Usted está aquí

Orientaciones para los padres sobre Bullying

Cuando los padres no sepan cómo actuar o sus acciones sean insuficientes deben buscar ayuda de la escuela o de profesionales especializados.

Febrero 7, 2019

¿Cómo pueden los padres descubrir si sus hijos son víctimas de bullying?

A través de la observación, del diálogo y participando en la cotidianidad de sus hijos pueden identificar el bullying. Cuando hay victimización, los niños pueden presentar con frecuencia dolores de cabeza y de estómago, diarrea, vómito, transpiración excesiva, ansiedad, pavor al momento de ir a la escuela.

Se pueden mostrar insatisfechos, tristes o con miedo de ir a la escuela; piden constantemente faltar a clase, cambiar de grupo, de escuela o del trayecto escolar. Tienen un déficit excesivo en el rendimiento escolar o desinterés por los estudios; tienen dificultades de inclusión y de ser aceptados en grupos de estudio o equipos deportivos; cambian de humor; evitan asuntos escolares.

¿Cómo deben los padres actuar al descubrir la victimización?

Los padres deben mantener la calma, sin responsabilizar a sus hijos por la victimización y sin incentivar la retaliación. Por otro lado, no deben ignorar el bullying, haciéndole creer que hace parte del aprendizaje escolar o que son juegos de la edad. Los padres deben acoger a sus hijos, dándoles afecto y seguridad.

Deben ayudarlos a encontrar soluciones de manera que se sientan seguros y confiados. Valorar sus aspectos positivos, fortaleciéndolos en la autoestima y autoconfianza, dándoles coraje para que no acepten cualquier forma de agresión y a buscar siempre ayuda de la familia y de la escuela. Y, además, tranquilizarlos y ayudarlos a trazar planes para solucionar el problema.

Deben también buscar ayuda de profesionales de la psicología y/o pediatría, dependiendo de los síntomas presentados. Comunicar a la escuela inmediatamente y exigir que tomen medidas para que los ataques paren. En caso de omisión de la escuela deben buscar a la policía, a la agencia de la niñez y juventud, en búsqueda de orientación y denuncia de lo ocurrido. Si lo que quieren es reparación por los daños causados deben contratar un servicio de abogados o buscar el Ministerio Público.

¿Cómo pueden los padres descubrir si sus hijos practican bullying?

Los padres deben siempre prestar atención al comportamiento de sus hijos. En general, los autores del bullying presentan comportamientos agresivos, manipuladores o intimidatorios contra familiares, principalmente los hermanos más jóvenes o amigos; son constantemente advertidos por la escuela a causa de comportamientos negativos; están siempre involucrados en problemas y malentendidos; resuelven sus dificultades con su fuerza física o con su poder de intimidación; demuestran intolerancia hacia diferentes aspectos de las personas; buscan popularidad, aceptación y estatus en el grupo; presentan distanciamiento, falta de adaptación a los objetivos y reglas escolares; llevan objetos o dinero sin justificar su origen; suelen resolver sus conflictos por medio de amenazas o violencia.

¿Cómo deben actuar los padres con sus hijos si practican bullying?

Es competencia de los padres orientar y ayudar a sus hijos en cualquier situación de la vida. Ignorar el problema o hacer uso de la fuerza no lo resolverá. Desesperarse tampoco ayudará. Lo ideal es dialogar y dejar claro que no está de acuerdo con sus actitudes, pero que pueden ser modificadas.

Identifiquen las causas y ofrezcan alternativas para la resolución, tal vez, las causas estén relacionadas con las prácticas educativas que los padres utilizan para hacerse respetar, como regaños exagerados, castigos humillantes, comparaciones absurdas o violencia en la corrección. Por otro lado, puede ser la protección exagerada, falta de límites, permisividad o negligencia y omisión con relación a las necesidades del niño o ante sus comportamientos negativos.

Los padres deben orientar a los niños para sean capaces de controlar sus comportamientos. Ayude a sus hijos a desarrollar actitudes solidarias, respetuosas, tolerantes, fraternales, aunque eso se aprende con los ejemplos de los padres. Incentívelos a ponerse en el lugar de los compañeros intimidados; a pedir disculpas por los daños causados; a ayudar a la escuela en campañas antibullying; a proteger a los amigos para que no sufran de bullying. Cuando los padres no sepan cómo actuar o sus acciones sean insuficientes deben buscar ayuda de la escuela o de profesionales especializados.

Lea el contenido original en el portal web de la Editorial Magisterio

*Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad estricta del autor.
Escrito por
No hay votos aun
Estadísticas: .
Jesús Samuel Orozco Tróchez
Gran Maestro Premio Compartir 2005
Senté las bases firmes para construir una nueva escuela rural donde antes solo había tierra árida y conocimientos perdidos.