Usted está aquí

Maestros del color, la forma, el arte y la amistad

Color y vida a una rebeldía que gracias a su maestro Antonio Roda floreció en talento e inspiración.

Mayo 24, 2015

Mi infancia fue una historia de problemas con los maestros, lo que me convirtió en una trashumante de colegios y engendró  una rebeldía que más tarde me serviría para abordar la  academia y el arte  con una mirada diferente.  A esos maestros les agradezco mi fuerza  inicial. Sin embargo, con los profesores de la época universitaria me sentí  como en mi propia casa, y encontré personas especiales que me entendieron e impulsaron  mi carrera.

Tuve la oportunidad de estudiar en Inglaterra  y en Francia, donde  descubrí  una forma diferente  de relación entre profesor y alumno. Ellos me enseñaron el respeto por la persona  y la profesión.  Ellos no se imponían, eran guías suspicaces que iban abriendo caminos para seguir libremente adelante.

Pero fue al llegar a la Universidad de los Andes donde finalmente encontré a los verdaderos maestros en un espacio lleno de experimentación y encuentro.

Luis Caballero fue quien me inició en el arte, cuando pintaba con mi hermano Juan Manuel. Yo era su asistente, limpiando pinceles y escogiendo colores. Más tarde, él me impulsó a estudiar bellas artes.

Recuerdo también de modo especial a Carlos Rojas, quien me  enseñó con su sarcasmo la sutileza  de la forma. A Antonio Roda, mi mejor  maestro del color y de la vida.  Y, finalmente, a Umberto Giangrandi, maestro del grabado, maestro de la amistad, mi gran amigo.

Gracias, maestros.  Lo que soy se lo debo a todos ustedes, y gracias por mirar más allá y descubrir en un alma rebelde el camino de las realizaciones.   

María De La Paz Jaramillo

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
No hay votos aun
Estadísticas: .
Melva Inés Aristizabal Botero
Gran Maestra Premio Compartir 2003
Abro una ventana a los niños con discapacidad para que puedan iluminar su curiosidad y ver con sus propios ojos la luz de la educación que hasta ahora solo veían por reflejos.