Usted está aquí

¿La práctica hace la perfección?

La práctica no necesariamente hace la perfección, pero la comprensión de las posibilidades y las limitaciones de nuestras herramientas ayuda, al igual que lo hace el enfoque en la tarea en cuestión.

Diciembre 5, 2018

¿La práctica hace la perfección? La afirmación de Malcolm Gladwell de que se requieren 10 000 horas de práctica deliberada para convertirse en una clase mundial en cualquier campo, ha sido cuestionada por un estudio de la Universidad de Princeton.

También existe el argumento de que demasiada práctica puede llevar a una falsa creencia en la capacidad y la pérdida de concentración, lo que resulta en errores e incluso catástrofes. Muchos accidentes automovilísticos son causados ​​por principiantes, pero también son causados por conductores experimentados en igual cuantía. El factor común es la distracción, también conocida como pérdida de enfoque.

En este momento, dos de mis teorías favoritas son la teoría de los ofrecimientos estimulares de James Gibson y la teoría de los residentes y visitantes digitales de David White. La primera teoría es útil porque nos ayuda a entender cómo las personas usan las herramientas y las tecnologías, mientras que la segunda nos ayuda a explicar cómo se usan las tecnologías en diferentes contextos.

En la teoría de los ofrecimientos estimulares, el diseño de una herramienta puede presentar varias formas de usarla. Por ejemplo, un cuchillo puede usarse para cortar pan y también para untar mantequilla. La primera acción se basa en el filo del borde del cuchillo, mientras que la mantequilla se extiende en la plenitud de la hoja.

Estas son dos posibilidades separadas del diseño del cuchillo, pero este diseño también tiene limitaciones. Un cuchillo no puede usarse tan fácilmente para comer como una cuchara o un tenedor (aunque esto no es del todo imposible). La advertencia es que con la práctica, el usuario de la herramienta llega a comprender qué se puede hacer y qué no se puede hacer con la misma.

Esto se conecta perfectamente con la teoría de residentes y visitantes, la cual establece que el uso habitual de una herramienta (o tecnología) hace que el usuario se familiarice con la herramienta en la medida en que pueda considerarse "residente" en esa herramienta. Contrariamente, los visitantes son aquellos que solo usan una herramienta o tecnología de manera informal y, por lo tanto, son menos expertos que un residente al usar la misma herramienta.

Mi hipótesis es que los residentes de herramientas y tecnologías están más familiarizados con las posibilidades y limitaciones que los visitantes. Esto explicaría por qué los visitantes pueden cometer más errores de uso que los residentes. Sin embargo, también podría ir en contra del uso de algunas tecnologías en las que la familiarización excesiva puede llevar a una distracción que puede dar lugar a errores y contratiempos. El entorno es tan importante como la herramienta, la forma en que aplicamos la tecnología es tan importante como el contexto.

Por lo tanto, la práctica no necesariamente hace la perfección, pero la comprensión de las posibilidades y las limitaciones de nuestras herramientas ayuda, al igual que lo hace el enfoque en la tarea en cuestión.

 

Fuente: Learning with ‘e’s

Traducción: Andrea Lugo

Escrito por
Consultor de innovaciones en el aprendizaje y ex Profesor asociado de Tecnologías de aprendizaje en el Instituto de educación de Plymouth.
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Nancy Palacios Mena
Gran Maestra 2015
Quienes hemos estado cerca de procesos educativos somos conscientes de la importancia de la innovación y de la necesidad imperiosa de dejar atrás la forma tradicional de enseñar