Usted está aquí

Aprendizaje con videos: el hoy y el mañana

Los educadores han utilizado los videos durante décadas.

Junio 29, 2019

La primera vez que vi a alguien utilizar un video en un salón de clase fue en 1973. Estudiaba en la universidad y un hombre con bata blanca entró a la habitación con un televisor y un reproductor de video. Mis compañeros de estudio y yo observamos con avidez (no puedo recordar cuál era el tema, pero sí la emoción de la experiencia), era novedoso poder ver la televisión en un entorno de educación formal.
Tiempo después, presencié el uso del video como método de retroalimentación para los profesores practicantes. Grabamos micro enseñanzas, generalmente una lección de 10 minutos, y luego reprodujimos el material para que los estudiantes pudieran verse y escucharse a sí mismos, y así poder aprender de la experiencia. He escrito en una publicación anterior sobre otros ejemplos acerca del poder que tiene el video educativo.
Actualmente, es más común el uso del video en el aula. Los estudiantes de hoy en día, que interactúan con un flujo constante de medios digitales a lo largo del día, generalmente no se sorprenden por ver videos en el salón de clase; aunque igualmente lo esperan. Sin embargo, ya que los estudiantes están saturados por los medios de comunicación, la calidad de los videos que consumen debe ser más impecable, más pulida y concreta para mantener su interés.

Métodos alternativos

Hoy en día, la educación se ha expandido más allá de los espacios de aprendizaje tradicionales a la educación a distancia, el aprendizaje combinado, las clases invertidas, el aprendizaje mediante dispositivos móviles y los espacios virtuales por medio de tecnologías como los MOOCs (Cursos Abiertos Masivos en Línea). El video juega un papel importante en todos estos métodos alternativos de experiencia de aprendizaje (Brame, 2015) y continuará haciéndolo en futuros desarrollos. Está claro que el video se ha convertido en un estándar versátil, accesible e indispensable de una variedad de formatos y contextos sobre educación. El video se ha utilizado para fomentar el pensamiento independiente y el análisis crítico, y en la educación superior, por ejemplo, se ha utilizado con éxito para promover el compromiso activo y el aprendizaje colaborativo (Parlour, 2019). La popularidad del video no se ha desvanecido, por lo que seguirá creciendo como un recurso principal para todas las formas de educación en el futuro.

¿El futuro?

Entonces, ¿cómo será el video educativo en el futuro? Una pregunta cómo esta contiene mucha más dificultad de abordar porque "el futuro" puede ser bastante confuso, y las predicciones a menudo son inexactas debido a eventos inesperados y resultados imprevistos. ¿Quién podría haber predicho, por ejemplo, que las tecnologías de pantalla táctil serían tan importantes y frecuentes en tan poco tiempo? Hay una buena razón por la cual los futuristas tienden a proyectar no más de tres años en el futuro. Es difícil predecir el futuro con precisión, pero podemos analizar las tendencias sociales y determinar lo que podríamos ver con una precisión razonable durante algunos años en el futuro (Kaku, 2011).

Podemos asegurar que el video se seguirá utilizando ampliamente en todas las formas de educación en el futuro previsible. De acuerdo con Parlour (2019), la generación actual de estudiantes está particularmente cautivada con las redes sociales y el video se ha convertido en el "elemento vital" de esa fascinación. El acceso a los recursos visuales será aún más importante en el futuro que en la actualidad. Hay una gran variedad de plataformas que ofrecen acceso gratuito a contenidos de video, pero no muchas que lo hacen de una manera segura y libre de publicidad.

Además, los educadores generalmente tienen una gran fe en la eficacia del video. En una encuesta reciente, el 93% de las instituciones creen que el video aumenta los niveles de satisfacción de los estudiantes (Parlour, 2019). En la actualidad, los maestros tienden a estar más presionados y ocupados; necesitan encontrar recursos de manera rápida y eficaz, por lo que la búsqueda de contenido debe ser rápida y sencilla, asimismo, deben asegurarse de que el contenido que seleccionen para los videos esté libre de distracciones publicitarias, amenazas de seguridad y que este no sea inapropiado. Una plataforma que descubrí recientemente que puede lograr todo esto es Boclips for Teachers, la cual actualmente es gratis para todos los educadores, si se inscriben antes del 30 de junio de 2019.

Los aprendices de hoy

Los aprendices de hoy son más independientes y autosuficientes que las generaciones anteriores de estudiantes. Buscan activamente contenido para complementar y ampliar sus experiencias de aprendizaje, además de utilizar sus dispositivos personales para acceder al contenido virtual (Steckner, 2017). El contenido de los videos es una de las formas de contenidos virtuales más accesibles y de mayor ingreso, en gran parte porque esta generación de estudiantes nació con una cultura de observación y de escucha. Los estudiantes no solo disfrutan el uso de videos como parte de su experiencia de entretenimiento cotidiana, sino que también esperan su uso en su aprendizaje. Hay buenas razones para creer que la próxima generación de estudiantes también continuará utilizando al video como un método favorito para apoyar su aprendizaje.

A medida que el video se vuelve cada vez más importante para la educación (consulte mi publicación anterior sobre el tema), se descubrirán nuevas formas de integrarlo en contextos y experiencias educativas. Es posible que veamos que este se utilice cada vez más junto con la realidad aumentada en dispositivos personales y también como materiales interactivos para que los estudiantes participen más profundamente. También hay posibilidades de promover la realidad virtual y las experiencias inmersivas en la educación, las cuales dependen en gran medida del contenido de los videos. La gamificación es otra área de desarrollo que ya ha impactado positivamente en la educación. Una vez más, este modo depende del contenido en alta calidad que contiene el video. Si se implementa adecuadamente, puede promover el aprendizaje activo; en casi cualquier lugar, en cualquier momento e independienmente del alumno. No es de extrañar que muchos maestros consideren el video tan efectivo.

Algunas veces, los maestros sacan a sus estudiantes al mundo. Con el video, pueden traer el mundo a sus estudiantes.

 

Referencias

Brame, C. (2015) Effective educational videos, Available online at: cft.vanderbilt.edu/guides-sub-pages/effective-educational-videos/ (Accessed 30 April, 2019).
Kaku, M. (2011) Physics of the future, London: Penguin Books.

Parlour, A. (2019) Why Video is the Future ofHigher Education, Available online at: edtechnology.co.uk/Blog/why-video-is-the-future-of-he/ (Accessed 30 April, 2019).
Steckner, S. (2017) Can one-to-one initiative and BYODin schools increase student engagement? Insight, Available online at: https://www.insight.com/en_US/learn/content/2017/03082017-can-byod-in-schools-increase-student-engagement.html (Accessed 1 May, 2019).

Nota: Esta publicación ha sido patrocinada por Boclips for Teachers.

 

Fuente: www.steve-wheeler.co.uk/2019/05/video-for-learning-today-and-tomorrow.html

Traducción: Camila Andrea Martínez

 


Photo by bruce mars from Pexels

Escrito por
Consultor de innovaciones en el aprendizaje y ex Profesor asociado de Tecnologías de aprendizaje en el Instituto de educación de Plymouth.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Ángel Yesid Torres Bohórquez
Gran Maestro Premio Compartir 2014
Diseñando artefactos para resolver problemas de la vida cotidiana los estudiantes desarrollan su creatividad, su pensamiento tecnológico y aprenden el valor del trabajo en equipo.