Usted está aquí

El argumento en favor de la inversión en la educación y la equidad

“Pese a que los beneficios de la educación suelen medirse en términos económicos, como el incremento de los ingresos nacionales y personales o la reducción de la pobreza, también tienen consecuencias a largo plazo, que se miden en resultados en el desarrollo humano”. El argumento en favor de la inversión en La Educación y la Equidad. Resumen Ejecutivo. Unicef

Febrero 10, 2015

El Fondo  para la infancia de las Naciones Unidas (Unicef) dio a conocer en días pasados los resultados del trabajo llamado “El argumento en favor de la inversión en La Educación y la Equidad”. Este informe habla sobre la educación mundial donde resalta su importancia y la necesidad de una inversión equitativa y eficaz de los recursos destinados a ella.  El estudio hace un llamado a la acción inmediata al evidenciar la mala situación del sector tanto en cobertura como en calidad a pesar de los compromisos que los países han suscrito para mejorarla.

Señala Unicef que desde 2007 el número de niños que no asiste a la educación primaria, y que por su edad debería hacerlo,  se mantiene alrededor de los 58 millones y que en 2012,  63 millones de adolescentes no asistían  a secundaria. Así mismo, dice el informe, que para ese mismo año unos “…130 millones de niños no adquieren conocimientos básicos de lectura y aritmética a pesar de que llegan al cuarto grado”.

Las conclusiones del estudio se refieren principalmente a los países en vías de desarrollo, aunque también señala que la discriminación y exclusión de los más vulnerables y marginados ocurre en los países desarrollados, donde hay 2,6 millones de niños que no asisten a la educación primaria.

Un punto para resaltar de este informe es que no solo reconoce las consecuencias económicas y sociales que tiene la educación sobre los individuos y la sociedad, sino que les da a las dos la misma valoración. En el estudio se evidencian los efectos de largo plazo que tiene la educación sobre la pobreza y la economía de los países y sobre el desarrollo humano, resaltando el círculo virtuoso que esta genera para las futuras generaciones. 

Además de mencionar indicadores económicos como los ingresos nacionales y personales, el informe incluye la disminución en los embarazos adolescentes y en la mortalidad infantil, el rechazo de la mujer a la mutilación genital femenina y al abuso conyugal y el mayor conocimiento que tienen sobre el VIH y el SIDA las personas que asisten a los primeros años de secundaria como factores relevantes dentro del estudio realizado.

Adicionalmente, para Unicef, niveles mas elevados de educación permiten “…mayor grado de empoderamiento y participación cívica, además de una mayor comprensión de la democracia, la solución de conflictos, la participación en la vida cívica, la tolerancia por las personas de razas y religiones diversas, la preocupación por el medio ambiente y la adaptación al cambio climático…”.

Muy importante para el caso colombiano es la ratificación de que la equidad en la educación es la base de la paz. Según los hallazgos, duplicar la inequidad implica duplicar las probabilidades de conflicto especialmente en los países de ingresos bajos y medianos. El gran problema de la inequidad es que en un país en desarrollo, como Colombia, conviven niños que reciben educación similar a la de los países industrializados con otros completamente excluidos del sistema debido a que son mujeres, pertenecen a etnias minoritarias, presentan alguna discapacidad o residen en zonas pobres y rurales.

Así mismo, Unicef llama la atención sobre la urgencia de invertir en sistemas educativos que permitan aprender a los niños afectados por la violencia ya que diversa evidencia pronostica que ¨…la mitad de los países que están superando situaciones de conflicto violento volverán a caer en ellas en los próximos cinco años”.

El llamado que hace Unicef es a la acción inmediata para lograr una inversión equitativa y eficiente de una mayor cantidad de dinero que debe venir de los gobiernos, de los donantes privados, de las ayudas humanitarias y de los donantes no tradicionales. La inversión debe atender las necesidades de cada país entendiendo que hay diferencias sustanciales al interior de cada uno.

Es por eso que se debe dar especial énfasis a las regiones más excluidas eliminando las barreras de entrada como el trabajo y el matrimonio infantil y la discriminación por género y discapacidad. Hay que invertir en aspectos de éxito ya probados como el pago de uniformes y matrículas y la construcción de infraestructura educativa cerca de la vivienda de los niños. Para impulsar el aprendizaje también es necesario realizar inversiones pedagógicas, sanitarias, alimentarias así como inversiones en sistemas de evaluación . Finalmente, el estudio concluye que además de necesitar más recursos es indispensable aumentar la transparencia y la participación comunitaria para poder contar con mecanismos estrictos de rendición de cuentas.

Este informe de Unicef es el primero de una serie que presentará este año con el apoyo de la Fundación Bill y Melinda Gates. Para conocer su resumen ejecutivo del informe vaya a: www.unicef.org/publications/files

Escrito por
Promedio: 1 (1 voto)
Estadísticas: .
Jaqueline Cruz Huertas
Gran Maestra Premio Compartir 2000
Es necesario entablar una amistad verdadera entre los números y los alumnos, presentando las matemáticas como parte importante de sus vidas.