Usted está aquí

¿Cómo volver al mundo de la lectura?

Es posible alcanzar mejorar aprendizaje de los estudiantes, si se tiene en cuenta que lo requiere el mundo de hoy, son jóvenes críticos, lo cual se puede lograr a través de la lectura.

Marzo 20, 2017

*Este escrito es producto del taller de sistematización de experiencias realizado por Compartir Palabra Maestra en la Universidad de Cartagena el sábado 4 de marzo de 2017.

Hablar del mundo de la lectura es sumergirse en experiencias que nos llevan a vivir la realidad de una forma soñada, donde encontramos el espacio para explorar sentimientos más allá de lo que podemos observar. Confrontar esto en nuestras aula de clases es lo que nos cuestiona sobre cómo se  desarrollan los procesos lectores y como se pueden abordar desde nuestra experiencia pedagógica; hacer una reflexión crítica del quehacer docente que permita enamorar a los estudiantes de la lectura sin que en ningún momento se escape del proceso, porque al hacerlo se convierte solo en un proceso repetitivo, fastidioso y fracasado.

Observar a los estudiantes fuera del contexto del aula es admirable, de cómo tienen la facilidad para interactuar entre ellos, donde el juego les facilita establecer reglas que fortalecen el proceso de la comunicación. ¿Será esto el espacio para involucrar la lectura en su cotidianidad?; ¿cómo rescatar estos espacios lúdicos recreativos donde el estudiante pueda vivir la experiencia de la lectura como un espacio placentero que amplía el conocimiento, haciendo lo que más les gusta que es ‘’jugar’’?

Otro aspecto que es relevante, es que el estudiante con el que contamos, disfruta de otra distracción que ha llamado su atención desde edades muy tempranas, como lo son las herramientas tecnológicas, las cuales deben ser aprovechadas en el aula de clases para motivarlos en nuevos procesos de lectura, donde el color, la imagen y el sonido complementan su gusto por leer e interactuar con el contexto de forma diferente.

El reto hoy, como docente del siglo XXI, es poner en práctica nuevas estrategias de participación donde se potencialice el trabajo cooperativo y colaborativo de los estudiantes de forma espontánea para que el aprendizaje se vuelva significativo de acuerdo al contexto. Es claro que el docente debe ser dinamizador de este proceso evaluando de forma permanente a través de la reflexión crítica. Es un importante como docente devolver a los estudiantes al contexto de la lectura, partiendo de sus propios intereses para llamar su atención y así envolverlos en este mundo y explorar nuevos conocimientos que potencializan su crecimiento personal y contribuya en el desarrollo de su comunidad. Finalmente es posible alcanzar metas si se tiene en cuenta lo que requiere el mundo de hoy, un siglo lleno de jóvenes críticos lo cual se puede lograr a través de la lectura.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Docente de la Institución Educativa Instituto Técnico Agrícola de Lorica, Córdoba.
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Melva Inés Aristizabal Botero
Gran Maestra Premio Compartir 2003
Abro una ventana a los niños con discapacidad para que puedan iluminar su curiosidad y ver con sus propios ojos la luz de la educación que hasta ahora solo veían por reflejos.