura indígena.