Usted está aquí

Formación del futuro y ciencia modo dos

Poder llegar a concebir el mundo, la realidad y el universo como un pensamiento y no como una máquina. 

Febrero 12, 2017

Si estamos de acuerdo que la educación y todo lo que de ello se deriva, esta francamente en retroceso y en franco atraso y que las fuerzas ideológicas que están gobernando gran parte de este planeta, como es la economía y las disciplinas sociales  que son, al decir de Manfred Max Neef, decimonónicas, el salto hacia la ciencia, a la formación y a la sociedad modo dos, es urgente y necesaria.

 

7.1. Aproximándonos más a lo que significa ciencia modo dos

 

Para iniciar este proceso de salto, es preciso afirmar filosóficamente, que el mundo no es ni cartesiano, ni fragmentado, no está compuesto de partes, ni es una máquina que se arma y se desarma. No existe tal como fue concebido por el paradigma empírico analítico positivista. A lo largo de estos últimos años, además de evidenciar las catastróficas consecuencias de este tipo de visiones, se ha movido hacia unas concepciones mas “holísticas” mas integrales y obviamente mas sistémicas y mas humanas [1].

 

La física cuántica es un ejemplo de este tipo de aproximaciones holísticas al mundo y a la sociedad, tal como lo fueron otros enfoques que se quedaron en el camino como los de De Vico y algunos otros mas.[2] Y desde otro paradigma, el hermenéutico, naturalista, constructivista, yo no es importante el objeto como tal, la importancia esta dada por las relaciones que se establecen desde y hacia…..  Las relaciones  y las  interacciones son las que deben ser el fundamento de los nuevos  conceptos y  definiciones de la nueva ciencia modo dos.

 

Poder llegar a concebir el mundo, la realidad y el universo como un pensamiento y no como una máquina, representaría un paso hacia una nueva realidad modo dos, pues la mente humana tiene el poder en  la determinación de las propiedades, las  características y  los criterios de lo percibido. Se trata entonces de aproximarnos a los principios de la bioética en donde ya no hay separación entre naturaleza y persona, es un solo ente existente y actuante y de encontrar las múltiples vinculaciones con la economía, en dimensiones “0iko – nómicas”,  cfr. Carlos Vasco. Hacia una oiko-nomía del futuro. ( Revista Internacional Magisterio. N. 74.Bogotá)

 

En este orden de ideas la famosa realidad  ya no puede sustentarse en la materia, como se estilaba desde concepciones mecanicistas y empíricas positivistas, se trata de ir mucho mas lejos  en el bosque, se trata de tener una visión en donde el “ser humano es un constitutivo”, no parte de una realidad  inmaterial que todo lo abarca y lo constituye como realidad creada desde el pensamiento y la percepción. Cfr: Max Neef.

 

Como creadores del mundo, es preciso asegurarnos de que esto es plenamente comprendido en la ciencia modo dos, pues ahí radica otro de sus presupuestos y que obviamente transforma todo el contenido y práctica de lo formativo en el  milenio.

 

Concebirnos como síntesis de universo, en donde todo está y reside en cada uno, y no como uno mas de todo, es reconocer, no solo la naturaleza humana integral, sino el nivel de responsabilidad con todo lo existente. Es el presupuesto mas significativo de la física cuántica que aunque suene un poco exótico, viene a representar otro de los fundamentos de la ciencia y la sociedad  modo dos.

 

El desarrollo de las concepciones transdisciplinarias que superan la fragmentación y todo tipo de interdisciplinariedad, en términos de integralidad, compromiso y conciencia común, facilitaran el paso del modo uno, al modo dos, con todo lo que ello implica, la transformación radical de lo formativo de las personas del milenio.

 

Ahora bien, los avances en neurociencias ha permitido hacer descubrimientos significativos que  reafirman la idea de una transformación de la educación en verdaderos procesos  de formación. Si bien lo que se decía, de lo que ocurría en el cerebro humano  se limitaba a suposiciones y algunas intuiciones, hoy los avances en las neurociencias cognitivas y la  biotecnología, han permitido la evidencia mas aproximada de lo que en realidad sucede.

 

Continuidad, poder y sentido vienen a constituirse  en parámetros bien significativos de trasfondos integrales de nuevas concepciones de tipo holístico.  Se trata de un proceso continuado, intenso y orientado que ofrece la posibilidad de crear las condiciones  cerebrales de gran poder para el desarrollo de habilidades, base de las competencias de tipo integracional, holístico y con sentido. Advirtiendo que el sentido se encuentra en el contexto y en el modo dos, el contexto está en la realidad como pensamiento.

 

Esta reflexión va en la dirección de fundamentar el salto a un nuevo paradigma que involucra muchos de los avances que se están dando desde diferentes rincones como los planteados en la estructuración de la educación en ciclos, las innovaciones disruptivas en tecnologías, los espacios dinámicos de formación, los currículos situacionales, los dispositivos tecnológicos de aprendizaje, etc.

 

La vieja educación, la del siglo pasado, fundamentada en asignaturas y disciplinas fragmentadas, con toda su parafernalia escolarizante, está haciendo mucho daño a los niños y a los jóvenes  que estarán viviendo una realidad que nada tiene que ver con lo que se hace en esos colegios y en esas instituciones  educativas de pasado. Es hora de dar el salto, pues si no se da, grande y peligroso será el atraso fomentado por el sistema educativo vigente,  que se seguirá generando desde allí  y desde esos viejos enfoques.

 

Queda la tarea de explorar acerca de lo que es y de cómo se produce la ciencia modo dos  y sobre todo de cómo este enfoque se traduce en procesos de formación.[3] Es una tarea imperiosa y urgente, que no admite retraso alguno. 

 

[1] Esto se puede ampliar con los planteamientos de Manfred Max Neef.

[2] Como la visión de San Francisco de Asis y muchos mas.

[3] Lo que será objeto de algunas  entregas  futuras en torno del  modelo estratégico de formación de futuro. 

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Maestro formador.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Martial Heriberto Rosado Acosta
Gran Maestro Premio Compartir 2004
Sembré una semilla en la tierra de cada estudiante para que florecieran los frutos del trabajo campesino en el campo que los vio nacer