Usted está aquí

El trabajo en red, descubrimiento de nuevas formas de aprendizaje

Un relato que surge a partir de la experiencia como maestra de artes en la educación básica y media en un colegio público de la periferia de Bogotá. 

Agosto 3, 2017

Apartarse y observar desde la distancia. 

El ritmo acelerado de la cotidianidad en la escuela, en ocasiones no permite ver las acciones ni tomar una postura crítica frente éstas que además reproducimos automáticamente. Entonces, tomar un respiro en medio de esta dinámica, levantar la mirada y observar las interacciones entre los miembros de la comunidad educativa, las necesidades e intereses de los estudiantes y el contexto en el que se desempeña la labor, es alucinante.

Metafóricamente me desprendí de mi ser docente, y en la distancia me observé; ese camino que se abrió con la experiencia de cursar en el exterior una maestría en educación artística, en ese recorrido descubrí diversas formas de construir propuestas de trabajo colectivo que detonan en los estudiantes experiencias estéticas y un acercamiento a diversas expresiones artísticas. Mi mirada se amplió y debía encontrar las formas para desarrollar eso que había aprehendido durante el tiempo de la maestría estando desvinculada de la escuela.

Unirse a un grupo de trabajo.

Al reintegrarme a las aulas escolares y durante los diálogos en el intermedio de la jornada escolar, me encontré con unas compañeras que hablaban muy emocionadas de un trabajo que estaban realizando con algunos cursos, me invitaron a integrarme a su naciente grupo de investigación que era apoyado por el proyecto universidad-escuela que acompañaban docentes de la Universidad Pedagógica Nacional.

Al decidir integrar un grupo que hablaba de tres ejes temáticos visualizados a partir de la construcción y aplicación de secuencias didácticas desde cuestiones socio científicas, me enfrenté al reto de articular los contenidos de artes con esas temáticas.

El camino que se vislumbraba para mi participación me exigía la búsqueda de la interdisciplinariedad, ¿cómo facilitar el diálogo de los diferentes lenguajes que utiliza cada área del conocimiento para abordar un tema?

Una red de descubrimientos.

Para encontrar estrategias y reflexionar en torno al interrogante, decidimos experimentar dinámicas para abordar temáticas en el aula. Desarrollamos una clase de ciencias con dos cursos de séptimo grado y seis docentes de diferentes áreas para abordar desde diversos lugares junto a los estudiantes las implicaciones del lanzamiento de la bomba atómica sobre Hiroshima y Nagasaki.

El aporte a la reflexión desde el trabajo artístico fue apropiar la sombra y la silueta cómo elementos para construir una secuencia de movimientos e imágenes y brindar un acercamiento simbólico a la magnitud del desastre, reconociendo también fotografías de danzantes de Butohpara identificar el proceso de configuración de una obra artística en el contexto de situaciones violentas y la capacidad comunicativa del gesto, del cuerpo y del silencio.

El intercambio de saberes y prácticas pedagógicas con éste ejercicio fue muy enriquecedor, la planeación, el desarrollo y la evaluación tuvo permanentes interrogantes sobre la práctica interdisciplinaria en la escuela, la proyección del grupo de investigación, las formas de documentar nuestro proceso y las futuras intervenciones con otros grupos de estudiantes.

Esta experiencia se empezó a consolidar con las conversaciones junto a otros grupos de maestros investigadores de diferentes escuelas de la ciudad al integrarnos al proyecto IDEP-RED y socializar nuestro trabajo. En ese espacio pedagógico formativo las intervenciones de maestros con más trayectoria investigativa que la nuestra nos acompañaron a fortalecer nuestro proyecto, de igual forma el intercambio de experiencias con otros grupos que desarrollan proyectos que poseen características similares al nuestro, lo cual permitió el replanteamiento de algunas de nuestras acciones y la reafirmación de otras que fueron reconocidas cómo exitosas.

Re: Re-descubrir, re-pensar, re-construir, re-significar

Integrar un grupo de investigación junto a los compañeros docentes, y además establecer una dinámica de trabajo en redes pedagógicas, ha permitido proyectar acciones que de forma individual no son fáciles de conseguir, tales como: abordar una temática de forma interdisciplinaria con los estudiantes para analizarla, desarrollar un tema durante varias horas a la semana para profundizar en él, asesorar a los estudiantes en la diversidad de intereses que despierta una temática, por ejemplo, en el ejercicio del compartir aula con los colegas mencionado anteriormente se abordó el tema de la energía nuclear a partir de una crónica que abrió las posibilidades reflexivas desde conceptos estadísticos, ambientales, químicos y literarios, además del artístico. Lo cual desde mi formación profesional no hubiera sido posible lograr.

Otro elemento que vale la pena destacar es la permanente formación pedagógica por medio del intercambio de experiencias y saberes que enriquecen el campo de formación de cada integrante, la construcción conjunta de planeaciones y charlas académicas que se organizan en las sesiones de reunión del grupo para vincular nuestra práctica investigativa con el PEI, es así cómo se ha reflexionado entorno a temáticas de género desde perspectivas sociológicas y sicoanalíticas, situaciones de la cotidianidad abordadas desde las ciencias exactas y herramientas de investigación que permiten fortalecer las acciones del grupo docente cómo la investigación-acción participativa e investigación basada en las artes.

Estos procesos de movilización del conocimiento indudablemente repercuten en nuestras prácticas, en la necesidad de articular en los planes de estudios nodos temáticos que hagan parte del contexto de los estudiantes y contrarrestar el aprendizaje fragmentado e inaprensible, reinventar los modelos importados que se quieren implantar en el sistema educativo nacional, desarrollar procesos de evaluación alternativos, construir nuestro discurso como docentes investigadores a partir de la práctica de la escritura de nuestras experiencias y la socialización de éstas en diferentes espacios académicos.

Proyectamos que este ejercicio investigativo a largo plazo nos permitirá tomar posición cómo productores de conocimiento pedagógico desde la escuela, favorecer el desarrollo de aprendizajes significativos en los estudiantes, visibilizar el importante rol de nuestra labor en la sociedad y hacer permanente nuestra cualificación docente.

Lea el contenido original en este enlace.

Escrito por
Maestra de Artes en la Educación Básica y Media en Colegio público de Bogotá.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Fabián Moisés Padilla De la Cerda
Gran Maestro Premio Compartir 2016
Logré que el aprendizaje del inglés se convirtiera en una alternativa para la construcción de un proyecto de vida y el mejor aprovechamiento del tiempo libre