Usted está aquí

Reconocer y rescatar la memoria del patrimonio cultural a través de la tradición oral

Un recorrido narrativo en la vereda Olarte, ubicada en la localidad quinta de Usme, de Bogotá, Colombia. Investigación realizada con estudiantes de 7° en el Colegio Distrital Olarte.

Septiembre 17, 2018

La construcción de memoria y su relación con la ruralidad, a través del reconocimiento del  patrimonio ambiental y cultural, así como las características socioculturales y las tradiciones orales de la comunidad rural de la vereda Olarte de la localidad de Usme, Bogotá, constituyen el centro de esta investigación.

En este sentido, se trata de una apuesta por la identidad rural en la que se busca analizar los relatos y vivencias que los adultos mayores, organizaciones comunitarias y estudiantes del colegio Distrital Rural Olarte, que ponen en juego para tejer eso que llamamos tradición oral y saberes ancestrales. Este es el insumo principal para la construcción de una memoria patrimonial, tanto cultural como ambiental.

Asimismo, desde esta perspectiva, el contacto con los educandos del Centro educativo mencionado nos ha permitido comprender que la vida en el campo posibilita construir saberes propios de la región, en términos del conocimiento de la naturaleza, como el uso de plantas aromáticas y medicinales, o actividades agropecuarias. Estos saberes son compartidos en “forma natural y espontánea”  con quienes  vienen  de un espacio urbano. 

Por lo anterior, esta investigación tiene como objetivos, adoptar el marco teórico que desde allí se puede aprender de los conceptos básicos que nos conducen a la articulación del trabajo y otro, que es la búsqueda de las manifestaciones de patrimonio y luego realizar acciones que aporten a su cuidado y conservación.

En cuanto a la Practica pedagógica, esta propuesta está enmarcada dentro del enfoque pedagógico de “Aprendizajes Formativos y Productivos”, que consiste en la apropiación de experiencias diseñadas colectivamente entre el docente y los estudiantes, en las cuales el alumno se transforma a sí mismo y transforma la realidad haciéndose responsable de la apropiación de experiencias.

 Propuesta que contempla el modelo educativo de la Agrupación Rural OHACA: “Aprendiendo Formativa y Productivamente en lo Rural, para lo Rural y lo Global” y cuya estructuración se expone explícitamente en el PEIR. El Centro Educativo rural Olarte, hace parte de la agrupación de cinco Escuelas, cada una en una vereda diferente.

Con esta dualidad de referentes, el modelo pretende contribuir a mejorar la calidad de la educación, incorporando estrategias pedagógicas que le den sentido y pertinencia a los procesos formativos y de aprendizajes de los saberes universales que las niñas, niños y jóvenes del sector rural y urbano-marginal, deben de apropiar para resolver problemas de la vida cotidiana e inicien a construir racionalmente su proyecto de vida. Tanto los postulados del enfoque  como el espíritu de las políticas de la SED  propenden en aportar herramientas formativas, cognitivas, tecnológicas, recursos humanos y materiales  que contribuyen a estos propósitos.

En particular,  el enfoque de AFP, con la fundamentación teórica y pedagógica sustentada en Teoría Crítica de la Ciencia, Pensamiento Complejo, Currículo Flexible y problematizador y la metodología del “Ciclo lógico de aprendizajes” -CLA- permite que los educandos relacionen el mundo de la vida con el mundo de los saberes universales y las políticas de la SED a través de los programas de RCC, de la administración anterior, y el programa de “Excelencia para la educación” de la actual  administración, establecen y reglamentan tiempos, recursos y también direccionamientos para lograr la formación integral para que los educandos aprendan a desempeñarse exitosamente en la vida.

Teniendo en cuenta que el énfasis de esta investigación es la identificación del patrimonio de la Vereda Olarte de la Localidad de Usme en sus diferentes formas, es necesario plantear algunos parámetros que sirven de referencia para el estudio del patrimonio y sobre los cuales se apoya la lectura interpretativa de la tesis.

El patrimonio cultural y la importancia de la búsqueda de información respecto a las tradiciones, usos y costumbres de los habitantes de la Vereda Olarte, en su mayoría se encuentra en los diálogos con los habitantes de la región, particularmente con los adultos mayores, quienes aportan a la investigación a sus vivencias, contextos, recuerdos y realidades de los eventos en cuestión. Como punto de partida, afirmamos que la tradición oral hace parte de la diversidad cultural de Colombia, reconocida y valorada  en la Constitución Política de 1991, y cuya importancia radica en proteger las diferentes comunidades, sus conocimientos y saberes generales, propiciando su difusión, conservación y cuidado. Se trata de una visión distinta a la de considerar a las comunidades ancestrales, campesinas y afrodescendientes como vulnerables o carentes de una visión de progreso. Lo que está en juego en la constitución es la posibilidad de reconocer estas comunidades como interlocutores, como actores y agentes sociales que aportan y construyen país a través de sus tradiciones y conocimientos.

En aprovechamiento de espacio organización de tiempos el objetivo primordial de esta actividad es tomar diferentes  saberes generales de la comunidad vecina al colegio que ha vivido por años en la vereda y que son fuentes valiosa de información, se está recopilando con los educandos, que asumen el papel de “investigadores”, todo lo que  cuentan en los relatos  para reconstruir la historia.

Paso a paso se hace necesaria la inclusión de saberes generales y se aprovecha en el momento, se combinan métodos de origen empíricos como son la observación desde el trabajo de campo, el énfasis fue cualitativo con proceso rico en experiencias y encuentros teóricos. El proceso de recolección de información se fue completando y precisando gracias al contacto con las fuentes bibliográficas y humanas. 

El proceso conto con los siguientes pasos: a) búsqueda de información en documentos existentes, b) la organización de los documentos identificados, c) lectura del contenido que fueran bases para iniciar la investigación, d) construcción de interrogantes que se formularían en la encuestas semiestructuradas. Se organizaron las mesas de trabajo en común acuerdo con categorías establecidas las cuales tienen a su vez subgrupos Temáticos.  Para tal objetivo delimitamos el espacio geográfico, aunque   desde el inicio fue muy claro, sin embargo, en el transcurso del trabajo encontramos muchos aspectos culturales tradicionales que son comunes en diferentes veredas por su cercanía una de la otra, pero que identifican la ruralidad de Usme.

Como resultado de este trabajo, se ha logrado responder a algunos interrogantes que surgen, tales como saber la historia de la Escuela Olarte, la historia de la tienda más antigua de la vereda, la historia de la plaza de toros que existió frente de la estación del tren, la historia de las areneras, leyendas propias de la región relacionadas con espantos, agüeros, brujas y creencias, etc.  Sin embargo, al lado de estos interrogantes  se desprenden otros, lo que lleva a concluir que la investigación no tiene un punto final, se sigue construyendo.

Logramos un empoderamiento hacia el cuidado del  medio ambiente, luego de una sensibilización, y exploración del nacimiento de quebradas y su cuidado, aprendimos a diferenciar  términos como: restauración ecológica, rehabilitación, reemplazo, revegetalización, erosión, calentamiento global, sostenibilidad ambiental y  contaminación entre otros. Se evidencia la interdisciplinariedad en las ciencias naturales, sociales y literatura.

 Esta experiencia logra el fortalecimiento de la convivencia y participación de los educandos, ya que son valores que  están inmersos en cada encuentro, se genera  liderazgo para organizar las actividades, surgen guías de recorridos, se  fortalece la oralidad, se ponen en práctica los valores de la tolerancia, igualdad, respeto con ellos mismos y con el  entorno, respeto a la naturaleza.

Escrito por
Estudiante de Maestría Universidad Distrital Francisco José de Caldas.
Promedio: 1 (1 voto)
Estadísticas: .
Rubén Darío Cárdenas
Gran Rector 2016
La escuela no puede seguir siendo un espacio cerrado: hay que abrir las puertas de las aulas y de la institución para que lleguen otros saberes. Esto sólo lo permite el tejer puentes