Usted está aquí

Emergencia del Talento Docente y estructuras de acogida para docentes noveles

En el campo educativo existen múltiples estudios que caracterizan tanto a los docentes que logran buenas prácticas docentes, como a estas últimas. Sin embargo, parece que hasta el momento ha sido más fácil identificar el talento, que explicar cómo es que éste emerge.

Julio 21, 2015

En la columna anterior, “Tiene sentido hablar de talento docente” presenté con mayor detalle a qué hacía referencia al hablar de “talento docente” y dejé una pregunta al aire: ¿Bajo qué condiciones podemos lograr que nuestros maestros manifiesten talento docente?; el propósito de este breve comentario es desarrollar algunas posibles respuestas a dicho interrogante, basándome en algunos resultados del estudio “Rutas de Emergencia del Talento Docente”[1]. En este estudio se analizaron en profundidad las historias de vida de nueve docentes que habían realizado experiencias pedagógicas excepcionales y que hacían un uso sobresaliente de las tecnologías en sus prácticas docentes.

La universidad, en buena medida da herramientas, las cuales solo entran en juego y se cualifican al entrar en contacto con la realidad del aula y de los estudiantes que transitan por ella

El modelo de François Gagne [2] plantea que el desarrollo del talento está mediado por dos grupos de factores, que él denomina catalizadores, dado que en su presencia o ausencia se influencia, positiva o negativamente, el desarrollo o manifestación del talento. Estos catalizadores pueden ser internos a la persona o propios del ambiente en el que ésta vive. Comprender dichos factores, se constituye en un insumo invaluable para la construcción de estrategias y políticas que favorezcan la creación de capacidades en el sistema educativo y la sociedad para que los docentes tengan la posibilidad de generar producciones excepcionales en este campo.

Uno de los hitos –catalizador ambiental- que se presentó de manera reiterativa en las historias de vida de los docentes participantes en la investigación fue su primera experiencia cómo docentes. En palabras de uno de los participantes:

- Cuando uno se gradúa de la Universidad, tú traés una cantidad de información y de teorías y de metodologías así incluso escritas y trabajás por gente que nunca ha estado con los niños, pero cuando te vas al campo y entrás en contacto con ellos y los empezás a conocer y ves la realidad, todas esas teorías te dan unos fundamentos teóricos pero la verdad te hacés maestro es allí viviendo, haciendo, adquiriendo esa experiencia del contacto, del conocer, del intentar, de tener que sentarte a llorar con los niños en muchas ocasiones o de sus alegrías y sus cosas.-  Profesora del Valle del Cauca

La universidad, en buena medida da herramientas, las cuales solo entran en juego y se cualifican al entrar en contacto con la realidad del aula y de los estudiantes que transitan por ella. Es muy probable que la riqueza del primer trabajo docente sea determinante, en la medida que es el primer momento en el que en la realidad el maestro debe enfrentarse a la resolución de problemas educativos reales, y a que por primera vez los efectos de sus acciones pedagógicas tienen consecuencias que afectan la vida real de las personas, en este caso, de sus estudiantes. Esto se puede evidenciar, también, en el siguiente enunciado:

- yo hice escuela nueva y aprendí cosas, teorías de escuela nueva, hice prácticas en escuela nueva, al llegar a la escuelita y tener en un solo grado niños de diferentes edades y estudiando diferentes cosas uno se da cuenta que una cosa es la teoría y otra cosa es la práctica y entonces allí tengo el primer choque como maestro oficial, ya no era el practicante, ya era el maestro y debía responder por los estudiantes y no solamente por enseñarles a un grupo lo que debían saber los niños de primero y que estaban en aquel entonces en lo que determinaba el Ministerio sino que debía enseñar de manera alterna y organizar actividades para niños de diferentes actividades y diferentes grados - Profesor del departamento de Córdoba

Esta incorporación a la carrera docente, para algunos maestros es un proceso solitario y en muchos casos difícil, sin embargo, tal como se hace evidente en algunos casos, este proceso puede estar mediado por figuras que ayudan a construir estructuras de acogida que le permiten al docente hacer de este proceso una oportunidad de crecimiento. En algunas oportunidades esta figura pueden ser docentes o directivos que se constituyen en ejemplos y modelos para el maestro novel; a este respecto, dos de los maestros enuncian:

-Era una persona que tenía una vocación increíble para llegarle al estudiante, para guiarlo, para hacerlo crecer y para ayudar a sus padres a formarlo. Creo que eso es una maestra, en el caso de la niñez. Maestros hay en todas partes, en todas las edades creo yo, pero esa persona con esa vocación es algo, no sé si es algo que se construye, a veces pienso y he visto casos en los que se nace con eso y he visto casos en los que las circunstancias logran que esa persona se convierta en maestro. Entonces esta persona, me llegó su discurso y su esencia y su persona como tal, me llegó hartísimo. Entonces elegí esta opción – Profesor del departamento de Cundinamarca

-el grupo con el que yo inicié en el dos mil tres en la institución, yo les agradezco todo lo que me enseñaron porque realmente uno tiene que escuchar también la experiencia, y ellos tenían también mucho que orientarme y enseñarme, entonces, es también bajar la cabeza, ser humildes y aceptar que uno no se las sabe todas, entonces también aprendí mucho y aprendo de ellos mucho en la institución, del grupo digamos del área de lengua.- Docente del departamento del Tolima

Así se podría pensar que, si se hace posible que los docentes, al ingresar al magisterio, cuenten con estructuras de acogida lideradas por maestros y directivas, con el propósito de mediar el ingreso a la vida profesional, sería más factible crear capacidades en la escuela para transformar los conocimientos y habilidades que los docentes noveles han abordado en su formación y convertir sus acciones en oportunidades de


[1] García-Cepero, M.C., Gómez-Hernández, F.A., Barrios-Martínez, D.M., Santamaría, A., Sánchez, A. y Castro, L. (2015). Reporte preliminar de resultados de la investigación - Rutas de emergencia del talento docente: estudio de casos en maestros con un uso sobresaliente de las TIC. Documento de trabajo. Bogotá: Pontificia Universidad Javeriana, Fundación Compartir y Fundación Telefónica.

[2] Gagné, F., (2015) De los genes al talento: la perspectiva DMGT/CMTD. Revista de Educación. 368. pp. 12-39.

Escrito por
Profesora Asociada Facultad de Educación Pontificia Universidad Javeriana
Promedio: 3.7 (16 votos)
Estadísticas: .
Luis Miguel Bermúdez
Gran Maestro 2017
El mayor reto en educación es cambiar la mentalidad de toda una generación