Usted está aquí

De la experiencia estética, la naturaleza y su enseñanza

La experiencia estética parte de su reconocimiento en la vida cotidiana y de la relación del hombre con su entorno como productor de conocimiento desde su experiencia corpórea. 

Junio 21, 2017

La docencia involucra un sinnúmero de perspectivas a la hora de abordar un tema tan complicado como la experiencia estética, la naturaleza y su enseñanza. El laboratorio de pensamiento aquí realizado parte de una comunidad especifica de estudiantes de IED Marco Fidel Suárez de segundo y tercer ciclo, en donde el reconocimiento de las categorías estéticas (bello, sublime, grotesco, feo, etc.) era muy abstracto y desligado de la naturaleza. Como historiador del arte e interesado por la cultura visual y la estética, en mi labor como maestro de arte, planteo los sofismas comunes en una reflexión práctica. Si es cierto que la globalización hegemoniza los sentidos y anestesia las emociones mediante tecnologías y sus situaciones sociales, y con ello merma la sensibilidad de nuestra época, ¿qué metodologías históricas permitirían el desarrollo del conocimiento sensible y la conciencia ambiental sin caer en el antropocentrismo?

De la experiencia estética, la naturaleza y su enseñanza

¿Qué valor tiene toda la cultura cuando la experiencia no nos conecta con ella? (Benjamin, 1978, p. 218).

La enseñanza de la apreciación estética para la construcción de experiencias es uno de los objetivos de la trasmisión de conocimiento en cualquier sociedad. Parte de las experiencias vitales para el maestro, el cual las considera dignas de ser trasmitidas. Una manera narrar la experiencia es a partir de los relatos de la expedición como fenómeno de conocimiento, que parte de la experiencia vivencial del entorno y las comunidades que lo habitan.

Este proceso tiene raíces en el conocimiento latinoamericano. Las expediciones de las Indias, así como la Expedición Botánica, develaron un nuevo mundo de riquezas en donde se mezclaban la sabiduría ancestral, el ser humano y la naturaleza. Expediciones donde el dibujo, la acuarela, el diario de viaje y el relato fueron fundamentales para la construcción de sentido en la relación de la experiencia estética y la ciencia como objeto de enseñanza (Rizo, 1800ca) (Ayala, 1615).

En mi caso personal, considero que el solo contacto directo con los entornos naturales es la manera en que el ser humano encuentra sentido a sus habilidades intelectuales y corpóreas, en donde “poéticamente habita el hombre” (Holderlin, 2012). Mi experiencia de vida marca mi quehacer pedagógico, no se puede desligar lo que uno es de la visión pedagógica, aunque con ella se cumpla una función pública; el ser humano no debe dejar de ser un natural de su entorno y cultura.

Lea la experiencia completa en este enlace.

Escrito por
Docente Colegio Marco Fidel Suárez IED, Bogotá, Colombia.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Diego Fernando Barragán Giraldo
Gran Maestro Premio Compartir 2004
Invitó a sus estudiantes a armar pieza por pieza un rompecabezas mental cuya imagen final dejaba ver la realidad del país.