Usted está aquí

La vocación profesional no es un solo camino lineal

La selección de una carrera profesional no es una decisión única ni definitiva. Se transforma a medida que los escenarios cambian, nuevas herramientas surgen y se descubren otras afinidades.

Junio 29, 2015

Al finalizar el bachillerato, empieza una etapa decisiva para aquellos jóvenes que tienen la fortuna de ir a la universidad: elegir su carrera profesional. A temprana edad, el mismo adolescente que se siente atormentado por un grano de acné o por un mal corte de cabello, debe elegir la carrera que ejercerá para toda su vida, de aquí en adelante. Intimidante, ¿no?

Al seleccionar una carrera se deben tener en cuenta muchos factores. ¿Es un área que te atrae? ¿Los temas de la carrera te parecen interesantes? ¿Crees que tienes talento para hacer eso, por mucho tiempo? ¿Sientes pasión por ese tema? ¿Sabes de qué se trata exactamente lo que vas a estudiar y en qué campos te puedes desempeñar? ¿Será una carrera rentable? ¿Será algo de lo que pueda vivir y darle de comer a sus hijos?

Desde mi punto de vista, creo que en algunas instituciones educativas nos inculcan la idea que esta elección de carrera es unívoca y definitiva. Que al ser ingeniero de sistemas o arquitecto, difícilmente se tendrá después contacto con otra disciplina a la que sienta afinidad, porque seguramente no habrá tiempo, ni dinero, ni campo para ejercer nada más que eso que eligió a sus 17 años.

Pero desde mi experiencia personal, he podido comprobar lo contrario. Estudié periodismo porque me gustaba mucho escribir. Y cuando estaba en medio de la carrera, conocí muchas más áreas de las que no sabía antes de estudiar y terminé inclinándome por muchos campos, quedándome al final (y casi que por cuestiones del azar) con el de contenidos digitales, una ciencia rara de la que en esa época se hablaba poco, quizás por lo novedoso, desconocido y aterrador que sonaba el Internet y la web 2.0.

Luego, seguí trabajando en contenidos digitales y llegué a convertirme en coordinadora de proyectos digitales, porque a pesar de mi poco conocimiento en sistemas, desarrollo y diseño web, mis antecedes en contenidos digitales y mi experiencia como comunicadora eran ideales para generar sinergias entre equipos que a veces, no sabían cómo hacerse entender. Y desde que me gradúe han salido miles de cosas nuevas, de las que nunca me hablaron en la universidad: redes sociales, community management, internet de las cosas, usabilidad, arquitectura de la información, SEO, entre muchos otros ejemplos.

No trato de decir que las universidades se queden cortas en cómo construyen sus currículos educativos, sino en empezar a tener nuevas aproximaciones a los planes de estudio de nuestros egresados del mañana. A los jóvenes, sería muy bueno poder estimular en ellos esa capacidad constante de investigar y aprender más. La idea de sólo un pregrado para siempre como única fuente del conocimiento debe acabarse, y en cambio, deben crearse en los colegios y universidades más escenarios interdisciplinarios que puedan facilitar sinergias de trabajo interesantes y desafiantes.

Un arquitecto podría terminar teniendo un proyecto ambiental, para lo que quizás deba aprender algunas bases de ecología. Un periodista podría terminar involucrado en complicados temas financieros, para lo que seguramente necesitará estudiar un poco de economía y finanzas. Un ingeniero de sistemas probablemente necesite entender un poco de mercadeo, para que ese software en el que está trabajando pueda llegar al público que desea. Estos, son solo algunos de los ejemplos de posibles interacciones interdisciplinares de nuestros días. Pero las posibilidades son infinitas, para hoy y para el futuro.

Nuestros profesionales deben entender, desde el aula, que cualquiera que sea su vocación puede mutar, transformarse, fortalecerse e mezclarse con otras corrientes. Que más adelante podrán realizar proyectos diversos para lo que siempre es importante estar actualizado y dispuestos a aprender más y más. Y que la profesión que elijan es solo el punto de partida de una trayectoria que, será exitosa en la medida que estén abiertos al conocimiento y a la infinidad de posibilidades que el mundo les ofrece.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Comunicadora social y periodista
Promedio: 3 (2 votos)
Estadísticas: .
Laura María Pineda